h1

Yo, maestra

11 April, 2007

Yo, maestra, pienso en los gestos de la gente que despreciaba nuestro reclamo en el colectivo, en el supermercado, en la verdulería y tantos otros lugares donde se cruzan las vidas cotidianas, pienso en los 200 vidrios rotos de mi escuela del oeste que recién colocarían un mes después de la fecha de inicio de clases, pienso en el habitual silencio del gobierno con cuatro semanas de huelga, pienso en los empresarios exigiendo las rutas libres, pienso en la palabra “vagos” que vituperaban los que pasaban a pie por el corte del puente, pienso en el camionero que la única razón por la que no arremetió contra el piquete fue porque todavía es delito atropellar a una persona en una protesta, pienso en un obispo que firma declaraciones contra el aborto y que, bajo el fantasma de Don Jaime, tiene una escuálida participación en los conflictos sociales, pienso en esa mañana en Arroyito con la tensión en la sangre, en la granada de gas que rebotó en el auto en el que íbamos, pienso en las maestras corriendo a campo traviesa, cuerpos vulnerables frente a la parafernalia militar de los uniformados, pienso en mi casa, cuando me saco la ropa con los rastros del gas que me cerraba la garganta, en la desesperación y las lágrimas de ese día, pienso en mi llanto cuando la foto del asesinato hizo estallar mi cabeza, pienso en la madre de mi escuela que en la huelga del año pasado dijo que los conflictos se resolvían con un muerto, pienso como un ejercicio de memoria en las docentes apaleadas en Plaza Huincul el año anterior, pienso en la cadena de nombres que se apiñan como saldo de políticas genocidas como Teresa Rodríguez, Víctor Choque, Kostequi y Santillán, Silvia Roggetti, y ahora, Carlos Fuentealba, pienso en la pulsión de derecha que ya se instaló en el costado izquierdo de la población, pienso en las felicitaciones a la policía de varios turistas en la ruta que alababan su accionar por despejar los “obstáculos”, que sólo eran cuerpos de mujeres y varones ya que ni las gomas llegamos a colocar, pienso en las palabras del gobernador como “enfrentamiento” y “excesos” que dan continuidad a la historia de la dictadura, pienso en la burocracia gremial del país que también esperó un “muerto” y suerte para ellos que fue en Neuquén y no en Santa Kruz, pienso en lo que pueden estar pensando mis alumnas y alumnos, pienso en el dibujo acerca de la democracia del hijo de un “puntero” donde un hombre le decía a otro a metros de una mesa de escrutinio: “yo te voto si me das algo”, pienso en cómo ser policía se convirtió en trabajo seguro para los pobres y también para las pobres, porque la igualdad de género siempre llega antes a los lugares donde al poder le conviene, pienso en lo que enseñaremos y en lo que dejaremos de enseñar a partir de ahora, pienso que tengo que volver a tomar la tiza que pesa como el cuerpo de un compañero tirado en la ruta y desearía escribir otros nombres en el espacio de las autoridades políticas, pienso en que seguramente serán parecidos o serán de la misma manufactura corrupta y negligente, pero que Jorge “Rafael” Sobisch y sus cómplices paguen por sus acciones, pienso en el policía que disparó y en los eslabones de impunidad que hicieron posible su presencia en la ruta, pienso que en el reclamo de justicia por Carlos están muchos nombres, muchos cuerpos, desnutridos, encarcelados, enterrados, mutilados, desaparecidos, pienso en la miseria de esta provincia que contrasta con los millones de dólares de la renta petrolera, pienso en el slogan “Sentite Neuquén” de una solapada xenofobia siempre impulsada
por los sectores gobernantes, pienso en nuestro trabajo docente precarizado sometido siempre a la jerarquía de la burocracia estatal, pienso en el papel de guardianas del orden social, moral y sexual que todavía depositan en nosotras para formar al
“ciudadano de bien”, pienso en que no comparto la idea de que las y los docentes somos sagrados como se dijo en algún escrito de ocasión, pienso que la educación tiene que desarmar jerarquías de cualquier índole, promover itinerarios de comprensión de la desigualdad de clase, género, raza, sexo, orientación sexual, nacionalidad, edad, que no son ni para siempre ni desde siempre, que hay intereses para que sean así, pienso que la obediencia no puede ser nuestro mandato pedagógico, yo, maestra, pienso que las cosas pueden ser de otra manera.
Valeria Flores, maestra, escuela Nº 348,
Neuquén
08-04-07

22 comments

  1. Rome: Me parece demasiado ideologizada para ser buena maestra. ¿”desarmar jerarquías de cualquier índole”?.
    Saludos


  2. El problema de esta maestra es que de tanto pensar no le alcanza el tiempo para trabajar. Le aconsejaría que trabaje más y que piense menos.


  3. Rome:

    Dudo que esta maestra sea real. O que el discurso qu aparece escritos sea enteramente de su autoría.

    Así como te pareció asqueante lo de la Nueva Provincia me pregunto ¿que tiene que ver todo lo que esta maestra dice con el reclamo salarial? Parece evidente que la agenda política de estos maestros es mucho más amplia que el reclamos por sus salarios, y que los reclamos que tienen solamente pueden ser satisfechos por ellos mismos, una vez que tomen el poder y manejen el gobierno de Neuquén (y no sé si el nacional por las alusiones a la renta petrolera). Si ese discurso es el discurso de las manifestaciones no hay que sorprenderse de que haya un muerto, hay que sorprenderse de que no haya más muertos.

    Saludos,


  4. A ver Juan Manuel.
    Suponte que vos reclamas que te aumenten el sueldo. Viene tu jefe y te corta una gamba y un brazo y te escupe.
    Luego vos vas al superior de el reclamandole porque te cortaron una gamba y un brazo y te escupieron. Y el superior dice “que tiene que ver eso con aumento de sueldo…??”


  5. Suponiendo que estamos ante un verdadero testimonio, creo que es un recurso bajo tomar el sufrimiento de esta persona para hacer declaración de ideas o conceptos.

    Porque la gente sensible se apiada de este testigo y se siente muy cruel cuando quiere rescatar las ideas que le parecen erróneas (igualdad de géneros, etc.)


  6. Si, la verdad es que más allá del dolor genuino que sentirá Valeria, armó una ensalada bastante compleja.


  7. Rome:

    Tenés unos hábitos de razonamiento, te diría, muy poco rigurosos. Si mi jefe me hiciera eso, además de considerarme despedido y promoverle una demanda laboral, formularía también contra él una denuncia penal.

    Ahora bien, ello no sería óbice para que si tanto en la demandada laboral -como en la denuncia penal- invocara para hacer valer mi derecho cuestiones relativas a la renta petrolera, las políticas de género que sólo se aplican donde conviene a la clase dominante, o la enorme cantidad de dinero que ganan la empresa de mi jefe, ambos jueces -el laboral y el penal- seguramente me preguntarían también qué tiene eso que ver con mi despedido indirecto -por las lesiones- y con la conducta delictiva imputada a mi ex-jefe.

    Sin ninguna duda las cuestiones que plantea la maestra son importantes, relevantes, etc, aunque me parece que padece una extrema ideologización. Pero así como nada justifica la violencia, tampoco parece coherente decir que se está haciendo un reclamo salarial cuando en realidad la agenda detrás de ese reclamo -por lo que parece de sus propias palabras- es mucho más extensa y profunda que dicho reclamo. Con lo que mi recomendación sería para la maestra que, además de hacer el reclamo, funde también un partido político y vaya a competir con Sobisch en las elecciones provinciales y, si pierde, que recuerde siempre que en la Argentina tenemos una Constitución Nacional que manda que los gobiernos se eligen por los votos y no por acceso violento a los gobiernos, sea con motivo de un reclamo salarial o porque el gobierno de turno no coincide con mi cosmovisión de las cosas.

    Por ejemplo, yo no coincido con la cosmovisión del bandido -que robó a Santa Cruz más de 700 millones de dólares correspondiente a esa renta petrolera a la que alude la maestra- sin embargo no hago manifestaciones con consignas que llaman a voltear por la fuerza al gobierno. Votaré a un candidato que me parezca mejor en la oportunidad que corresponda (o no votare a nadie). Por demás este gobierno, si sigue como sigue, se va a caer solo y lo van voltear los mismos que acabaron con Alfonsín y con De la Rúa. Lo positivo en el devenir histórico argentino va a ser que por primera vez un gobierno peronista va a terminar como un gobierno radical.

    Saludos,


  8. Habia escrito un comentario inteligentísimo y totalmente esclarecedor del tema pero se me borró porque me anda mal el mouse (raton).

    Decia que me habia gustado el texto de la maestra y que algunas reacciones escritas no hacen más que comprobar lo que dice.
    Creo que está bien ubicada y no hace más que relatar toda la cadena de conflictos que parten desde la figura del maestro como receptor de simbolismos y cargas colectivas, y su lucha salarial y de dignidad.
    Todo lo que comenta deviene de eso, del relato de ese drama, de la muerte de un compañero y todo lo que dispara una situación asi.


  9. Aplaudo a esta maestra con todas mis fuerzas. El tema es que, para algunos, educar es solamente enseñar a leer y a sumar. Grosso, tu comentario me recuerda al de Camps cuando le dijo a las Madres de Plaza de Mayo que “se tendrían que haber ocupado antes de buscar a sus hijos”. De Soria ya nada sorprende. Falta que aparezca Torque y están todos.


  10. “…pienso en la cadena de nombres que se apiñan como saldo de políticas genocidas como Teresa Rodríguez, Víctor Choque, Kostequi y Santillán, Silvia Roggetti, y ahora, Carlos Fuentealba, pienso en la pulsión de derecha que ya se instaló en el costado izquierdo de la población,…”

    Todo bien, ponele que tenga razón… Que sin dudas en casi todo lo que dice la tiene. No digan que no está ideologizada (suponiendo que tuviera algo de malo estar ideologizado, todo el mundo tiene una ideología, no?)

    Ahora… si hay algo que odio es a la gente de derecha que usa la palabra “zurdo” como un insulto, o a la gente de izquierda que te habla de la derecha como si ser de derecha fuera malo en si… Hay que explicarle a esta mina que ser de derecha (no necesariamente “facho”) no tiene nada de malo por si mismo, y a unos cuantos fachos decirles que ser “de izquierda” tampoco es malo en si… Ambas ideologias tienen sus puntos rescatables y nefastos, y el que se casa con una sola demonizando a la otra peca, por lo menos, de pelotudo.

    Imaginate que yo creyera que el oido es mas eficaz que la vista, entonces anduviera con los ojos tapados. Y mi tío Jacinto piensa que la vista es eficaz, y el oido engaña, entonces se tapa los oídos… No habría jamás una forma de entendernos!!!

    ¿vieron “Ciegos, Sordos y Locos”? Así defino yo a los argentinos. Ciegos, Sordos y Locos… y bastante pelotudos.

    Saludos!


  11. Creo que es una de las pocas cosas en que coincido con Mysterio.
    Si hay conflicto a resolver, las demonizaciones compulsivas son de todo, menos una solución. Y en ese sentido me parece que, tanto el texto de “la maestra”, como algunos de los “opinadores” en este blog, tienen más de juez del prójimo que de propuestas o puntos de vista que aporten algo.
    Ya todos escupieron su veneno: hay alguno que mueva el traste de su silla y haga algo?


  12. Juan Martín: Tu reduccionismo es increíble. Nadie dice que educar es enseñar a leer y sumer. Si te fijás bien, podrás ver que lo que molesta es que esta maestra es bastante ideologizada. Siendo tan reduccionista como vos, podemos decir que para algunos, educar es imponer una ideología.
    Algunos vemos la educación de parte de lo maestros(que no son los únicos en educar, sino que son un complemento importante de las familias).
    Yo no estoy de acuerdo con los dichos de esta maestra. Me parece parcial e injusta. Comparar a Sosbich con Videla por lo que pasó es estupido o mala leche.
    Y decir: “pienso que en el reclamo de justicia por Carlos están muchos nombres, muchos cuerpos, desnutridos, encarcelados, enterrados, mutilados, desaparecidos” no es educación. Es fanatismo.
    Decir: “en la cadena de nombres que se apiñan como saldo de políticas genocidas” tampoco es educación. Es volver a la Argentina que no queremos, donde ninguna culpa es nuestra, sino que viene siempre desde afuera, del villano de turno.
    Y por supuesto, la perla: “pienso que la educación tiene que desarmar jerarquías de cualquier índole”. Eso sí es educación. Mala educación, y sus alumnos serán lo que quiere la autora: maleducados.
    Y si estamos todos, por favor, no te quedes afuera.
    Saludos


  13. Perdoná Mysterio, pero si bien estoy en general de acuerdo con lo que decís, y me parece muy pero muy bien, entiendo que a la hora de educar, de parte de los maestros, la ideologización está mal. Obviamente todo el mundo tendra ideas (no ideologías), y tratará de ser consecuente con ellas. Pero lo que me gustaría es que los maestros puedan enseñar a los alumnos a pensar por sí mismos, sabiendo separar (y hasta sacrificar) sus propias ideas en aras al mejor desarrollo de los educados. Un ejemplo de maestro, para mí, es Almafuerte, y eso que no estoy de acuerdo con sus ideas políticas. Ejemplo de maestro que supo sacar alumnos de cualquier pelaje ideológico, todos ellos agradecidos por el ejemplo que les dió. Querer que todos piensen igual me parece mal. Y eso es lo que se logra imponiendo/enseñando una ideología (sea cual sea) en vez de educar.
    Saludos cordiales


  14. Efectivamente Juan Martín educar no es solamente enseñar a leer y sumar (y aclaro que hoy las maestras y colegios -por lo que he podido ver en la UBA y en Universidad Austral- no hacen su trabajo nada bien) sino más que eso.

    Y que una figura ejemplar -como debería ser una maestra- diga algunas de las cosas que dijo esta en el post, o de como ejemplo que resulta válido para hacer valer mis derechos cercenar el derecho de otros, pues deja mucho que desear como modelo de educación.

    A mi tampoco me sorprende nada, desde hace mucho tiempo. Ni siquiera las supuestas novedades -y las grandes mentiras- que nos traen los ex-asesinos y genocidas no arrepentidos encaramados en el poder.

    Saludos,


  15. Comparar a Sobisch con Videla (y en eso salvar a Kirchner) es profunda ideologización, montonera y revanchista. Máxime cuando tengo la convicción de que con una cadena perpetua encima Videla es un señor con todas las letras -que asumió toda su responsabilidad-, pese a la demonización a que lo sometió la izquierda.

    Por el contrario Kirchner no deja de ser un vulgar bandido y rufián de la democracia que jamás asume -ni asumirá- ninguna responsabilidad por sus muchos delitos (al contrario cambiará a los jueces penales para salir exculpado, y pensar que algunos se admiraban de Menem).

    Saludos,


  16. Tenes razon Muret, en este caso. Pero a veces se dice “tal cosa está ideologizada” como si estuviera mal tener una ideología, y no lo está. Es cierto que en este caso, es mejor enseñar a pensar, y que cada uno elija luego su camino, anter que entregar las ideas ya pensadas, y educar una generación de infelices.

    Alguien leyó “un mundo feliz” de Huxley? La forma en que las ideas estan viniendo masticadas, y nos dan por verdades sabidas cosas que son por lo menos opinables, me hacen acordar a eso… Mientras los epsilones compren…

    Por último, el uso (abuso) que se está haciendo de la palabra “genocidio” (como les gusta usarla!), aplicándola por ejemplo a este caso, no hace mas que disminuir la importancia de los verdaderos genocidios que sufrió la raza humana…


  17. Soria: comparar a Sobisch con Videla es una boludez tan grande como decir que K es un bandido mientras Videla un señor…

    Hay epidemia!


  18. Soria a quien le dejas saludos siempre?


  19. ” …pienso en un obispo que firma declaraciones contra el aborto y que, bajo el fantasma de Don Jaime, tiene una escuálida participación en los conflictos sociales …” … “pienso en cómo ser policía se convirtió en trabajo seguro para los pobres …” … mejor no sigo tu consejo de fijarme en la semántica para ver el tinte Juan Martín. Me amargaría más. Seguila aplaudiendo a la maestra nomás.
    Mejor que reclame lo que le corresponde cobrar a quien corresponde y con medios lícitos y que metan en cana a los policías y/o civiles que usen la violencia como medio de imponerse.
    Su reclamo, el primero, el que inició todo este quilombo es justo y verdadero y se hubiera solucionado si el gobierno federal hubiera girado los fondos necesarios y no las mugrosas cantidades de los últimos años que por ahí les comenté.
    Por ahí alguien dijo que muchas de las cosas que dijo son ciertas y estoy de acuerdo, pero estoy cansado de esas verdades enarboladas en discursos pregrabados.
    Y en cuanto a que los maestros son sagrados, diré que tal vez los eran. Hoy en día la educación es sagrada y siempre lo será, o debería serlo, pero si un maestro comete un crimen o un delito debe ser imputado, juzgado y/o encarcelado acorde a lo que dicte la constitución o las leyes, si un policía comete un crimen o un delito debe ser imputado, juzgado y/o encarcelado acorde a lo que dicte la constitución o las leyes y cualquiera de los dos pierde su sacralidad, su autoridad … y ni hablar de un gobernante


  20. Para no correr el riesgo de caer bajo el implacable análisis de la semántica aclaro: donde dice “y cualquiera de los dos pierde su sacralidad, su autoridad … y ni hablar de un gobernante”, agrego: “y cualquiera de los dos pierde su sacralidad (como maestro), su autoridad (como policía) … y ni hablar de un gobernante …. Obviamente su sacralidad como SER HUMANO, sea cual sea la profesión que ejerza al momento de cometer el ilícito queda en pié. La autoridad, si termina en cana, la pierde, salvo que se ubique como kapanga en la unidad donde caiga


  21. Bueno, nada que ver tampoco con el post, pero también estuve papeando en Youtube anoche y encontré esta impresionante filmación de la RAI con la grabación completa -en partes- de la misa de coronación del Beato Papa Juan XXIII.

    Pueden verse escenas barrocas como el SIC TRANSIT GLORIA MUNDI en la procesión ad intra de la Basílica, o el canon romano rezado silenciosamente por el Santo Padre -con la guardia noble poniéndose de rodillas en la consagración-. En fin, como dije, un documento impresionante.

    Saludos,

    http://www.youtube.com/profile_videos?user=Brunothelabrador


  22. Milkus: decís: “Ya todos escupieron su veneno: hay alguno que mueva el traste de su silla y haga algo?” Esta apreciación, cabe también para la maestra ?



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: