h1

Pequeñas Entrevistas (XV) – Duaca (Clavel)

10 October, 2007

Me animo a decir que el entrevistado de hoy, psicólogo él, es con quién mayormente acuerdo en los debates del blog. Nos conocemos desde hace muchos años, a partir de su amistad con Juano (mi hermano) y mi amistad con Luli (su hermana), que en realidad desembocó en mi amistad con toda su familia. Ha compartido el nacimiento de El Lobo (luego, ya en Los Ruben, hubo algún que otro clásico calentito…), y también hemos tenido la suerte de compartir, con varios más, momentos mas que lindos de nuestras vidas: vacaciones con la tropa indomable (subida al tronador inclusive, ¿te acordás Xavier?), ver a Racing campeón en Velez (en realidad casi todos los partidos del paso a paso), guitarredas, recitales, festejos, etc. Ex chacharramendi y actual Ruben, Juan nos regaló una entrevista que para mí es un 10. Da para mucho. Ojalá podamos aprovecharla con un debate en serio. Pasen y vean…

1) ¿Por que Clavel?
 
En verdad es “Clavel del Aire” y quiere ser una metáfora de la propuesta del blog. Explico mejor: el año pasado descubrí que los claveles del aire tenían unas flores bellísimas, que florecían para fines de octubre en el jardín de la casa de mis padres, algo que desconocía, ya que en general son como plantitas algo feas, además de parasitarias, que están trepadas a los árboles, en ramas altas y jamas merecen nuestra atención por sí solas. Pero que tienen una inmensa belleza cuando uno los mira. Con la poesía pasa algo parecido. Es dificil acceder a ella, no se la ve a simple vista. Es muy complicado (no imposible, claro, pero sí dificil) que alguien que jamás haya gustado de un poema compre un libro de TS Elliot y se lo mande de una leída, apasionadamente. La poesía exige una aproximación diferente y por eso nos cuesta. Entonces se me ocurrió ofrecer un lugar en donde pueda yo indicar algunos claveles que personalmente me gustan, y poder compartirlos con quienes quisieran. Una forma de acercarlos. Por eso en general cuelgo poemas sencillos y bonitos de algun autor interesante, o temas de bandas no tan conocidas y dejo el link para que si a alguno le gustó pueda meterse y conocer un poco más. Como dejar una pista pequeña de algo más grandioso. Tengo la ventaja de no tener que opinar ni hacer crítica, con lo cual todo lo demás queda del lado del lector. Incluso con los poemas propios que cada tanto me atrevo a camuflar en medio de las obras maestras.
 
2) ¿Se puede decir que sos un peronista de pura cepa?

Sí, ¿por qué no? se puede decir eso. En verdad no soy un afiliado al partido y jamás fui a una Unidad Básica, pero sí vengo de una familia en donde la política tenía mucho lugar de discusión y donde sobre todo mi padre participó y participa muchísimo desde el lugar que le toca, desde un lugar quizás mas sano que la imagen que se tiene de “hacer política”, pero con mucho trabajo y dedicación. Y uno crece con esa presencia y ese interés. A mi me gusta mucho estar al tanto de los movimientos de la vida política e histórica del país, sin ser un especialista, y creo firmemente en las bases del peronismo y en el papel de dignificación de las clases marginales que tuvo en nuestro país. Creo que el peronismo es un fenómeno arduo y complicado, pero que parte a la mitad a la historia política de la Argentina. Hay un antes y un después de Perón y Evita. Pero muy a pesar del cliché que se tiene del “peronista”, estoy seguro de las bondades que trajo a nuestros trabajadores, a las clases sociales olvidadas e inexistentes que encontraron en Perón un líder que les dio un lugar que no tenían. Alguien que por primera vez los “veía”. Quinquela Martín pintaba a los trabajadores en La Boca y los acompañó a la Plaza del 17: sentía que por fin habían interpretado sus pinturas. Marechal opinaba lo mismo. Perón otorgo derechos que nadie se atrevió a derogar y hoy todos gozamos. Y a la hora de elegir una afinidad política, sí, se puede decir que soy peronista. De pura cepa, si es que eso significa algo más.

3) ¿Y qué es ser peronista en el 2007?
 
Bien, eso ya es más difícil. Por un lado porque hoy se usa el termino “peronismo” en un sentido casi despectivo, lo cual a veces me molesta muchísimo, como si fuera un delito o como si fuera equivalente a “corrupto”. Y entonces uno tiene que pensar que la historia posterior ha jugado algunas cartas que hacen que se entienda de esa manera. No soy necio en eso. Tampoco creo que haya hoy muchos representanes del peronismo, aunque si hay gente que se direcciona en ese sentido. El peronismo no escapa a la realidad política del resto de la argentina. Partidos atomizados, disgregados, falta de representación, corrupción estructural e inamovible. Pero si hoy vuelven a ganar los que se dicen peronistas es porque sigue habiendo, y no por culpa de Perón sino por culpa de los “gorilas” o de los peronistas corruptos y retardatarios, gente invisible, gente sin derechos, que no tiene voz, que nadie atiende. Que si se les saca el látigo del Plan social se mueren de hambre. Gente que ni siquiera creo que sean utilizados políticamente porque tampoco se les da algún derecho a cambio. Que en el mejor de los casos consiguen trabajo por la misma plata que gasta otro cenando en Puerto Madero, cuidando el paredón de un country, dispuestos a pegar un tiro a quien salta la pared que divide a los que los oprimen de su realidad. Ser peronista hoy, en mi caso, es seguir apostando a terminar con esa división. A que las personas que están fuera del sistema puedan acceder a los derechos inaccesibles que plantea la constitución sólo para unos pocos. Es pensar que donde hay una necesidad hay un derecho y debe ser atendido. Es seguir creyendo en las ideas de dignificación del hombre y del trabajador que Perón y Evita pusieron en marcha. Es aspirar al establecimiento de una Justicia Social que garantice todos esos derechos.
 
4) Causas y razones de tu voto por Cristina
 
Mi voto por Cristina (y voy a decir sólo esto) tiene sentido dentro de lo que quise explicar antes, sin tratar de hacer bandera, pero apunta a apoyar un proyecto que tiene más que ver con lo que pienso yo que debería hacerse, que lo que proponen los demás candidatos. No voy a entrar a discutir las condiciones de la senadora Fernandez como cuadro político porque no quiero ponerme en defensor de nadie, ni siquiera del peronismo en general, así que hasta ahí mi respuesta.
 
5) Contanos algo de tu trabajo
 
Mi trabajo como terapeuta recién está empezando, y como buen psicólogo me dedico a varias cosas a la vez: tengo pacientes, doy clases en la USAL, y sobre todo, me dedico a la Violencia de Género, desde principio de año, trabajando en una Comisaría de la Mujer que queda en Paso del Rey. El trabajo que hago ahí tiene que ver con la atención de las víctimas en casos de violencia conyugal, una vez que se acercan a la comisaría en busca de protección o asistencia. Es muy fuerte ya que muchas veces hay que subir al patrullero a buscar personas que están encerradas en sus casas o rescatar chicos y ahí siempre hay que acompañar, o atender casos en donde hubo homicidios de mujeres o chicos. Todas cosas muy reales y muy silenciadas, desconocidas y que pasan en miles y miles de casas de familia. En ese sentido, trabajar acá me ha cambiado muchísimo la visión de un montón de pautas culturales aparentemente inocentes, pero que funcionan después como plataforma para que el violento ejerza su agresividad. Y no sólo eso, también me ha dado una opinión acerca de la marginación inmensa que vive la mujer aún hoy en todos lados, y como, en pos de ideologías o tradiciones que se compran sin pensar, se ve sometida a un trato desigual e injusto, cuando no inhumano. Esto no tiene que ver con el feminismo, sino con darse cuenta, hasta en la propia vida, de la presencia de ideas que contribuyen al sostenimiento de esa desigualdad, y que resultan en definitiva cómplices de lo mismo que se está tratando.

6) Vamos al futbol: ¿Qué son Los Ruben en tu vida? ¿Y El Lobo? ¿Y Mala Salú?
 
Los Rubens es el equipo de fútbol que integro desde hace más de 10 años. Fue fundado en la casita rodante de mis padres el 7 de abril del 97, como un espacio para juntar a todos los que no tenían donde jugar. Cualquier jugaba en el equipo y perdíamos todos los partidos por una veintena de goles. Ruben es una manera de tomarse el futbol y la amistad, y por eso sigue vivo a pesar de los resultados.
El Lobo tiene un lugar dentro de mi corazón porque jugué varios años ahí y me divertí muchísimo, es un equipo que nos cae bárbaro y que tiene algo de mística similar a la de los marrones, cosa que no existe en el caso de Mala Salú. Es una burda copia de los valores de los Rubens, tratan de hacer todo lo que hacemos nosotros y viven pendientes de nuestros movimientos para poder hacer algo parecido. Copian toda la filosofía y hasta los símbolos de los Rubens para sentirse importantes. Una pena. Además, cargan con el estigma de jamás habernos ganado un sólo partido y sueñan cada noche con el día en que puedan lograr tal hazaña.

 
7) ¿Lo bancás a Costas?

Lo banco a muerte. Es un gran técnico y me gusta como juegan sus equipos. Hace años que Racing no tenía mística racinguista, desde la quiebra. Y Costas está recuperando eso, más allá de los resultados. Nadie como él puede interpretar ese sentimiento y llevarlo a la cancha.
 
8 ) ¿Qué cosas crees más urgentes a cambiar en la Iglesia hoy?
 
Uf, hay varias cosas. Creo que más que cambiar hoy se está retrocediendo y eso da mucha lástima. Yo no creo que la iglesia progrese en los términos que me gustaría a mí. No la iglesia como está organizada hoy, no tengo mucha fe en eso. Pero para contestar la pregunta, pienso que la iglesia debería girar hacia una comprensión más cercana de la realidad humana, aprendiendo también ella a respetar las libertades individuales, intentando aprender de otros sectores, participando colectivamente del lado de los más necesitados, de las minorías.
No soy un gran practicante y hoy llevo un camino de fe que es bastante personal y con el cual me siento más cercano a mi vida espiritual que en otros momentos de mayor practica tradicional, digamos. Pero creo que hay un abismo entre la iglesia y la gente, y que no se hace nada para achicarlo. Por el contrario, se siguen tomando posiciones rígidas que poco construyen y mucho daño hacen. La iglesia tiene cierto orgullo que no quiere ceder, como si esto fuera un síntoma de debilidad, o como si alguien pensara que debería ser “fuerte”. La iglesia tiene mucho miedo a los cambios y eso, llevado al nivel personal, habla de un retraso en el desarrollo. La madurez llega con la aceptación de la diferencia y la capacidad de cambiar sin transformarse.

 
9) ¿Algún blog que recomiendes?
 
Me gusta mucho, me hace reir, el mesianismo irónico y glamouroso de John Steed (www.gonchi.blogspot.com) y su propuesta del buen vivir y la elegancia, con El mismo como único interprete de todo lo necesario para salvar al mundo de su falta de estilo. También disfruto leyendo los tutiplenes de La Resacada http://www.laresacada.blogspot.com/ y está muy bien para bajar discos raros y recomendados de forma fácil y rápida, el de los chicos de Mamushka Dogs Records http://mamushkadogsrecords.blogspot.com/
Sobre poemas y canciones, To Kalon http://www.tokalon.blogspot.com/ , y de humor me gusta el de Podetti, en www.clarin.com . Estos son los que más visito.

10) Crítica a Rome Blog…
 
El Blog de Rome hace un equilibrio un poco difuso entre lo que sería una serie de propuestas de tinte progresista y tolerante, y el riesgo de convertirse en una tribuna de sectores de ideas diametralmente opuestas. Creo que en ese equilibrio en general las cosas arrancan bien y terminen por el rumbo de los tomates muchas veces. Me da la sensación de que si una persona que no te conoce ingresa al blog y lee los debates, probablemente pesaran más que la línea editorial y terminaría suponiendo que pensás de una forma conservadora y contraria a la que sé que proponés.
Pero yo disfruto opinando de los temas que proponen, primero porque me gusta defender mis ideas y segundo, porque el hecho de pensarlas y escribirlas da una especie de gimnasia (en el sentido de ejercicio mental) que es bien sana.
Pero siempre es bueno un espacio de participación y discusión, pese a que muchos no quieren acercarse al diálogo siquiera pensando en la posibilidad de modificar, al final del debate, alguna de sus opiniones. Yo creo que Rome Blog es una propuesta valiente que corre los riesgos ya mencionados, pero que sigue siendo valiosa.

61 comments

  1. Viniendo de un bellavistense, esta frase es de risa: “la pared que divide a los que los oprimen de su realidad”… ¿Qué diría Lacan?


  2. El clavel es una peste de los árboles, en realidad, y a veces los termina matando,jaja… pero que bueno que le encontras la metafora poetica. qué lindo el trabajo que haces en Paso del Rey!!


  3. Me gustó mucho la entrevista (Rome esta mal escrito el titulo)
    Una visión interesante del peronismo


  4. Ser peronista… bueno, en fin. Es como la iglesia, una bolsa de gatos en donde cabe cualquier cosa. Desde las buenas intenciones hasta Moyano y la triple a.

    Pero ser de racing… ahhhh, no no no.

    Eso sí que es grave.


  5. Gracias Cande, ya lo corregi


  6. solo un dato . los rubens dicen que los copiamos, por eso nosotros tenemos un titulo y ellos 0….

    siempre fueron como cuper..nunca dieron una vuelta.

    Juano
    Mala salu

    abrazo de gol duaca, igual compartimos la misma esencia del fulbo….el futbol Combativo y no tan lirico


  7. Me acuerdo de los indomables Rome, que recuerdos, la subida al Tronador, el refugio Otto Meiling y la tormenta de nieve. Fue espectacular.

    En cuanto al señor Clavel, alguien que dice llamarse como un parásito no merece el más mínimo reparo…

    No, joda, muy interesante, sobre todo eso de que la Iglesia no hace nada por la minorías y los más necesitados, que no está cerca.


  8. ¡Ah! me olvidaba…

    -¡Mirá Cacho! encontré a alguien que vota a Crispina (no escribí mal) –
    – ¡Anatema! –


  9. Bueno estimado Clavel: Me gustó la entrevista. Partimos de puntos tan opuestos que es difícil hacer una crítica a sus ideas. Ni sé por donde empezar. Por eso no lo voy a hacer (además, como dijo Borges, creo, los peronistas son incorregibles, je)
    Me quedo con sus ganas de cambiar las cosa que son injustas (comparto muchas, aunque ya lo dije, no sus puntos de partida) su fulbo de Krupo-no-lírico, je, sus aires de poeta (soy de madera y admiro a los que tienen la creatividad de escribir así), y los 5 goles que se van a comer del rojo en unas pocas fechas.
    En fin, que me gustó conocer a Clavel del aire
    Una abrazo


  10. Xavo, ¿y vos a quien votas?


  11. Clavel:

    Interesante tu discurso, muy común en muchos peronistas. Milimétrica y brillantemente refutado como falso por el escritor marxista Juan José Sebreli en su libro “Los deseos imaginarios del peronismo”. No sé si lo leíste, te lo recomiendo. Genérica y brillantemente refutado por Jorge Luis Borges en un ensayo de dos o tres páginas cuyo nombre no recuerdo pero que tengo en casa.

    Disiento en algo: lo que el peronismo es hoy (Kirchner, Menem o Duhalde) es lo mismo que fue en la época de Perón. Coincido en que es la divisoria de aguas de la historia argentina. A partir de Perón la Argentina pasó de ser una país con futuro a ser una Nación sin futuro y a los tumbos, que terminó en degradaciones tales como los montoneros, sus torturas, sus cárceles del Pueblo y el Proceso Militar con su elenco de monstruosidades. Y es que, en última instancia, la década del setenta y sus horrores y desastres es el legado político y la responsabilidad de Perón y el peronismo, no de sus tristes actores militares y guerrilleros. Desde donde esté Perón habrá visto el desastre terminal al que llevó al país, desastre del que todavía no salimos.

    El legado profundo del peronismo a la Argentina es la pérdida completa del sentido moral en todos los estratos de la sociedad, desde los empresarios a la política, de la Universidad a las clases obreras.


  12. No leí, pero apenas cargó la página y vi la foto de ese (si no lo conocés, claro) aparente jugador calificado, no puede evitar creer que todo lo que viene abajo sea también una mentira.
    Bue… me voy a leerla (desconfiando, claro)


  13. Bahía Blanca * República Argentina jueves 31 de Agosto de 2006

    OTRAS VOCES

    El “aparato” peronista, el gran enemigo del bien común

    No pocas voces (y muchas de ellas autorizadas) definen al régimen actual como un gobierno “montonero”, lo cual es parcialmente cierto, tanto sea por el obsesivo “setentismo” y/o revanchismo instalado por Kirchner, así como también por el macabro prontuario que lucen diversos funcionarios del oficialismo, vinculados con el terrorismo de otrora.

    Pero, en verdad, los montoneros no gozan (ni gozaron jamás) de la menor simpatía popular, y si el régimen actual se sostiene en pie, no es por la banda homicida que en otros tiempos supieron integrar exponentes de la ralea de Jorge Taiana, Jorge Busti o Mario Firmenich, sino por otra banda (también de triste naturaleza o historia), llamada peronismo.

    En efecto, el omnímodo “aparato” peronista es el verdadero sostén del régimen, y Kirchner nunca podría llevar adelante sus oscuros escarceos de no contar con el respaldo de tamaña estructura burdelesca. Ocurre que el peronismo es una masa informe carente de principios y de doctrina, que acepta todas pero no se interesa por ninguna, puesto que la indefinición es una definición en cierta medida. Es, además, un movimiento humanamente tan inclusivo que tampoco indaga por la proveniencia de sus dirigentes, a los que exalta y elimina según una ley de conservación y expansión que sólo se conoce en su más recóndito interior. El peronismo, finalmente, no es una ideología, sino un mal estilo inequívocamente populista, y el populismo no es ni más ni menos que un modo semidelictual de hacer política.

    Con este esquema anfibiológico y en constante actitud de permutar todo (desde lo principal a lo secundario), el peronismo se recostó sobre el nacionalsocialismo del GOU en los 40, el marxismo criminal de Montoneros durante la primera parte de los años 70, los matones de la Triple A en la segunda mitad de los 70, el capitalismo prebendario financiado por el FMI en los 90, el azar meteorológico y regional en el nuevo milenio (no sin el patrocinio “bolivariano” de Hugo Chávez) y, sobrevolando todas las décadas, coyunturas y ambientaciones, recostado sempiternamente por la roña sindical.

    Como vemos, el peronismo es un partido bien propio de una aldea del tercer mundo (en la que nos hemos convertido), tan asimilable a un cajón de sastre como una bolsa de gatos. Su singular capacidad de amontonar, combinar, olvidar y de transformarse hoy en lo contrario de ayer (y de mañana) no sería relevante de no ser por el hecho dramático de que los peronistas, se presenten como se presenten (divididos, mal pegados, revueltos o apelotonados) con un programa nazifascista, montonero estatista o privatista (y cualquier etcétera posible) siempre ganan. El peronismo no suma, conglomera, y tiene por cierto las ventajas de lo indefinible, lo cual le permite abrirse a todas las eventualidades y a todas las expectativas.

    Pero, ante las críticas concretas que se le efectúan al peronismo con motivo de sus ininterrumpidos atropellos a las instituciones, al decoro, al buen gusto y al sentido común, sus punteros y dirigentes suelen justificar sus atrocidades alegando con orgullo “el peronismo es así”, frase que no se entiende bien en qué consiste. Pues esa mezcolanza ambigua, inubicable, en crónica mutación, más presa de las palabras que de los principios y más preocupada por la renta partidaria que por el bienestar general, no puede proveernos de ninguna salida ni permitirnos ningún optimismo.

    Sin embargo, aprovechándose de la idiosincrasia “pancista”, amnésica y descomprometida que poseen muchos sectores de la ciudadanía, Kirchner y sus adláteres de circunstancia se presentan en sociedad denostando los años 90′ (comandados y protagonizados precisamente por el mismísimo peronismo) y ufanándose de constituir “la nueva política”. En rigor de verdad, el nuevo peronismo no es más que el viejo (y que el próximo), en esta ocasión asumiendo y recitando el libreto “progresista” que trajo Kirchner desde su azarosa llegada al poder de la mano de Eduardo Duhalde. O sea que el peronismo, una vez más, se presta para un barrido como para un fregado y no encuentra inconveniente intelectual ni moral en pasar (con la misma disciplina y con los mismos personajes) del capitalismo contratista de Menem al revanchismo setentista de Kirchner.

    Kirchner, fuera de su adolescente antimilitarismo y sus simpatías para con los terroristas (a los que indemniza, homenajea y ofrece cargos públicos), es un personaje polifacético capaz de abrazarse con George Bush, Fidel Castro o el grotesco charlatán Hugo Chávez. Y con esta politiquería tan heterodoxa como prostibularia (que los peronistas llaman “pragmatismo”), ha sido capaz de hacerse el guapetón con el FMI, pero, corazón a la izquierda y billetera a la derecha, le canceló la deuda por adelantado al citado organismo de crédito.

    Si en verdad tuviésemos que definir a Kirchner ideológicamente, bien le cabe entonces el mote de “populista de izquierda” (versión Siglo XXI). Puesto que el millonario patagón, dada su escasa dedicación a los libros, no parece demasiado ideólogo, más allá de sus ampulosos gestos burdos, su libreto filozurdo y su tropel de ministros absurdos.

    Por ende, Kirchner no es puntual y exclusivamente a quien se debe combatir electoralmente en los comicios venideros, sino al “aparato” que lo contiene. Puesto que Kirchner no tardará en perder terreno, ya que, como bien lo decía Otto Von Bismarck, “todo hombre es tan grande como la ola que ruge debajo de él”, y debajo de Kirchner, “su ola” no está compuesta por lealtades impolutas, sino por una runfla de alcahuetes y asalariados circunstanciales de diversas jerarquías que, en la primera de cambio, lo traicionarán sin la menor sutileza, tal como lo han hecho cuando ayer “trabajaban” para Menem y luego para Duhalde. En efecto, al fin y al cabo, Kirchner no es más que un fusible que pasará sin pena ni gloria con “pobres triunfos pasajeros”, como dice el tango, y a la postre caerá abatido preso de su descenso en la popularidad (que no tardará en manifestarse), ya que, exceptuando al Dr. Fernando de la Rúa (quien padeció un golpe de estado sin participación de las Fuerzas Armadas), es religión nacional que todos los presidentes (incluido los de facto) gocen, durante los primeros tres o cuatro años de gestión, de importante cuota de adhesión popular, la cual, en el caso de Kirchner, se halla sostenida además por el coyuntural crecimiento de la región, circunstancia favorable, cuyo mérito, obviamente, no es adjudicable a él. O sea que, si hubieran estado en el Sillón de Rivadavia Ricky Maravilla, Carlitos Tevez o la “Tota” Santillán, el crecimiento económico hubiera sido el mismo.

    Si cae Kirchner, pero no cae el peronismo, lo sucederá cualquiera de los conmilitones que hoy lo adulan (y que lo denostarán en el futuro), pero los nombres, las mañas, las trampas y felonías no habrían cambiado un ápice y proseguiremos nadando en este círculo vicioso del que parecemos no poder escapar.

    Va de suyo que, para tamaña empresa (la de destronar al peronismo), se necesita unir a todos los partidos que se le oponen (incluso a peronistas residuales bienintencionados) bajo el amparo de una consigna precisa, unívoca y taxativa: reconstruir la institucionalidad.

    Pues la discusión de ideologías y doctrinas (algo imprescindible para delinear un proyecto de país) tendrá que esperar para más adelante, porque lo urgente, lo imperioso, lo inmediato es erradicar los males enquistados, conditio sine qua non , para seguidamente planificar entonces políticas de estado sustentadas en una doctrina definida. Pero eso ya formará parte de otra batalla.

    Nicolás Márquez, abogado, es el autor del libro La otra parte de la verdad, y de La mentira oficial (de próxima aparición).


  14. “la mentira oficial”jaja, si, pero ya salio, eh? jaja


  15. Sr. Duaca, muy buena la entrevista. Con algunos disensos, claro, pero igual muy buena. Un tipo muy claro para exponer sus puntos de vista.

    1. Por la definición de “gorila” que haces, me parece que Perón era gorila.

    2. La asociacion del peronismo con la corrupción y el enriquecimiento ilícito, comienza con el mismo Perón.

    3. Increíble, como algunos niegan todavía los INNEGABLES logros de Perón en cuanto al necesario reconocimiento de los derechos de los trabajadores y el fin de muchos de los intolerables abusos que sufrían. Previo a Perón, la lucha por los derechos de los trabajadores eran patrimonio de unos pocos anarquistas, que querían terminar con el abuso de los trabajadores por la simple eliminación de la patronal, algo bastante cuac. El problema es que de los necesarios cambios introducidos por JDP, se parieron sujetos como Moyano & Co, la triple A, y tantos otros. No se puede ser peronista o antiperonista. Hay que reconocer lo bueno y descartar lo malo. Decir que sos peronista a muerte implica aceptar ese tipo de engendros (Moyi) o que a tu ciudad le pongan de nombre “Eva Perón” o que se clausuren diarios opositores. No se puede ser peronista con la salvedad de la crítica a este tipo de cosas (indefendibles) porque forman parte de la esencia misma del modus operandi de Juan Domingo.

    perdon me excedí


  16. Clavel, me viene a la memoria la triste bienvenida que te di cuando irrumpiste en el blog por primera vez… a pesar de que fue una brillante pieza literaria, fue algo agresiva. Asi que aprovecho la ocasion para pedir las disculpas del caso!


  17. Ese Nicolás Marquez nos quiere hacer creer que nos muestra la foto completa, y lo único que hace es mostrarnos la otra mitad.

    Leí su libro (del que me habían hablado muy bien) con mucha fe de que alguien por primera vez nos estuviera mostrando TODA la foto de lo que pasó en esos años, y me llevé una gran desilusión. Es tan tendencioso como cualquiera de los libros del otro lado, nos muestra SU parte de la verdad, que no es mas que OTRA mentira.

    Me parece que ese libro que estoy esperando lo voy a tener que escribir yo mismo.


  18. Muy bueno lo tuyo Duaca, más por acción que por pensamiento, que comparto en gran parte. Me quedo con una frase (“me cambió pautas culturales aparentemente inocentes”) y una diferencia: gente invisible, sin derechos ni voz (en la “agenda oficial”), hay a patadas porque para mí si son utilizados, y la pobreza sigue siendo un gran negocio además/favorecido por, un buen modo de canjear votos por migajas.

    PD: qué interesante es leerte un cachín tolerante Juan Manuel, aunque piense muy diferente en algunas cosas (el mayor legado del peronismo para mí fue la dignidad de TODOS los hombres). En serio, lindo debate se abriría. El libro de Sebreli me lo debo, gracias por el dato.


  19. La verdad es que no salgo de mi asombro fente a algunas afirmaciones referidas a la cercanía de la Iglesia con la gente.

    No termino de entender a la Iglesia de qué planeta se refiere Clavel, porque la que me toca conocer a mí, ciertamente es otra.

    O por ahí el hecho de que la Iglesia le venga salvando las papas a los gobiernos de turno desde hace varios años respecto de la deuda social, sea un espejismo. Sí capaz que es eso.

    Capaz que la Iglesia no ataja la desnutrición en el interior desde hace años con su asistencia hasta en la capillita más lejana y pedorra; o capaz que es mentira que desde las parroquias hasta se apadrinan escuelas rurales del estado para que la gente por lo menos sobreviva; o seguramente es puro verso que la Iglesia evita que las cifras de defunciones de la gente sin techo, se inflen cada año, porque es la única institución que les da alimento, medicamentos, les hace un seguimiento social y hasta les busca laburo; o por ahí es un espejismo que la Iglesia es la que sigue estando al frente en la atención de la gente que, por moribunda y abandonada a fuerza de sida, desnutrición, o miseria, ni en las estadísticas de la ONU aparece.

    Sí che, es todo distancia y espejismo. Y ya que de un psicólogo se trata, yo lo invitaría a un tour, sólo en esta ciudad (como de muestra), para que verifique mis alucinaciones de lugares y personas de las que la Iglesia se hace cargo porque ni el estado, ni la unidad básica, ni el partido, ni la oposición, ni el más trucho puntero político se ocupa. Así me deriva a un psiquiatra y me medica de una vez.


  20. A crispina no…


  21. Habia puesto un coment y no aparece. Era para agradecer y prometer respuestas. Es que es tarde y estoy cansado y recién llego.
    Saludos a todos.
    Pd. Donadío fijate lo que decíamos de la utilizacion de Borges!


  22. LEYENDA Y REALIDAD

    Quince años han bastado para que las generaciones argentinas que no sobrellevaron, o que por obra de su corta edad sólo sobrellevaron de un modo vago el tedio y el horror de la dictadura, tengan ahora una imagen falsa de lo que fue aquélla época. Nacido en 1899, puedo ofrecer a los lectores jóvenes un testimonio personal y preciso.
    No prometo ninguna revelación; me limitaré a anotar ciertos hechos que fueron del dominio público y que un olvido cómplice o candoroso ha tergiversado.
    No en vano acabo de dictar la palabra “cómplice”. Esta palabra es de las que mejor pueden definir esos tiempos aciagos. Benedetto Croce observó: “No hay en Italia un solo fascista, todos se hacen los fascistas”. La observación es aplicable a nuestra República y a nuestro remedo vernáculo del fascismo. Ahora hay gente que afirma abiertamente: “Soy peronista”. En los años del oprobio, nadie se atrevía a formular en el diálogo semejante declaración que lo hubiera puesto en ridículo.
    Quienes lo eran públicamente se apresuraban a explicar que se habían afiliado al régimen porque les convenía, no porque lo tomaran en serio. El argentino suele carecer de conciencia moral, pero no intelectual; pasar por un inmoral le importa menos que pasar por un zonzo. La deshonestidad, según se sabe, goza de la veneración general y se llama “viveza criolla”. Fuera de algunos individuos de la Real Academia Española -cuyo sentido del idioma era deficiente- nadie creyó en el “justicialismo”, monstruo neológico que con su eco inexplicable sigue dando horror a un página del abultado diccionario.
    Recuerdo las melancólicas celebraciones del 17 de octubre. El dictador traía a la plaza de Mayo camiones abarrotados de asalariados y adictos, por lo común de tierra adentro, cuya misión era aplaudir los toscos discursos; los cuales eran tremebundos cuando todo estaba tranquilo, o conciliadores y pacíficos si las cosas andaban mal.
    El 17 de octubre los almacenes recibían orden de cerrar para que los devotos no se distrajeran en ellos y arribaran sin tentaciones a la Plaza de Mayo. Ahí coreaban servilmente “Perón, Perón, qué grande sos” y otras efusiones obligatorias. Solían, asimismo, vociferar “La vida por Perón”, decisión retórica que olvidaron, como el propio Perón, en cierta mañana lluviosa de setiembre de 1955. Diríase que el triste destino de Buenos Aires -conste que soy porteño- es engendrar cada cien años un tirano cobarde, del cual luego nos tienen que salvar las provincias.
    El dictador fue un nuevo rico. Dada su casi omnipotencia, hubiera podido instaurar una rebelión de las masas, enseñándoles con el ejemplo ideales distintos; pero se redujo a imitar de manera crasa y grotesca los rasgos menos admirables de la oligarquía ilustrada que simulaba combatir: la ostentación, el lujo, la profusa iconografía, el concepto de que la función política debe ser también una función pública, el amor de los deportes británicos y el culto literario del gaucho. En todo esto abundó la exageración característica del guarango. Inundó el territorio del país con imágenes suyas y de su mujer. Su mujer, cuyo cadáver y cuyo velorio usó para fines publicitarios.
    Lo anterior es meramente personal y baladí, si lo comparamos con la corrupción de las almas, con el robo para el cual se prefiere el nombre eufemístico de negociado, con la picana eléctrica aplicada a los opositores y a toda persona sospechada de ser “contrera”, con la confiscación de bienes, con las pobladas cárceles políticas, con la censura indiscriminada, con el incendio de archivos y de iglesias, con el fusilamiento de obreros en la secreta soledad de los cementerios y con la abolición de la libertad. ¡Tantas atroces y sonrientes efigies y ni una sola caricatura; tantos interesados panegíricos y ni una sola sátira!
    Otro estigma de la época, hoy afortunadamente pretérito, fueron las delaciones costeadas con el dinero público. Sé de señoras y de niñas que se prestaron al ejercicio regular de esa indiscreción lucrativa. Otro soborno fue el aguinaldo, curiosa medida económica -imitada nunca sabré porqué por los gobiernos ulteriores-, según la cual se trabaja doce meses y se pagan trece. Esta ridícula y onerosa medida ha sido decorada con el título de “conquista social”.
    Ningún encono personal me dicta la apresurada redacción de estas líneas; hará tres o cuatro generaciones que dejé de ser hacendado, cuando Rosas, primo de mis abuelos, les confiscó las tierras que aún guardan los nombres de mi sangre. Perdóneme el lector el atrevimiento de haberle recordado los males que todos conocen, pero que ahora inexplicablemente se olvidan.


  23. Todo eso es cierto, Borges. ¿Pero no hizo NADA bueno Perón?


  24. El otro día le decía Donadío (y por otro tema) de la utilización de Borges como figura de autoridad. Explico: Yo no voy a discutir a quien simboliza la cultura en el país, claro está, nadie puede porque no se trata de Borges sino de un fantasma montado sobre su genialidad, que lo vuelve invencible.
    Entonces, voy a contestar a los demás.

    JoanMa: el argumento de que la argentina era un país joven pero con futuro y que terminó siendo lo contrario gracias a Perón es, primero que todo, una opinión, y tiene infinitas posibilidades de discutirse. Recuerdo que un día me morfé un comentario tuyo en que sostenías que lo mejor que le podía pasar al pais era la desaparicion del peronismo. que antes de peron eramos la quinta potencia mundial, una nacion avanzada (lavagna y joanma dixit) y pujante, creo, la eeuu del sur. Busquen el coment porque lo estoy sólo recordando. Te olvidás de mencionar que en esa eeuu del sur los trabajadores no tenian derechos, los pobres no existían, los trenes tenían vagones de 1º y 2º clase, que los hospitales eran 10 veces menos que los que dejó y que la quinta potencia del mundo era sólo para la quinta parte de los argentinos (ademas de discutir lo que sería ser quinta potencia despues de una década sin producción en europa por la guerra, con rusia y japon, bueno). Te olvidás de todos los beneficios que perón otorgó a la gente que no tenía, y como esto molestó a los que nunca fuero pobres, nunca supieron lo que era ser invisible, no tener ni la dignidad de poder ir a morirte a un hospital o que te paguen un sueldo por tu trabajo, los eternos oligarcas y explotadores que se indignaban ante la supuesta aparición (creación se llegó a decir) de estos “cabecitas negras”.
    Así que es por lo menos discutible todo.

    Milkus: Voy a obviar la parte insultante de tu ironía para pedirte que pienses un poco “más allá” de lo que me respondiste, partiendo de la premisa de que no soy un imbecil y que se que es cierto lo que digo, a pesar de que consideres oligofrénicos a la mayor parte del mundo, como reza la descripción que vos mismo haces de vos mismo en tu blog.
    Cuando digo que hay un abismo entre la iglesia y la gente no me refiero a las obras de caridad que hace. No me refiero a Caritas, para hablar más claramente. Estoy hablando de otra cosa, aunque a veces la forma de realizar la asistencia (o el asistencialismo, corrijanme trabajadoras sociales) es una manera de alejar, de abismar, de estigmatizar y sostener la inequidad. Pero estoy hablando de la postura que ocupa la iglesia de espaldas a la gente, de las decisiones y los mensajes oficiales que envía, del lado que elije a la hora de tomar partido y de su participación en injusticias, de su orgullo para mirarse a sí misma… seguro pertenecés al 3% de la gente del país que sí va a misa y practica. Bárbaro. Pero el otro 97% en general piensa que la iglesia es hipócrita, que siempre protege a los poderosos y que jamás se interesa por la realidad real (es a proposito la repetición) de la gente. Repartir alimentos no es eso y tampoco es lo que se le pide. Yo creo que si la Iglesia se pusiera del lado de las comunidades en todas sus luchas no haría falta que haya caridad para estar cerca de la gente.
    Hablo de decir que la solución al sida en africa es la castidad cuando el nivel de prevalencia supera al 20% de la población adulta. Ese abismo. De criticar y criticar duramente a un gobierno (con razón? sin razón? da igual) por cuestiones de política cotidiana, y escribir un comunicado de 7 renglones cuando uno de sus pastores, de sus representantes es condenado como asesino de 7 personas, torturador de 40 y tantos y particpante de un proceso contrario a los derechos humanos y naturales que dice defender.
    Indignarse más por la falta de educación de un político que por los crímenes de la dictadura.
    Por lo tanto no hace falta un city tour ni que me trates de imbecil, porque si bien no seré tan instruido como vos, especie en extinción, puedo pensar más allá de la palabra escrita lo cual es muy muy muy valioso también.

    Por ultimo XavMP y Ele: El Clavel del aire es un parásito con flores bellísimas. La poesía también. Vive de uno, lo absorve, lo agota, lo frustra de la manera más ingrata posible. Poetas de verdad se han matado (literalmente) por no conseguir un verso como el que la poesía les exigía. Es la más temible de todas las experiencias literarias y sin embargo se pega a uno con uñas y dientes y no lo deja nunca más en paz. A uno, que es incapaz de escribir tres letras juntas que se sostengan, pero que resulta condenado a sufrir por tener que intentarlo.

    Saludos,


  25. En tu respuesta a Milkus me parece que vivimos dos Iglesias distintas, las monjitas de Sunchales y su vida sencilla cerca de los pobres y sin asistencialismo, son uno de los 30000 ejemplos que refutan tu argumento.

    En cuanto a tu condición de parásito, me gusta esa visión de la poesía, pero es opresiva ¿No? como sin esperanza. A mi me gusta ver a la poesía como los lirios del campo de la parábola.

    En fin, no nos pongamos poéticos.


  26. Clavel, excelente lo tuyo, con una salvedad: Antes de Perón los trenes tenían 1a y 2a clase. Ahora tienen una sola: 3a.


  27. por que no? Yo creo que la poesía es igual opresiva y a veces no tiene esperanza. pero también tiene libertad porque la creación es una función liberadora. Lo mejor que leí acerca de la poesía es lo que dice Adán Buenosayres en la glorieta de Ciro, el poeta como imitador de la obra creadora. Es perfecto, lo recomiendo 100%

    Y es cierto lo que decís, y entonces es cierto lo que dice Milkus. Sólo quería que se entienda adonde apunto. Yo creo que hay dos iglesias. Que es una familia y hay de todo. Pero que a nivel Insititucional, cuando la Iglesia manda mensajes desde sus representantes y en nombre de su fieles, proyecta un abismo que seguramente es contrario a lo que vos decís y a lo que milkus refiere. Tus monjitas y la gente que dice Milkus no tienen la posibilidad de enviar esos mensajes en representacion de “la iglesia” y esa es la desventaja.
    Será eso.


  28. ¿Pero que pasa cuando las monjitas y la gente que conoce Milkus está 100% con esos supuestos abismos que tiende la Iglesia Institucional? ¿Que pasa cuando todo te indica que no hay diferencias entre un comunicado de la Iglesia sobre el SIDA y con el trabajo de mi tía abuela en Koubri? ¿Donde está la verdad? ¿Importa la verdad?

    Ahí se cae tu argumento de nuevo.


  29. Busqué por alguna parte el mail del entrevistado para agradecerle que me mencionara acá, pero no lo encontré.
    Así que agradezco y, de paso, si me pasa su mail le digo otras cosas/coincidencias que me llamaron la atención.
    besos


  30. Luc, es juanduaca@yahoo.com.ar Nada que agradecer, su blog es una delicia!

    Xav, no era un argumento, era una opinión. Pero hay gente que puede conciliar ese doble mensaje y sin embargo estar dentro. Mi hermana es una de ellas, y seguramente piensa de un modo aún más feroz que el mío por pertencer tanto. Una cosa no quita la otra y no quiero plantear compartimientos estancos. Pero los mensajes van de arriba hacia abajo en las instituciones y no son inocentes. Igual yo entiendo y no rechazo lo que vos y Milk dicen, creo que es igual de cierto. La verdad? Tú no puedes tolerar la verdad (dijo Jack Nicholson y quizás tenga razón, en mi caso)


  31. Estimadísimo Clavel:

    1- Ni dije, ni di a entender que seas un imbécil. Si te sentiste tratado así, ya es problema tuyo. Y si hubiese querido decirlo, te lo digo de frente. En este blog hay gente a la que le consta que no mando a decir las cosas, y menos a quien no conozco.

    2- Si te molesta alguno de mis planteos, todo bien. A mi me molestan tus inexactitudes y tus fantasías estadísticas.
    Pero te invito a dejar de lado tu Nikname y a tratarlo de tú a tú por mail, como hago con varios ya, en un ámbito donde no haya hinchadas que tienten nuestra soberbia.

    3- No me conocés Clavel, y yo no te conozco. Si querés criticarme con conocimiento de causa (cuando me conocen, no hace falta ser psicólogo para notar mis miserias: son evidentes), te invito a dar la cara, te pago el café, y ahí sí criticame lo que tengo de criticable; no la pose en un blog que dice muy poco de lo bueno y de lo malo del dueño.

    Las puertas están abiertas. Podés pasar adentro, o pasar de largo.


  32. Estoy plenamente de acuerdo con Clavel. La Iglesia -más bien su jerarquía- elige siempre donde conviene. En el caso von Wernich se lavó las manos olímpicamente. Dicen que actuó por su cuenta.

    No leí hacia von Sernich la solidariedad que tuvo un Maccarone, por ejemplo. Claro uno es trolo y eso es políticamente correcto y el otro es un represor. Como si Cristo no hubiese venido a salvar a los pecadores…


  33. Ok, Milkus, yo pido disculpas también. No me molestan tus planteos, tal vez la forma irónica de presentarlos en el primer comentario.

    Yellowblood, me asombras.

    pd. la parte de “trolo” es un derrape, pero bueno.


  34. Clavel: Acabo de leer tus respuestas a Milkus, y a Xav. Y perdón si me meto sin invitación, pero ahí va:
    Lo que ellos tratan de decirte (creo, escribo bajo corrección de ambos) es que la famosa “Iglesia Institucional”, la que parece ser el blanco de tus estadísticas, no es contradictoria de de los ejemplos que ambos te dan.
    Por poner un ejemplo: ¿puede uno dedicar su vida a los pobres de Africa y aún así convencerse de que la castidad y la fidelidad en el matrimonio son la solución al sida?
    ¿Quien hace más para parar el sida? ¿El que ataca el problema del fondo, pregonando un tipo de familia con fidelidad entre esposos, la utilización verdaderamente responsable del sexo, en un marco humano integral; o el que reparte preservativos y en el día de la primavera promueve el “sexo sin fronteras”, je?.
    Una y otra vez veo que tratan de divorciar una postura ortodoxa de una praxis social solidaria, como si fueran incompatibles. Y no, es justamente lo contrario: Entender y meditar antes de hacer suele dar los mejores frutos, porque orienta la acción, y suele ser la base de la perseverancia en temas de difícil práctica.
    Saludos cordiales


  35. A mi me parece peor torturar y matar que los actos de sodomía.
    Sí me parece deplorable que la Iglesia acepte esa condena como si fuera impecable, cuando se trata de la decisión de un tribunal completamente parcial en una parodia de juicio justo. El Presidente del Tribunal (judío anticatólico según los que le conocen íntimamente) no tuvo empacho en señalar el año pasado -ante el Centro de Estudiantes de Facultad de Derecho de La Plata- que con la nueva jurisprudencia de la nueva Corte kirchnerista iban a poder condenar al Padre Von Wernich y mandarlo a la cárcel para siempre. Una joyita el magistrado (y después se admiran de Nazareno). La Justica de Kirchner es peor que la de Menem, y se usa como instrumento de los montoneros para mandar a la cárcel a inocentes.


  36. Señores (parecen todos señores, perdón a las chicas presentes):

    Yo soy peronista. Y me gusta decirme así. Decirme así, como me enseñaron, me hace pertenecer de una manera vital y un poco infantil a una historia y una tradición de la que estoy orgullosa. Supongo que no es del todo una razón política, pero bueno, decirme peronista tiene que ver con mi infancia y con mi casa (¿el psicólogo en cuestión tendrá algo que decir?) y con una manera de aprender las cosas de la vida, de educarme. En esa sensación un poco difusa y ciertamente personal de lo que es el peronismo (ese para mí del peronismo del que hablo) conviven palabras como dignidad, humildes y pueblo. Y son palabras que guían. Y también los nombres de Perón y Evita pronunciados con cariño, con cariño de verdad, digo, con familiaridad y respeto. Y a veces, cuando iba con mis jóvenes padres peronistas a un barrio humilde a comer un asado, las señoras nos abrazaban y nos cuidaban y nos invitaban a jugar con sus hijos, y hombres cansadísimos y alegres saludaban a mi papá y le hacían chistes y yo siempre pensé que era porque todos éramos peronistas y eso nos hermanaba. Creo que son las mejores razones políticas que puedo aducir para hablar de lo que yo creo que fue y que ciertamente es en la memoria de los humildes de hoy el peronismo: un lugar en el que todos los argentinos fueron visibles y tuvieron voz de una manera tan radical (ja!), tan transformadora que decirse peronista, como se dicen los sujetos políticos privilegiados del peronismo, esa gente humilde, trabajadora y alegre, desafía muchos de los esquemas del pensamiento político tradicional y se arraiga en un sentimiento de pertenencia que provoca a la artificialidad del contrato social. No son razones místicas, sin embargo. Son razones enteramente políticas: tienen que ver con la manera en que una comunidad organiza su convivencia pública. Y el peronismo supo, inegablemente, generar un hecho político revolucionario y casi perfecto desde el punto de vista de la filosofía política: darle herramientas a los más olvidados, a los más desprotegidos para decidir sobre el destino de su comunidad, darle al pueblo, a todo el pueblo, el derecho de elegir. Tanta revolución genera tanto fuego, podría decir también. El peronismo discutió el poder y lo redistribuyó. En serio lo hizo. Y entonces, bueno, algunos perdieron algo (algo de poder, vamos, ¿cuánto rencor puede generar eso? Mucho, mucho.). Otros no tenían nada. El resto son discusiones históricas, respetables y necesarias.
    No me tienta hablar nostálgicamente, sin embargo. Nada de lo de hoy es lo de ayer. Pero yo sigo confiando en que algo de ese legado es todavía actual como tradición política. Y todavía me parece la mejor opción. En fin, Clavel, yo también voto a Cristina. Soy tu fan.
    Voto por un peronismo poético y una iglesia primaveral que celebre los claveles que llegan con el aire tibio.
    Saludos a todos.


  37. María b.

    No se quien eres, pero me gustaría decirte lo siguiente: Si yo pudiera escribir y decir y atraer como lo acaba de hacer ud. con tanta delicadeza, tanta cordialidad, con esa fuerza pequeña y cero agresiva que tiene, me daría por satisfecho y no escribiría nunca más.
    La felicito y gracias, es el comentario más bonito que he leído.
    Sean caballeros.

    Clavel.

    pd. que envidia.


  38. Maria B: Gracias por tu mensaje. Son mensajes que le dan luz a este blog, muchas veces oscurecido por nuestras propias definciencias al tratar de debatir. De mas está decir que adhiero tu mensaje, yo tal vez no vengo de esa infancia peronista, pero ido descubriendo en el vivir las bondades que el movimiento peronista (aun con los errores de Peron acuestas) ha logrado en la clase obrera. Bondades que hoy todos tenemos y las damos por hechas, por eso se escuchan críticas.
    Gracias de nuevo.
    Rome


  39. María:

    Con toda caballerosidad.

    Mi abuelo sufrió la expropriación de varias propiedades por el gobierno peronista que no terminaron en manos del gobierno expropiador, sino de los truhanes peronistas que fungían en el poder en ese momento. Hasta que no se afilió al Partido Justicialista la persecusión de diversos modos y formas fue implacabe. Se desafilió al día siguiente del triunfo de la Libertadora. Pero eso, lo que me concierne más directamete, te diría que no es nada.

    Tres primos hermanos de mi abuela -que en esos días adquirió sus canas- fueron encarcelados como presos políticos -estuvieron previamente desaparecidos durante varios días hasta que dieron con su paraderos-y fueron sometidos a largas sesiones de picana eléctrica en los largos meses que estuvieron en la cárcel, por el sólo hecho de ser opositores a la dictadura peronista.

    Uno, en realidad, no era opositor sino matemático, pero resultaba sospechoso para el régimen por ser el “hermano de”. Casi tiene éxito en su intento de suicidio a la salida de su ordalía carcelaría, por la crisis nerviosa que padecía consecuencia de los largos interrogatorios -que no entendía- y las permanentes torturas sufridas.

    Su tío -en ese época con más de 60 años- también fue encarcelado y torturado con picana eléctrica diariamente y durante varios meses por el gobierno de Perón, hasta que la intercesión del gobierno francés obtuvo su liberación. Había combatido heroicamente como voluntario en la Batalla de Verdún en la Primera Guerra Mundial. Ello, casí 40 años después, le salvó la vida de morir encarcelado y desahuaciado por las torturas del régimen fascista argentino.

    Aclaro, los primeros eran socialistas, el último conservador. Ninguno tuvo o había tenido “poder” ni mucho menos. El pecado era pensar distinto a la uniforme ideología impuesto por el régimen dictatorial. Y no estoy contando todas las penurias pasadas por amigos, familiares y conocidos en esa época.

    La Justicia había sido cooptada por el régimen así que no prosperaban Hábeas Corpus ni nada por el estilo.

    Ni el peronismo ni Perón jamás exhibieron el menor atisbo de arrepentimiento por estos crímenes. Ni sus herederos políticos hacen o han hecho mea culpa alguno por ellos, como se exige hoy a troche y moche a otros.

    Por supuesto que estos parientes no reclamaron indemnizaciones al Estado. A diferencia de los montoneros y terroristas de hoy, estas personas no eran peronistas, así que carecían de esa vocación constitutiva de los peronistas que no dudan en fundir al Estado en cuanta oportunidad se pone a su alcance, como lo venimos experimentando en los últimos 18 años de historia argentina.


  40. Y esas no son discusiones u opiniones, sino la realidad y los hechos de un régimen político atroz.


  41. Quiero decir a Milkus. Que contesto desde Clavel y hacia Milkus, personajes ficticios y por lo tanto indenmes. Que eso no quita que yo debería ser más educado. Que mis fantasías estadísticas son fruto del largo tiempo semanal dedicado a ese rama del saber y que aunque reniegue de ellas, termino utilizándolas, pero que no son ficticias. Que no hace falta ir a un cafe a decirle “en la cara” nada y menos si me lo pagan, que tanto, no soy un buhonero con aires de intelectual que merezca un protector y menos para luego atacarlo. Que no hay intención personal ni ánimos de realizar críticas en ese sentido. Que decir las cosas en la cara o mandar a decirlas, pasado el primer impacto, es lo mismo.
    Que lo único que me interesaría es tratarnos de tu a tu ya que desprecio el vos, y nací porteño.
    Saludos y
    JoanMa, eres mucho más amable cuando te lo propones. Te daría un abrazo.


  42. Que redacto así porque hoy pasé 11 horas en una comisaría leyendo documentos así tipeados. Que llegado a esto punto y sin más que agregar se firma el presente y se aclara: Clavel del aire.


  43. Clavel, por lo de la comisaría y todo lo que decís en el reportaje sí me saco el sombrero. Por lo del peronismo, no puedo.

    Por todo (incluido el peronismo) si puedo mandarte un abrazo,


  44. María B, es cierto mucho de lo que decís, pero algunos de los logros que atribuis al peronismo, corresponden en realidad a Roque Saenz Peña.

    Tambien es cierto mucho de lo que dice mi estimado coprovinciano Soria.

    Mysterio dice: BASTA DE VISIONES PARCIALES!


  45. Estimadísimos caballeros,

    probablemente debería seguir los sabios consejos del Lic. Clavel y no escribir nunca más. Pero creo que nuestra estrella exagera (y ahora sospecho que esas largas horas de comisaría podrían tener que ver) y por otro lado las chicas no suelen seguir consejos, por más sabios que sean. Además, no quisiera dejar sin contestar sus amables comentarios.
    Cuando escribí antes dudé de la justeza de mi argumentación un poco personal. Acepto esa debilidad y la contrargumentación inteligente de Juan Manuel. La acepto y dejo esa parte de la discusión ahí, o, más bien, lo insolucionable que resulta pararse en los “hechos” (ya que a él le gustan los hechos) de esas dos experiencias, la mía y la de él. A mí me parece tremendo e imperdonable lo que le pasó a tus familiares, por más peronista que fuera el gobierno.
    A la vez me gustaría retomar la dimensión política que tiene lo que contaste. Porque me parece que la violencia política, o la violencia como opción política, es un tema que excede largamente al peronismo (espero me concedas Juan Manuel) y atraviesa toda la historia argentina. Y es grave. Y es un problema. Y no está solucionado, para nada.
    Porque es tristísimo pero lo mismo que vos describís (la violencia gratuita e inexplicable, las víctimas inocentes), esas mismas prácticas terribles también las ejecutaron los que derrocaron a Perón, contra gente que no había hecho otra cosa que ser peronista. Contra mucha gente por muchos años. Y antes del peronismo también. Sarmiento dijo que la violencia política era el nudo gordiano, el problema central que tenía que resolver la Argentina. Y lo dijo en 1846, cien años antes de Perón. Y eso es tremendo porque es verdad. Y no lo digo porque crea que una muerte lava a otra muerte. Todo lo contrario. Digo que es triste y fatal que en la Argentina todos tengan tantos muertos que llorar, que todos tengan sus muertos y sus víctimas. Que la fatalidad de la muerte sea políticamente banal. La dolorosa experiencia personal, el dolor solitario de cada muerte o de cada cuerpo de personas que eran tus tíos o que podrían haber sido mis padres, de repente, por obra de la multiplicación de dolor y de muerte a lo largo de tantos años parece que se neutraliza, que se vuelve normal. Normal para nosotros como comunidad política. Como peronista lloro a mis muertos peronistas que fueron muchos y que en la mayoría de los casos no hicieron otra cosa que ser peronistas. Y a los que tampoco se les concedió ningún derecho mínimo de defenderse.
    Pero no creo que eso valga otras muertes y otros dolores. Y sí sé que algo de esa pulsión destructiva implosionó en la locura de violencia desatada que fueron los setenta y en la vergüenza que es nada más escribir la cifra de 30.000 personas desaparecidas en manos del Estado que les prometió protegerlas. Para mi ese el gran hecho político de este siglo (ciertamente tiene que ver con el peronismo, de algún modo el peronismo, el hecho del peronismo, canalizó trágicamente la violencia política facciosa argentina). No hay nada más contundente que ese número ni razones más inabordables. No hay muchas más sinrazones que esa.
    Y no lo digo para alentar o desalentar una discusión sobre la dictadura o los militares y eso. Nada más digo que asusta haber llegado a eso y que espero que algo de esa pulsión terrorífica se haya diluido, aunque sea a un costo tan alto. La verdad es que los violentos de ayer ya pelearon su batalla y fue un desastre. Personalmente no creo que sean lo mismo montoneros y militares en esa discusión, porque creo que es la más injusta violencia la que se ejerce desde el Estado, pero no me interesan las escaramuzas que ensayan hoy. En general me parece una falta de respeto y una manera casi deportiva de abordar un tema delicado, de los pocos de esa condición.
    Uh, se me hizo largo. Solamente agrego, Juan M., que el hecho de “fundir al Estado” o de enriquecerse con él, también está muy pero muy lejos de ser un privilegio peronista y que también tiene una larga y patricia tradición, que, por ser muy generosa, pasa al menos por el Gral. Roca y se extiende a interesantes fortunas gestadas en años de proscripción más bien poco amable del peronismo. No tanto por defender al peronismo como porque…vamos!
    Y una última cosita a Mysterio. Tiene razón con lo de las visiones parciales, pero es que soy peronista incorregible. Perdón!!! Aunque, no estoy para nada de acuerdo con eso de que haya sido Roque S. Peña de quien hablo. El señor Saénz Peña se encaprichó un día con eso del voto universal, de elegante y moderno que era, y el pueblo sí que se hizo cargo del espacio que le daban. Pero a los humildes de los que hablé antes, a los desclasados, entre ellos las mujeres, ese derecho se lo dio Perón. Le juro.
    Ahora sólo me queda saber de qué provincia son usted y Soria, agradecerle mucho mucho a rome por toooodo este espacio y a ustedes por leerme y comentarme, y desearles a todos muy buenas noches.


  46. Creo que mi última entrada ocupa casi tanto como la de Borges y las de clavel. Lo hice por eso.
    Clavel, estamos un poco demasiado literarios para sostenernos como peronistas. A ver si vamos redondeando.


  47. Clavel: discupá el “derrape”.

    Matías: no justifico el homicidio, sólo veo actitudes en uno y otro caso.


  48. Esta señorita (la B. es de Bonita, acuerdate de acapulco, maría b?) además de tener ese delicadeza ya mencionada, tiene mucha claridad y por lo menos en lo que a mi respecta, me ha dado una lección. Tiene razón Joanma, a que echarse muertos en la cara? Que bueno poder sobrevolar los temas como hizo ella, sin desprenderse y sin perder solidez.
    Un hallazgo.

    Le agradezco muchísimo.


  49. Puede ser Clavel, ayer me contaba algo similar de su infancia una señorita de familia de militares que tenía hermosos recuerdos de su juventud durante el Proceso Militar y me explicaba sobre los valores de humildad, dignidad y patria que le inculcaron en esos bellos años.


  50. Hasta aquí me mantuve en silencio, como espectador, pero ya no puedo estar sin escribir.
    Duaca, muy bien la entrevista, a pesar de los debates que hemos tenido, comparto mucho tus ideas, y seguramente es mejor acercar que alejar, así es que no me detendré en las diferencias.

    Pero permitanme una cosa: Vaya una aplauso por los dichos de María B, un placer leerla.

    SILENCIO Juan Manuel! no sea usted irrespetuoso!


  51. Hola, la verdad es que me impresionó la discusión que se armó sobre el Peronismo, Yo solamente venía acá abajo a adorarme y hablar bien de Mí y decir que mi blog también es mi favorito y agradecerle a Clavel del Aire por ser mi fan.

    Pero bueno, además de todo eso les puedo contar que mi abuela decía que era peronista, y las mucamas decían que nada que ver, que era una hija de puta y que ellas eran el pueblo.


  52. María B, muy bello lo suyo, muy.
    PD: Soria, Mysterio, Clavel, Rome: feos de mierda.


  53. perdón a todos, pero cuando habla Mr. John Steed, yo me silencio. ¡Adórese, Mr. Steed, no me deje sin ese privilegio!
    Otra fan (peronista)


  54. Creo que nadie de los que lee esto tiene noción de la grandeza del sujeto que acaba de escribir. John Steed es una figura (la figura) internacional del mundo del buen vivir, y las revistas y medios europeos se mueren por un comentario suyo.

    Y además de todo es muy gracioso.

    pd. lo decía en serio, es un genio.


  55. John Steed… esto está de lujo Rome.
    Mis respetos a Mr. Steed, es un honor inconmensurable que se detenga, para dirigirnos unas palabras.


  56. Bien, creo que aprendí un poco bastante de María B., entendí mucho más a JoanMa y coincido con Milkus y Xav en una parte de lo que dicen. Me quedo contento y gracias por la nota Martín!

    viva perón y la academia.


  57. La verdad es que este es de los mejores posts que he visto en el blog, Rome, no sólo por la calidad de la entrevista y el entrevistado, sino por la altura de los posts.
    Yo no sé de historia ni de política lo suficiente como para mantener el nivel de la conversación. Mi planteo es más de cura y argentino.
    Las heridas están ahí, abiertas y sangrantes tanto como ayer, pareciera. Entonces, ¿cómo ir sanando? ¿Qué pasos se pueden dar? ¿Tendrá que pasar tanto tiempo todavía hasta que podamos escuchar lo luminoso que tanto unos como otros custodian y quieren defender?

    Clavel, aunque no comento en tu blog, siempre paso para ver si conozco algún poeta nuevo. ¡Pero tampoco estaría mal ver algo de su propia producción! Anímese, que, como decía Borges, la belleza es algo frecuente, pero es medio tímida: si no sale medio escondida entre las veinte mil cosas olvidables que uno escribe, no se anima.


  58. Gracias, eduardo, yo escribo… pero tal vez no publico, o Ud. qusiera leer veinte mil cosas olvidables en un blog?


  59. No me importaría si eso también trae encontrarse con otra joyita literaria. Como dice el Evangelio, no se enciende una lámpara para esconderla en el cajón.


  60. […] que te tiraba para atrás) haciendo noche en el Otto Meilling. Fuimos Luis y Stella, Luli y Luli, Duaca, el Negro, Jose, Tere, Nechu, Guille, Marina, Xavier, Juano, el Negrito y yo. Luego con Xavier […]


  61. im thinking of buying one, who has ever bought one of these:

    http://www.gather.com/viewArticle.action?articleId=281474977952927



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: