h1

Otro te ceñirá

5 December, 2007

Dice Jurjen Beumer acerca de Henri Nouwen:

“Te lo aseguro, cuando eras mozo, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; cuando envejezcas, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras ir” (Jn 21, 18). Este texto es un tema central en las obras de Henri Nouwen, a menudo citado en forma explícita y a veces implícita en las palabras y frases. Es un leimotiv, sentido por Nouwen como el tipo más profundo de sabiduría humana: atreverse a perder el control sobre la propia vida, asumir que uno no es el amo de su propia vida, sino que Otro está cerca de uno, profundamente dentro de uno, deseando orientar la vida de uno hacia las verdes pasturas.  Y dice Nouwen: “Aquí podemos ver que la creciente entrega a lo desconocido es un signo de madurez espiritual y no tiene autonomía alguna… Constantemente me golpea el hecho de que aquellos que están más alejados de la vida, que han aprendido al vivir que no hay nada ni nadie en esta vida a quien aferrarse, son las personas verdaderamente creativas. Son libres de alejarse constantemente de los lugares familiares, seguros, y pueden seguir avanzando hacia nuevas e inexploradas zonas de la vida”

Esa primer cita del evangelio siempre me suena, me resuena, me retumba. Será porque mis propios miedos me hacen ir en contrario. Me cautiva esa cita, pero en mi vida me cuesta perder el control de las cosas. Todo tiene que tener un por qué, un para qué, un saber hacia dónde voy.

A lo largo de mi vida he conocido muchas personas muy queridas que me han mostrado este camino. En general este desprendimiento y acpetación uno lo ve mas en las personas religiosas. Me ha pasado al conocer a Luciano, yéndose a Filipinas, a mi gran amiga Luli, en su camino al interior primero y a Perú este año. Y varios más. Pero no es sólo camino de religiosos.

Hoy, un nuevo ejemplo. Cambio de aires en la casa de Mariló. Fede, mi acompañante de los últimos 4 años, Claudio y Oscarcito, los 3 a nuevos rumbos. Dejando. Y abriendo camino a un nuevo “país”. Me vuelve a conmover ese camino. Y vaya que me cuesta también. La casa se renueva, por lo que yo, el que propone renovación constante en todo debería estar contento. Y creo que está bien que así sea. Pero me quedo con estos días de melancolía, tristeza, admiración y renovación del cautivar que esa frase evangélica tiene en mi.

Advertisements

One comment

  1. No es facil animarse a perder el control sobre nuestra vida…y dejar que El tome las riendas. Creo que es un laburo de todos los días el permitirnos descansar en El..
    Es dificil caminar sin saber hacia donde vamos…y hay días en los que cuesta confiar en su sabiduria.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: