h1

Algo salió mal…

4 February, 2008

Creo que no somos (yo primero) realmente conscientes de que ésto, hasta ahora, ha salido mal, muy mal, y algo hay que hacer para que cambie…

Advertisements

26 comments

  1. verdaderamente mal


  2. Eso es fruto de violar en la economía la llamada por Aristóteles “ley de reciprocidad en los cambios” que es la regla para ordenar la ley de oferta y demanda (ley violada en el liberalismo por el absoluto imperio del mercado, en el falso liberalismo tercermundista por las alianzas coruptas de capitalistas inescrupulosos con gobiernos inescrupulosos y en los diversos socialismos por anular o disminuir la iniciativa privada y la acción de los cuerpos intermedios). Tiene que haber intercambios pero con reciprocidad en los beneficios (contra el liberalismo) y para que haya beneficios debe haber intercambios (contra el fracaso económico del socialismo “real”). El orden para encauzar esto es primero interno (vivir las virtudes de la justicia, la caridad, la pobreza, la austeridad), luego cultural (una comunidad solidaria, no individualista ni que todo lo espere del gobierno), jurídica (solidarismo y subsidiarismo en los contratos, los derechos reales, las sucesiones, las empresas, los sindicatos, etc) y político (la economía subordinada al bien común, cuyo garante último es el gobierno, sin Estados ausentes, ni Estados intervencionistas y/o totalitarios). En síntesis reforma moral, cultural, jurídica, política. Y religiosa, porque “quitad lo sobrenatural y sólo quedará lo que no es natural” (Chesterton)

    En la Argentina, a eso algunos le agregamos “independencia económica” (¡la Deuda externa!!!)

    Pero no se arregla todo en un día, todo lo que “desarreglaron” en Europa desde hace siglos, Calvino, Adam Smith y Marx o en nuestra Patria los Borbones, Rivadavia, Alberdi, Martínez de Hoz, Cavallo o las erróneas reacciones populistas o socialistas.

    No se arregla esto con la patria financiera, con la patria sindical ni con la patria piquetra. Se aregla con una Patria cristiana, justa, libre y soberana. Con un Estado orientado por el bien común, el principio de subisdiariedad y de solidaridad. Y por reconocerles a los cuerpos intermedios (gremios profesionales, corporaciones de artes y oficios, colegios de profesiones liberales) la función reguladora que les cabe en la economía y que les niegan el liberalismo en nombre del mercado y el socialismo en nombre del Estado. Como querían Chesterton y Belloc: ni el Gran Propietario monopolista ni el Gran Propietario estatal. Familias arraigadas con propiedades equitativamente distribuidas. Propiedades privadas, propiedades colectivas no estatales y las necesarias propiedades estatales que el bien de la Nación exija. La restauración de la propiedad legítima y de los cuerpos intermedios, la eliminación de la usura, la abolición del Estado servil, la cultura católica frente al calvinismo y frente al marxismo, la defensa de una sociedad de patrias frente a una globalización de banqueros, el combate contal el Imprialismo Internacional del Dinero (el de EE.UU, el de la ONU, el de los “socialistas del petróleo” o el de ciertos funcionarios vaticanos amigos de la Masonería y de Mammón). Y por lo mismo, la lucha, dentro de la Iglesia católica, contra el fariseísmo adorador del Becerro de Oro y contra la mala y falsa reacción progresista. Aplicar las Encíclicas sociales, leer a los maestros de la Cuestión Social (Le Play, Chesterton, Belloc, los carlistas, los distributistas, Michel Creuzet, Messner, Meinvielle, Sacheri, etc), a los literatos “comprometidos y ortodoxos” (Hugo Wast, Leonardo Castellani)y tantas otras cosas. Y comprometerse en serio en la restauración del orden económico cristiano

    Xavier de Bouillon


  3. Como hacemos los ateos en la patria cristiana?


  4. Tal vez puedas elegir entre las fotos 2, 4 y 6


  5. Mysterio: Esta vez la ironía patinó, amigo.
    Lo de la patria cristiana, se refiere (y escribo bajo corrección del autor) a un país donde los valores cristianos sean mayoritariamente aceptados. Los valores, no los dogmas. No se trata de obligar a ir a Misa, ni nada de eso. ¿No compartís ninguno de los valores cristianos?. Sobre todo, y porque tratamos un campo social o político, Xavier de Bouillon los mencionó muy bien: Caridad, pobreza, austeridad, y todos lo que ya sabemos van contra el “sueño americano” de hacerse rico ya!.
    Además, el orden en el que los puso está muy bien: primero cambiar corazones, las personas, y después las sociedades.
    En cuanto al análisis del Xavier de Bouillon, agregaría un concepto, fruto del estado moderno liberal: La Gran Sociedad Anónima. Engendro capitalista venido de la nada, salvo del amor desmedido a la riqueza y al poder personal. Tengo toda una tesis sobre este tema, pero no da para ponerlo acá.
    Y no puedo estar más de acuerdo con el post.
    Saludos cordiales.


  6. Muret ha interpretado muy bien lo que dije. Un no católico en una sociedad mayoritariamente cristiana o aunque no lo sea, puede ayudar cumpliendo con la ley natural: Aristóteles era un pagano y descubrió el eje sobre el cual expliqué los errores de la economía moderna. Así que Mysterio – que seguramente ya lo hace – puede: ayudar a los que menos tienen, pagar los precios y salarios justos, trabajar bien, ayudar a mejorar la justicia en su entorno concreto – familia, trabajo, amigos -, pagar los impuestos legítimos (puede haber algunos que no lo sean), no robar, no coimear, etc. Es mucho lo que un ateo de buena voluntad puede hacer.

    En el tradicionalismo carlista hay una oposición fuerte y de principios a las S.A, a tal punto que Larramendi se negó a que MAPFRE se constituyera como tal en los años 50 – y por lo visto no le ha ido nada mal -. También la modalidad de S.A está criticada por Vallet de Goytisolo en su libro “Sociedad de masas y derecho”. Yo personalmente no tengo una postura definida en el tema porque no lo estudié suficientemente. Muchas otras cosas habría que estudiar. Me ha dicho un amigo que son interesantes los estudios sobre ética, epistemología y economía que está haciendo Ricardo Crespo (IAE), a pesar de que él y yo tenemos juicios negativos sobre lo que piensan otros en esa escuela de negocios. Pero ese caso parece ser distinto y yo me he encontrado con otros similares o personas están abiertos a conocer más a fondo la Doctrina Social de la Iglesia para transmitirla en un ambiente bastante difícil como es el del mundo empresarial. En todo caso creo que la propuesta de conocer y aplicar la DSI es buena para todos y lograrlo en empresas, sindicatos, estudios jurídicos, tribunales, hospitales, etc sería algo muy saludable

    Xavier de Bouillon


  7. Algunas lecturas recomendadas:

    1) G.K. Chesterton: El perfil de la cordura
    2) Johannes Messner. La cuestión social
    3) Julio Meinvielle: Conceptos fundamentales de
    economía
    4) Hillaire Belloc: La crisis de nuestra civilización
    5) Carlos A. Sacheri: El Orden Natural
    6) Julio Irazusta: La Argentina y el imperialismo
    británico
    7) Roberto Pincemín: La Paz y el Dinero
    8) José María Rosa: Defensa y pérdida de nuestra
    independencia económica
    9) Roberto Gorostiaga: Organización profesional
    corporativa
    10) Juan Antonio Widow: El hombre, animal político.
    11) Juan Claudio Sanahuja: El desarrollo sustentable
    12) Encíclicas y documentos sociales: Rerum Novarum, Notre Charge Apostolique, Quadragesimo anno, Alocuciones de Pío XII, Pacem in terris, Populorm Progressio, Soliccitudo rei socialis, Centessimus annus, Deus caritas est


  8. Touché Muret. No soy cristiano, pero comparto muchos de sus valores. De hecho creo en gran parte de las enseñanzas bíblicas y considero a Jesus (si existió, y si no al gran personaje de ficción didáctico) un ejemplo a seguir. Tengo la ventaja de que no dependo de Dios… Creo lo que creo, haya Dios o no. Punto.

    Se puede hacer un credo del agnóstico sacado de las enseñanzas de Jesús:
    Creo en poner la otra mejilla, creo en perdonar 70 veces 7, etc etc.

    Con respecto a lo que dijeron sobre las grandes corporaciones, y que la SA es un engendro, etc etc, obviamente no lo comparto. Es solo una forma societaria y como tal un mero instrumento. Instrumento para que? Eso lo sabrá el usuario… Me extraña araña, metafísica básica! La mesa es mesa si la usamos para ponerle comida arriba y almorzar. Es escritorio si le ponemos la compu. Y es “potro” si le pones un chango arriba y lo estirás hasta que grite. Eso si, no es en sí buena ni mala.

    Que buenos libros Xavier! Cuando tenga que animar un velorio te pido alguno prestado.


  9. Y antes que me pregunten por que… les contesto: Lo creo porque se me canta el orto!


  10. sin palabras


  11. Por ahi Muret apunta a un tema de responsabilidad en el sentido mas profundo de la palabra. Igual que Benedicto XVI le embolan las conferencias episcopales porque ayudan a los obispos a esconderse en el anonimato de las mismas y no hacerse responsables personalmente, las corporaciones tienen una realidad similar. Es un tema mas que interesante. Muret, corregime si me fui para el lado de los tomates.
    Para vuestra recreacion recomiendo la vista de dos documentales, se pueden ver en internet (en youtube yo los vi): La Corporacion y The Smartest Guys in the Room el caso de Enron.
    No estoy haciendo un gran aporte al debate. Perdon, pero por ahi les entretiene ver estos documentales, no hay porque creerles todo, pero hacen pensar.
    Saludos,
    Joseph Kroke


  12. Estimado Mysterio: En parte es cierto lo que decís, pero el tema es un poco más profundo, y te confieso que me apasiona.
    Estuve investigandolo bastante y escribí una tesis titulada “La Dimensión Política de la Empresa” que es medio largo y en la línea de animar velorios que mencionás. Si alguno tiene insomnio se la paso y garantizo el ronquido a los 5 segundos!!.
    Pero para el que le interese, pienso lo siguiente:
    Como seguro que lo dije antes soy abogado. Siempre trabajé en Estudios jurídicos mas o menos grandes, atendieno empresas. En esa atención había algo que no cuadraba. La responsabilidad personal se diluía hasta el infinito, grandes enunciados como intenciones no querían decir nada, y existe a nivel empresario una innegable tensión entre la exigencia que demanda trabajar en una gran empresa y la vida privada de cada uno. Puedo dar ejemplos de todos los colores pero basta con el enunciado, y mi inquietud personal, por ahora.
    Ahondando el tema, leí que Peter Drucker había escrito que la gran empresa, en el mundo de hoy, otorga “rango y función” a las personas. Esa frase me llamó mucho la atención,. Creo que a cualquier católico le pasaría lo mismo.
    Profundizando un poquito más, descubrí que la SA era, jurídicamente hablando, una suerte de engendro.
    Para hacertela corta: sostengo que la crisis de la SA es la misma crisis por la que atraviesa el estado moderno: Representatividad, legitimidad, y responsabilidad diluída por las fronteras y organismos multinacionales (UE, ONU, OTAN, tratados, etc). Y concluí que esa identidad en la crisis se debía, en el fondo, a la identidad de la génesis de ambos: Estado Moderno y SA.
    Ambos nacieron de la ideología liberal censitaria y protestante imperante en Europa.
    Fijate que la gran S.A. (no es lo mismo ni confundir con una PYME) tiene los mismos problemas: ¿A quien representa? ¿Cual es su objetivo? ¿Quien la controla?, y encima manejas presupuestos mayores que los de muchos países.
    Y a eso agregale que cualquier responsabilidad personal se diluye en frases como “maximizar el valor de la acción”, “responder a los accionistas”, “exigencia del managment”. Creo que todas estas respuestas fueron dadas en Jerusalen, por un condenado a muerte, en su juicio público. Se llamaba Ricardo Klement en Argentina pero su verdadero nombre era Richard Eichmann. ¿Te suena?.
    Y aún más, cuando pensamos que toda nuestra mentalidad y ahora nuestra cultura está absolutamente empapadas de este lenguaje, de esta manera de pensar, no podemos asombrarnos que Malachi Martin, por ejemplo describa a la forma de trabajar, a la actividad humana así empapada, como persiguiendo el dinero a toda costa, sin otro objetivo más que el poder. O como apunta el post: estamos tranquilos porque no vemos las fotos esas, mientras trabajamos y ayudamos a estructuras que permiten y no solo eso, fomentan este tipo de desigualdad e injusticia.
    Por eso, vos tenés razón en parte: Es un instrumento. Pero ¿de quien? ¿Nuestro? ¿de los accionistas? ¿del managment? ¿de la sociedad?. ¿De esta sociedad que ilustra ROME?.
    Da para pensar ¿no?
    Un abrazo y espero no haberte aburrido.
    Creo que le contesé también a Joseph Kroke (también va un fuerte abrazo a vos Joseph).
    Y Xavier de Bouillon da en la tecla una vez más, porque como decíaantes, a un católico le llama (o le debería llamar más) la atención de estas injusticias, y debería estar más inmunizado frente al pensamiento dominante que mira cifras y gastos, tan “empresaria”.
    Y coincido en lo que dice acerca de Ricardo Crespo, gran autor, que trata de nadar contra la corriente en IESE. Hablé muchas veces con él este tema.

    Saludos y perdón si me extendí, pero no se si lo dije, el tema me apasiona.


  13. Muret:

    ¿Se puede publicar ese trabajo suyo sobre las S.A? Porque tengo cierto acceso al Diario de Filosofía del Derecho de “El Derecho” y tal vez interese hacerlo…

    Xavier de Bouillon


  14. Estimado Xavier: Muchas gracias. Por ahora, si querés, te paso los capítulos que tratan este tema.
    Claro que tenés que darme tu mail. Si querés el mío, Rome lo tiene, y lo autorizo a dártelo. El tema da para mucho.
    Saludos cordiales.


  15. «La izquierda nunca atribuye su fracaso a error de diagnóstico sino a perversidad de los hechos.» (Nicolás Gómez Dávila)


  16. Otras, del mismo autor:

    – Con el objeto de impedir peligrosas concentraciones de poder económico en manos de unas pocas sociedades anónimas, el socialismo propone que la totalidad del poder económico se confíe a una sociedad anónima señera llamada estado.

    – El socialismo sigue siendo la filosofía de la culpabilidad ajena.

    Y ahora, un libro gratis -there´s no such thing… ::)-que analiza las causas y consecuencias de la pobreza en la Argentina en los últimos treinta años. A pesar de las profundas diferencias que tengo con el autor, y del desagrado que su persona me causa, debo reconocer que el libro es recomendable. Se puede leer sólo dos capítulos cortos -introito y 6- para formarse una idea del contenido en general. El resto, es desarrollo pormenorizado de los temas y evidencia empírica. Un libro que, en su faz descriptiva, me parece acertado.
    http://www.argentina-rree.com/documentos/festival/festival.htm

    Saludos.


  17. Yo les recomiendo que vean Prison Break. Está genial. O Lost que ya vi el primero de la 4ta temporada….

    bueno, tampoco tiene nada que ver!!!!


  18. Muy buena serie de comments! Lo que decís de la responsabilidad, Muret, me hizo acordar a un par de artículos muy interesantes que leí de Velasco Suárez (creo que se los publicaron en la nación), “La huida de la intimidad” y “La huida de la responsabilidad”. Si bien se puede leer cada artículo independientemente, es interesante ver cómo un desajuste a nivel interno en las personas inevitablemente termina teniendo consecuencias culturales, políticas… y hasta empresariales. Yo estoy convencido de que una tarea muy importante de la Iglesia hoy es ayudar a generar conciencia cívica y de los valores y el compromiso social-político que implican ser cristiano. Me quedo pensando mucho con todos los comments, muy buenos. Ah, y Muret, ¡yo pensé que era de los poquitos argentinos que había leído a Malachi Martin!


  19. Algo no salió mal, salió para el orto.
    Un abrazo a los que les duele y hacen algo al respecto.
    Un “vayanse a cagar” con sus citas de grandes pensadores a los que no.


  20. Donadío:

    ¿Quienes hacen citas de grandes pensadores y no hacen nada?

    A todos:

    Coincido con Xavier de Bouillon. Les cuento que durante los años 2006- 2007 realicé un programa de capacitación directiva organizado por APDES para directores y coordinadores de sus colegios. Para mi grata sorpesa el enfoque de cómo deben funcionar las organizaciones – colegios, empresas, gobiernos – se basó en un fundamento antropológico muy bueno no sólo desde la perspectiva filosófica sino también en las aplicaciones prácticas, como la tarea directiva, el trabajo en equipo, la motivación en el trabajo, etc. Ese enfoque antropológico – para nada mecanicista -estuvo presente en todas las materias, desde las específicas de dirección o las de formación hasta las de finanzas y marketing. Incluyo en este elogio a los profesores del IAE, que contra mis prevenciones, también enfocaron los temas desde una perspectiva muy humanista. Alguna excepción o cuestiones de lenguaje no afectan el conjunto. Si Donadío no se ofende con que recomiende alguna lectura que nos dieron, sugiero leer de Leonardo Polo “Antropología de la acción directiva”. La renovación que veo en estos puntos puede ayudar a pensar el mundo de la empresa con una visión más humana y más cristiana. En lo que a los colegios se refire, mi experiencia personal es que ha ayudado mucho a superar bastante la oposición “administradores vs docentes”, algo muy típico de los colegios privados

    Fernando Romero Moreno


  21. Hola Fernando, qué gusto leerte, y muy interesante lo que hiciste. Claro que no me ofendo, y mi commnet no fue un agravio con nombre y apellido (lo pondría si así fuera), lo digo en general, para quienes se resguardan en citas de pensadores (de la ideología que fuere) pero no mueven el culo si no les toca a ellos. Casos conozco de sobra.
    Mis saludos.
    PD: mi apellido va sin tilde por cierto.


  22. OK, un abrazo

    Fernando


  23. donadio… tiene que ir con tilde.


  24. Eduardo Mangiarotti: Y sí, somos poquitos los que leemos a Malachi Martin. Pero vale la pena. Es un autor que a mi me gusta mucho.
    Saludos cordiales


  25. Listo Duaca, ahí me ocupo que lo cambien. Disculpá.


  26. Probando desde mi nueva casilla de mail, en escritorio tapado de papeles, cajas, biromes, etc.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: