h1

Claudio Díaz y Clarín

23 April, 2008

Gracias a Celeste encontré la carta de renucnia de este periodista a Clarín. De muy interesante lectura por cierto.

——————————————————————————–

Este viernes será mi último día de trabajo en el querido Zonal Morón / Ituzaingó. He tomado la decisión de renunciar al cargo de redactor que ejercía y, como es de rigor en estos casos, quiero despedirme de los amigos que gané durante mis siete años de permanencia en el diario y de los buenos compañeros con los que compartí muchas tardes entretenidas.

Pero no quiero irme sin antes explicarles, a ustedes y también a quienes ocupan los cargos jerárquicos de esta empresa, los motivos de mi retiro.

A fines de marzo la revista Veintitrés me pidió una opinión sobre el rol que cumplen los medios periodísticos y algunos intelectuales en la elaboración del discurso político actual.

Yo efectué una dura crítica a lo que se da en llamar el Grupo Clarín y acentué, particularmente, lo que a mi criterio había sido una clara manipulación informativa durante la cobertura del conflicto Gobierno vs. Campo, tanto por parte del diario como de Canal 13 y TN.

En este caso no hice más que expresar, libremente, la vergüenza que me provocó -como periodista pero también como simple ciudadano- el ejercicio “periodístico” del Planeta Clarín y sus satélites.

La reacción por parte de la empresa, como es de suponer, fue inmediata.

Y hasta la consideré razonable.

Es más: a uno de los colegas aludidos, Julio Blanck, le dí explicaciones acerca de por qué yo lo incluía en una lista de hombres de prensa que -desde mi punto de vista- sostienen un discurso “progresista” pero le terminan haciendo el juego al llamado establishment.

Hasta ahí todo bien.

Lo que siguió después es distinto.

Las autoridades editoriales (en este momento no se me ocurre otro término) le comunicaron a mis jefes que “de ahora en más” dejara de escribir la página 3 del Zonal (que se supone es la más “importante” ) y que me limitara a hacer -es textual- “notas blandas”.

Una estupidez, realmente.

Pero pocas horas después se emitió otra orden: que no se me autorizara a tomar la totalidad de días de vacaciones adeudados, que había pedido para esta semana..

No dieron argumento alguno para justificar la negativa.

La verdad es que por ninguno de estos dos castigos tendría que haberme hecho mala sangre.

Sin embargo, dije “basta” y tomé la decisión de no seguir adelante con mi trabajo en el Zonal, harto del doble discurso de este diario, de su hipocresía, de pontificar en sus editoriales y notas de opinión una cosa para después hacer otra.

Es tanta la repugnancia que sentí por quienes posan como adalides de la libertad de expresión que me dije a mi mismo: “hasta aquí llegué”.

Quiero decir: hace más de 20 años que ejerzo el oficio de periodista; conozco perfectamente los condicionamientos que nos ponen para atenuar o directamente diluir nuestra vocación de contar y decir las cosas como uno cree que son, aun a riesgo de equivocarse.

En fin, en casi todos lados he comprobado (eso tan viejo pero siempre vigente) que una cosa es la libertad de prensa y otra la libertad de empresa.

Pero lo que viví en Clarín en los últimos tiempos superó todo… Gracias a Dios, ¡todavía tengo vergüenza!

Pero lo que ya no tengo es estómago para tragarme las cosas que hace este diario en nombre del periodismo.

A esta altura ya no puedo soportar tanto cinismo.

Como cuando desde un título o una nota se insiste en que no decrece el nivel del trabajo en negro y las condiciones laborales son cada vez más precarias, siendo que en todas las redacciones del Grupo se emplea a pasantes a los que se los explota de manera desvergonzada, obligándolos a hacer tareas de redactor por la misma paga que recibe un cadete, sin obra social ni vacaciones.

Es el mismo cinismo de despotricar contra la desocupación al tiempo que se lanzan a la calle nuevos productos sin contratar a trabajadores, duplicando y hasta triplicando el horario de los que ya están dentro de la maquinaria.

Es el mismo cinismo de presionar a redactores para que se conviertan en editores, bajo la promesa (falsa) de que “algún día” se les reconocerá la diferencia salarial.

Si, como se sostiene el martes 15 en la cotidiana carta del editor al lector, “son los medios y los periodistas los que deben regularse y actuar con responsabilidad democrática”, pues bien Sr. Kirschbaum, yo empiezo por esa tarea. Porque si Clarín tanto se rasga las vestiduras asegurando que respeta la libertad de expresión, ¿por qué sanciona a un periodista que vierte, ejercitando esa libertad de pensamiento, una opinión?

Tengo otras cosas para decirle a usted y a quienes lo secundan (si es que a esta altura todavía están leyendo…): la demonización que practica el diario a través de un “inocente” semáforo que cumple la misión de dividir al mundo en ángeles y demonios (según el interés ideológico o comercial del Grupo), ha llegado al nivel de un verdadero pasquín que nada tiene que envidiarle a las publicaciones partidarias.

Es peor todavía, porque éstas tienen la honestidad de reconocerse como expresiones de un partido político o de un espacio ideológico.

En cambio, Clarín se imprime bajo el infame rótulo de periodismo independiente…

En pos de engrosar la cuenta bancaria se ha perdido todo decoro.

Da la sensación de que los que se llaman periodistas o columnistas ya ni sienten un mínimo de pudor por haberse convertido en contadores del negocio mediático, desvividos por saber cuánto dinero ingresa a las arcas; lo único que les falta es salir con el camión de Juncadella.

Digo esto porque ha sido patética, en la misma carta del editor del martes 15, la reacción editorial contra otros medios periodísticos competidores que estarían atreviéndose a morder un pedazo del queso que el Grupo quiere deglutirse, como de costumbre, solito y solo, calificando a aquellos de miserables, travestidos y miembros de una jauría.

¡Después cuestionan a D’Elía o a Moyano por las palabras “ofensivas” que lanzan contra el periodismo independiente y democrático!

La mayoría de quienes me conocen saben de mi simpatía y hasta cierta militancia por el peronismo.

Pero también saben que no me une ningún tipo de relación con el gobierno, ni con su tan temido Observatorio de Medios, ni con los jóvenes de la Cámpora ni tampoco con sus “grupos de choque”.

La aclaración vale para que estén tranquilos y no piensen que durante estos siete años fui un agente infiltrado en el Zonal Morón.

Simplemente amo el trabajo periodístico, tengo pensamiento propio (aunque, qué le vamos a hacer…: no es el políticamente correcto) y un compromiso de honrar mi oficio.

A Ricardo Kirschbaum, a Ricardo Roa y a tantos otros que mandan les digo que estoy preparado para asumir lo que venga, porque no me extrañaría que las redacciones de otros medios empiecen a recibir llamados telefónicos pidiendo que se me prohíba trabajar de lo que soy.

Tan libre me siento, tan espiritualmente íntegro de poderles decir lo que les digo (aunque les resbale), que ya no me importa si la larga mano del Grupo le pone candado a mi futuro para no dejarme otra opción que trabajar como remisero o repositor de supermercado.

Me voy orgulloso de haber seguido aprendiendo lo que es vocación, oficio, dignidad y ejercicio responsable del buen periodismo.

Que me lo dieron los jefes de los zonales y un montón de amigos y compañeros a quienes no voy a nombrar para evitarles quedar marcados por mi cercanía afectiva.

Me voy avergonzado de la conducta de quienes deberían honrar el trabajo periodístico y no lo hacen.

Claudio Díaz

Advertisements

30 comments

  1. Wow. Esto dice mucho del Grupo Clarin. Y del gobierno K, que si no recuerdo mal ayudo al Grupo a licuar sus pasivos. Y tambien, dicho sea de paso, dice mucho de los fieles lectores del Diario Clarin.

    Nada de esto me sorprende, en realidad. Gracias Rome por publicar esta carta. No la conocia.

    Recomiendo la lectura de un articulo de opinion del Senior Abel Posse en La Nacion de hoy, el articulo se llama “El triunfo de la anarquia”: http://www.lanacion.com.ar/opinion/nota.asp?nota_id=1006612

    Saludos,
    JK


  2. Igual creo que el gobierno que ayudó a Clarin a licuar sus pasivos fue el de Duhalde, con la pesificacion asimetrica. Dije creo.


  3. Creo que Posse, mas alla de alguna cuestion que puedo compartir, comete el mismo error de comerse la cola. Pero no tarda 5 años, sino unas pocas lineas de una misma carta en hacerlo…

    Veamos..

    Pone los ejemplos de otros piquetes anteriores y dice que “…transformaron el país en una cotidiana exhibición de piqueterismo, escraches e intimidación de los ciudadanos indefensos…”.

    Cuando habla del piquete del campo dice “…concita una extendida protesta de un pueblo que no puede seguir manejándose al margen de la Constitución, donde los impuestos confiscatorios se apliquen sin el prioritario entendimiento del Congreso…”

    Ecuanimidad cero este muchacho…


  4. Lamentablemente, lo que dice la carta no es exclusivo de Clarín, sino que pasa práctcamente en todos los medios (más allá de qué defienda la política empresaria de cada uno). Y en Clarín, por supuesto que no es nuevo´. Ahora son opositores, hace un tiempo eran K. También fueron pro y contra los gobiernos anteriores.


  5. Rome, no veo la contradiccion. Haces un recorte de dos frases fuera de contexto. Lo que Posse en su articulo es otra cosa. No esta defendiendo el metodo de la protesta, lo que esta diciendo es que ahora el gobierno no puede con legitimidad atacar ese metodo cuando hizo la vista gorda miles veces anteriores.

    Lo que claramente me parece que esta mostrando Posse es el desgobierno, la falta de proyecto nacional en serio, la existencia de una banda de crapulas en el gobierno y la falta absoluta de autoridad (aunque se la pasen construyendo poder a las pinias) que tienen estos muchachos.

    Pero bueno, son visiones, no esperaba que la compartieras. Me parecia interesante que la leyeran, siendo Posse un intelectual al que respeto mucho de las filas peronistas.

    Saludos

    JK


  6. ¿20 años en el periodismo y 7 en el Grupo le llevó a este periodista darse cuenta la clase de cloaca que es Clarín? Yo no he ejercido ni un sólo día de periodista y ya hace una parva de años que me dí cuenta cómo son… La definición de Fontevecchia acerca de que Clarín es un medio que busca alcanzar siempre la mayor audiencia, y que esa es su única “ideología” (off topic: vuelvo a recomendar su editorial en Perfil, más allá de que no lo soporte: http://www.perfil.com/contenidos/2008/04/11/noticia_0055.html)


  7. Perdon pero Fontevecchia no tiene autoridad moral para hacer ninguna critica al peridismo de otros medios…


  8. Y aclaro, creo que tenes razon, la pesificacion del 2002 y la ley Clarin ayudaron a dicho grupo. Sin embargo, en mi mapa politico es parte del mismo proceso golpista del peronismo decadente. Pero no me mates, es una lectura muy personal la que tengo.

    El gobierno de Eduardo I fue la primer etapa de este proceso de salvataje del Grupo Clarin. Y la primer etapa de este proceso de falta de proyecto nacional que se llama “afanemos todo lo que podamos”, de hecho, rascas un poquito y toda la segunda plana (secretarios y subsecretarios nacionales) son los mismos, ministros algunos quedan (y de importancia) y los que no estan en el gobierno federal se acomodaron en algun otro lado para seguir con la fiesta. Entre Eduardo I, Nestor I y la Reina Cristina no hay diferencias.

    Esto queda demostrado me parece con que el salvataje de Clarin empieza en 2002 con Ernesto I pero se cierra con la Ley de Preservacion de Bienes y Patrimonios Culturales No. 25750 de julio de 2003. Es decir que Nestor I se encargo bien rapidito de arreglar las cosas para que el diario de mayor tirada del pais le hiciera la gamba un tiempito. Viste? No es tonto para eso.

    De todas formas, perdon por la impresicion anterior.
    Saludos,
    JK


  9. Rome ¿Por qué Fontevecchia no tiene autoridad moral?


  10. Rome,
    Pero ademas, agrego a la pregunta de JMS, el hecho de que no tenga autoridad moral (si es que no la tiene) quiere decir que lo que dice no es cierto? estas de acuerdo o no con Fontevechia?
    JK


  11. Che, alguno sabe como puedo hacer para ver el partido de Manchester contra Barza por internet??????


  12. Vamos por partes.

    El analisis de Fontevechia me parece infantil. La Argentina de Alfonsin del 87 y Menem en su decadencia nada tiene que ver con el hoy. Es mas, son muy dispares tambien las de Alfonsin y Menem.
    Fontevecchia es un oportunista mas y aprovecha esta pelea entre 2 poderes para sacar tajada.

    Pero, lo mas importante , para mi va por aca:

    La pelea entre estos 2 pesos pesados nada tiene que ver con una “lectura” anticipada de Clarin sobre el futuro del gobierno. La cosa va por la let de radiodifusion, por la compra de parte del Grupo que quieren hacer (Segun algunos) empresarios afines de K. Es una lucha de poderes economicos. De ahi lo infantil del analisis de F.

    Pero ademas, F es un tipo que ha mentido descaradamente mas de una vez con un periodismo cuadi-amarillista en Noticias. Y ni hablar de los mismos manejos turbios para con sus empleados de distintas revistas de su grupo (de buena fuente). Fontevecchia responde a grupos de poder igual que todos. Y esa editorial lo unico que quiere hacer es decir “Clarin bla bla bla, quedense con lo importante…el Gobierno K se viene abajo”. Eso, de por si, es grave como medio, a 5 meses de las elecciones. egundo es flaso. Nada incida que en 2009 vaya a perder un gobierno que hace apenas 4 meses duplico sus votos presidenciales.


  13. JK: andá a la pagina rojadirecta.com ahí hay multitud de links para ver ese partido.

    rome: yo tampoco creo que Fontevecchia tenga autoridad moral alguna y que Perfil es un espanto (éste y aquél que se hizo famoso en su momento por el inicio con bombos y platillos y por el abrupto final). Sin embargo, varias cosas que apunta en ese editorial son ciertas: que a Clarín sólo lo mueve el humor de sus lectores (vos y yo somos futboleros, y sabemos lo que es TyC / Olé… es igual en política, a quién sorprende?). También, que Clarín suele empezar a soltarles la mano a los gobiernos cuando ve que el humor social cambia, no antes. Clarín fue un adalid del kirchnerismo en este tiempo, los periodistas de TN fueron super obsecuentes con el primer kirchnerismo. De repente, mucho después que otros medios (La Nación, el mismo Perfil), parecen haberse pasado a la oposición… ¿qué hay detrás? el negocio, ni más ni menos, que en Clarín es seguir el humor social, sin importar hacia dónde éste vire


  14. rome: desde que largó el conflicto del campo, veo que estás muy preocupado acerca de que los medios y la gente opinan que este gobierno se viene abajo, y que eso te parece grave para la democracia y una falta de respeto hacia los votantes de Cristina (o algo así interpreto yo, quizás vos lo puedas explicar mejor). Yo, por mi parte (y dejando de lado mi inocultable antipatía hacia este gobierno), no veo cuál es la novedad: cuando Menem ganó en el 95, y cuando De la Rúa empezó a desbarrancar a mediados del 2000, los medios hicieron más o menos lo mismo: empezaron a quitar credibilidad a cada una de las acciones del gobierno y a pontificar un pronto final. En el caso del riojano, pudo terminar su mandato pero salió con una pésima imagen positiva (a pesar de que en su momento obtuvo la reelección con cerca del 50% de los votos) y De la Rua terminó renunciando a los dos años, empujado por su inoperancia y la crisis económica (también había superado el 45% de los votos).
    ¿Cuál es la sorpresa ahora? ¿Que a Cristina le toca en el primer año, en vez del segundo?


  15. Más autoridad moral tiene Fontevecchia para hablar de los medios, que el gobierno de Kirchner para reformar la ley de radiodifusión en aras de la libertad de prensa. Fantoches e hipócritas … y sólo porque les duele la verdad de que este gobierno carece de toda legitimidad (bah, no la tenía ni el día que fue electo).


  16. Atrás de Clarín-Gobierno, Tinelli-Pergolini, Fontevecchia-Lanata, etc. hay otra cosa: un enorme negocio… telecomunicaciones (transporte + contenido) voz/datos/internet + gráfica/radio/televisión. Tres grupos se disputan esta industria:

    1) Fibertel/Cablevisión/Grupo Clarín (incl. P/12 y La Nación)
    2) Telefónica (incl. Telecom)/Telefé/¿Cableras del interior?/Grupo Petersen (testaferros de Kirchner)
    3) Carlos Slim/América Móvil (Claro, ex CTI)/Telmex/Telecentro/Grupo Pierri (testaferro de Duhalde/Peronismo bonaerense)

    Hasta ahora el grupo 2 coqueteaba con el 3 (recuerden la visita de Néstor K. cuando fue a chuparle las medias a Slim). Pero desde que TASA pidió permiso para meterse en la TV (para eso se pretende modificar la Ley de Radiodifusión), el grupo 3 comenzó a acercarse al grupo 1. A cambio de algunos “favores”, el gobierno de Cristina está haciendo dormir la legislación anti-monopolio que perjudicaría a Telefónica (desde que Telefónica España compró el control de Telecom Italia, cf. lo que hizo Lula en Brazil permitiendo al grupo nacional Telemar/Oi entrar en las áreas de Telefónica [Telesp, Brasil Telecom y TIM]). Recordemos que el ahora famoso Guillermo Moreno fue secretario de comunicaciones de Néstor K. y fue quien frenó la competencia y apoyó la concentración de empresas de telecomunicaciones y la división en zonas monopólicas (según él [Moreno], en la Argentina no debía haber más de 3 empresas grandes que se repartan todas las comunicaciones y medios, dejando peanuts para el chiquitaje).

    Por otro lado, esta el tema de Sidor/Grupo Techint y las gestiones de Cristina K. para que le devuelvan a los italianos (Techint) la empresa venezolana que Chávez nacionalizó. Por eso Cristina se fue a Ecuador a buscarle negocios a Techint. Es sabido que Techint controla la UIA (responsable de la devaluación y pesificación asimétrica) y que siempre tuvo buenas relaciones con Duhalde. Y ahí de nuevo, aparece Don Eduardo quien ¿casualmente? fue tapa de Clarín hace un par de semanas. ¿Son casuales los problemas que está teniendo Scioli en la Provincia de Buenos Aires con los sindicatos duhaldistas? ¿Se enteraron de los escraches en La Plata a funcionarios sciolistas?

    Dicen que todo tiene que ver con todo. Vivimos en una mafiocrasia. Si non è vero, è bene trovato.


  17. Yo mejor no opino porque soy la única mujer. Estoy en desventaja.
    Jajajaja!

    Besos!


  18. Bien Rome, que bueno que este tipo de “perlas” alguien las publique, es el segundo periodista en el lapso de semanas que es separado de su cargo (directa o indirectamente, es decir que lo hechan o “lo renuncian”) por no aplicar al discurso “del campo”.
    Juan Manuel: me gustaría saber tu opinión acerca de lo que le sucedió a este periodista.


  19. Felicito a Rome por hacerse eco del reclamo del Sr. Díaz. Ojalá lo hiciera también con los que fueron despedidos y presionados en medios estatales, como la agencia Telam, o Canal 7, durante el gobierno de Kirchner.

    Si Díaz ejerce de periodista durante 20 años, y no sabe que “Roma no paga a traidores” una de dos: o es un poco estúpido -con 20 años de experiencia no cabe ingenuidad- o está haciendo un montaje para victimizarse, y luego conseguir trabajo en otro medio. No me sorprendería que pronto lo contraran en Telam o Canal 7…

    Cordiales saludos.


  20. Un proyecto de resolución presentado en la cámara de diputados en 2006 contiene una larga enumeración de hechos que configuran presiones por parte del Gobierno de Kirchner o de sus allegados hacia personas que expresan opiniones críticas o divergentes.

    FUNDAMENTOS

    La Sociedad Interamericana de Prensa en su informe del 3 de octubre pasado expresó su preocupación por el manejo que el gobierno tiene con los medios de comunicación, entre las dificultades que atraviesan los periodistas y trabajadores de prensa para ejercer libremente su profesión. Dice el informe que “casi desde que asumió el poder, hace tres años, el presidente Néstor Kirchner señala cada vez que puede, con nombre y apellido, a determinados medios y periodistas, en actos públicos que predisponen a las masas en contra de esos medios y periodistas. Las consecuencias son amenazas más o menos anónimas contra esos medios y periodistas, así como el surgimiento de grupos violentos afines al Presidente que, al mejor estilo de las bandas fascistas de antaño, ejercen actos intimidatorios contra la prensa no adicta” y concluye que “la distribución arbitraria de la publicidad oficial sigue siendo un problema muy serio en Argentina, donde el Gobierno continúa con su política de utilizar los recursos públicos para ‘premiar’ a los medios afines y ‘castigar’ a los críticos o independientes”.

    Presiones y ataques a medios de comunicación y a trabajadores de prensa se están volviendo cada vez más frecuentes cuando se trata de “voces discordantes” a las políticas oficiales de los distintos niveles de gobierno -municipal, provincial y nacional-lo que preocupa sobremanera cuando es desde las esferas del poder que se alientan estas conductas.

    www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&numexp=6869-D-2006


  21. Mi opinión es que este periodista es un peronista de izquierda –como él mismo lo admite- y siempre fue favorable a este gobierno (como tantos ciegos y/o cínicos –el caso de Horacio Verbtisky, por ej.-) tapando sus errores, corrupción y crímenes. Con esa catadura ética pudo insertarse y crecer, con facilidad, en un medio carente de toda moralidad periodística como es Clarín.

    Mientras el Grupo Clarín apoyó al gobierno deformando y tergiversando la realidad en los últimos cinco años, la supuesta altísima moral y ética periodística de este sujeto no tuvo nada de que agraviarse. Basta pensar, dentro de la infinidad ya incomensurable de hechos de corrupción y delitos al más alto nivel de gobierno, el escarnio público y la difamación que hicieron Kirchner, Bielsa y Verbitsky -junto a Página 12 y el Grupo Clarín- con el santo obispo Baseotto, llegando incluso a promover denuncia penales falsas. Así, como periodista, contribuyó positivamente desde el Grupo Clarín al silenciamiento de los gravísimos casos de corrupción y criminales que enlodan al gobierno de los Kirchner –respaldados en ese accionar por muchos argentinos, como el dueño de este blog que los votó en Ocubre-.

    En esa tónica, cuando Clarín decidió cambiar su posicionamiento frente al gobierno y ser levemente –no totalmente- independiente –dado la imprevista e inusitada fuerza del movimiento popular antigubernamental originado en el campo- este periodista debió ajustar lo que había venido haciendo gustosamente hasta ahora y empezar a informar objetiva y no parcialmente. Como no quiso hacerlo –por las razones que daré más abajo- intentó hacer uso de su posición en el diario para informar parcialmente y en línea con los intereses del gobierno, sin notificarse que los tiempos habían cambiado y ahora tenía que informar lo que antes OCULTABA O DEFORMABA CONSCIENTEMENTE en lína con el Grupo. Clarín, con todo derecho, no aceptó esta indisciplina del periodista –empleado al fin- y lo llamó al orden. Éste no pudo aceptarlo con facilidad pues se había acostumbrado a ser un personero del engaño del gobierno que, inmoralmente, muchos justifican. No hace falta dar ejemplos de esta clase de gente, existen en las máximas autoridades del gobierno desdendiendo hasta medios y bloggeros (tanto pagos del gobierno como gratuitos).

    La inmutable consciencia moral -que todos tenemos- juega estas malas pasadas a los inmorales. Esa consciencia se revela siempre en función del bien, y exige de manera constante la coherencia en la vida pues nadie quiere ser visto como mentiroso, falaz, advenedizo o acomodaticio. Lamentablemente en este caso esa necesidad llegó de la mano de la fuerte dosis inculcada de autoengaño respecto de un gobierno que es la continuación del menemismo y que solamente un idiota puede ver como algo distinto.

    La catadura moral de este sujeto –que quiere presentarse como la ética periodística encarnada- surge de sus propias frases, cuando sin hesitación afirma que “Clarín se imprime bajo el infame rótulo de periodismo independiente…”. Es evidente que para realizar tal afirmación no puede basarse solamente en el carácter opositor del diario Clarín del último mes, sino en su trayectoria en el diario mientras le agradaban las bajadas de línea que recibía durante sus últimos cinco años de furioso oficialismo. Un personaje como éste, con base en sus propios dichos, no tiene autoridad moral para hablar sobre ética periodística. La carta no es más que una operación personal que, por su propio contenido, se encuentra privada del supuesto altruismo moral que pretende exhibir, siendo más bien una forma de victimización, como acertadamente lo señaló Pablo, para que lo reciban en alguna de las usinas –claramente no independientes ni objetivas- que todavía apoyan al gobierno autista.


  22. Raro que la carta de Claudio Díaz haya sido publicada inicialmente nada menos que por Télam (todos los medios de prensa que la recojen citan a Télam como fuente de la noticia): http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=101332&id=222899&dis=1&sec=1


  23. Sigan en la matrix… Sweet dreams.


  24. Pablo: cualquier presión a periodistas es una PORQUERIA, venga de donde venga.

    No creo que este Sr. esté haciendo un “montaje” pues con esto lo que podría dejar flotando la idea de que cuando está en desacuerdo lo dice…cosa que no suele caer muy bien a ningún empleador (sea oficial o no).

    Juan Manuel: Clarin apoyando algo más que sus intereses?¿?¿?


  25. Silvina:

    Era el interés de Clarín apoyar a este gobierno en un momento, ahora parece no serlo ya. El comentario del Conectado es muy acertado al respecto.

    El problema con este sujeto es que estuvo de acuerdo -y defendiendo- la mentira y la desinformación sobre el gobierno durante varios años. Ahora no se traga tener que pasar a tener un comportamiento simplemente parcial y objetivo, que con sólo serlo basta para rechazar a este gobierno de plano y marcar una profunda incoherencia con lo que hizo y dijo en los últimos cinco años.

    Salvo que alguien crea que Clarín fue parcial y objetivo con el gobierno estos cinco años y ahora recién decidió ser opositor, desinformando y mientiendo a diestra y siniestra. Bueh … puede haber gente así, tontita.


  26. Che Soria, todavía espero su e mail…


  27. Noc, noc… A despertarse.

    http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-103079-2008-04-25.html


  28. Mientras la gilada estaba preocupada por los precios, el dólar o el nuevo ministro de Economía, se resolvían las cosas grosas. Panem et circen.

    En la Rosada se reúnen empresarios de los medios por la Ley de Radiodifusión
    http://www.derf.com.ar/despachos.asp?cod_des=196032
    [25/04/2008 | 10:29 ] Se reunirán en minutos con la presidenta Cristina Fernández para analizar la nueva norma que impulsa el Gobierno· Del encuentro, participarán el secretario de Medios, Enrique Albistur, y el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto· La mandataria ya mantuvo reuniones con distintos sindicatos por el mismo tema.
    Cristina recibe a empresarios de los medios por la Ley de Radiodifusión.
    La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, recibirá este viernes a entidades empresarias de los medios comunicación, en el marco del debate por una nueva Ley de Radiodifusión.
    Del encuentro, participarán el secretario de Medios, Enrique Albistur, y el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto.
    Por el lado empresario, asistirán la Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (ADIRA), Asociación de Entidades Periodísticas (ADEPA), Asociación Radiodifusora privada Argentina (ARPA).
    También participarán la Comisión Empresaria de Medios de Comunicación Independientes (CEMCI), Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC), Asociación Teledifusoras Argentinas (ATA), entre otras.
    La Presidenta ya mantuvo reuniones con la Coalición para una Radiodifusión Democrática (que nuclea a más de 500 medios pequeños, Universidades Nacionales y organizaciones sociales y de derechos humanos) y con distintos sindicatos, quienes acercaron sus proyectos e ideas.

    || Fuente: 25 de abril de 2008 (Télam- MR)


  29. Y sigue…

    La guerra de las licencias (y eso es sólo la punta del iceberg):
    http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=3059

    Macri vs. Clarín:
    http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=3063

    Jóvenes K y Clarín (muchos millones en juego):
    http://www.perfil.com/contenidos/2008/04/28/noticia_0023.html

    Otro día hablamos de los intereses económicos de algunos de estos “jóvenes idealistas” en el sector IT.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: