h1

2001 – 11 de Septiembre – 2008

10 September, 2008

26 comments

  1. Está muy bueno, ¿de dónde lo sacaste?


  2. Lo habia visrto la otra vez y lo guarde para la ocasion….
    Abrazo


  3. Pero, Rome…vos no habrás festejado la carbonización de esas personas como hizo la Bonafini?


  4. Por supuesto que no. El post no invalida ni menoscaba las muertes y el dolor de sus familiares. Solo llama la atencion acerca de que dolores y muertes tienen prensa y cuales no. Sin dejar de intentar traslucir que estas muertes son muy injustas porque fueron propiciadas por un gobierno atroz que se auto-atento para pdoer llevar a cabo sus proyectos imperialistas en Afganistan e Irak.


  5. Coincidimos Rome, según parece, en que ambos casos proceden de la misma raíz: el Imperialismo Internacional del Dinero, y permitime que cite un pequeño párrafo de Pío XI en su actualísima encíclica “Quadragesimo Anno” de 1931, que explica magistralmente la cuestión:
    “Salta a la vista que en nuestros tiempos no se acumulan solamente riquezas, sino también se crean enormes poderes y una prepotencia económica despótica en manos de muy pocos(…)Estos potentados son extraordinariamente poderosos; como dueños absolutos del dinero gobiernan el crédito y lo distribuyen a su gusto. Diríase que administran la sangre de la cual vive toda la economía, y que de tal modo tienen en su mano, por así decirlo, el alma de la vida económica, que nadie podría respirar contra su voluntad. Esta acumulación de poder y de recursos (…)es el fruto que naturalmente produjo la libertad infinita de los competidores, que sólo dejó supervivientes a los más poderosos , que es a menudo lo mismo que decir los que luchan más violentamente, los que menos cuidan su conciencia”.
    ¡Difiere enormemente de la concepción materialista de Karl Marx acerca de la vida humana, creador del “homo faber”!


  6. Rome, recomiendo que leas a algun autor mas serio que Michael Moore o la peli “Zeitgeist”. Son interesantes, eso si…


  7. Los prjuicios no llevan a nada querido ¿Shakiro?…
    De Michel Moore no vi 911 sino Bowling for Columbine. De Zeltgeist solo vi la parte de religion, no la de las torres.
    Como veras, para suponer sos un fracaso…


  8. Para Rome:

    ¿Cuáles son tus fundamentos para afirmar que se trató de un auto-atentado?


  9. ¿Y cual es tu nombre?


  10. ¿Qué importancia tiene? Me interesa saber el fudamento de tu afirmación. Nada más.


  11. Y a mi me interesa explicarselo a quien se presenta con nombre y apellido.


  12. Sr. Chelo,
    Por sus aportes a este blog entiendo que pocas veces usted y yo vamos a coincidir así que no quiero dejar pasar la ocasión de felicitarlo por la excelente y esclarecedora transcripción del párrafo de la encíclica de Pío XI la cual, por supuesto, yo, entusiasta agnóstico, pertinentemente desconocía. En pocas y sencillas líneas se describe una situación compleja de explicar, de entender y de asumir.

    Estimado Rome,
    Siempre me pareció que pensar los atentados del 11-S como inducidos o al menos tolerados por el gobierno norteamericano se corresponde con una imagen creada, de imbatibilidad e infalibilidad, muy conveniente para la potencia dominante. No me parece tan difícil de creer que un plan sencillo y perfectamente ejecutado como fue ese haya sorprendido a los norteamericanos. Por supuesto que, una vez ocurrido, les vino bien para justificar sus aventuras imperialistas pero podrían haberlas justificado lo mismo, como tantas otras veces, por causas muy menores a esa.
    Los atentados del 11-S les dieron en pleno rostro y lograron muy bien el objetivo que sus perpetradores buscaban: llevarles el terror (exclusividad del resto del mundo hasta ese momento) a su propia casa.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco


  13. Lo bueno del pensamiento conspiracionista es que no hay forma de demostrarlo, ni necesidad. Pensamiento mágico que le dicen. Entonces todos contentos….


  14. Si Cachafaz. Hoy mismo vemos a la Justicia yankee complotada contra el gobierno en una ridícula acusación de corrupción y manejos turbios con los fondos de la campaña de Cristina Kirchner. Habrase visto semejante barbaridad … acusar a los Kirchner de corruptos!


  15. Rome: muy buena la foto sobre la situación de los niños en Cuba.


  16. Sr Blanco, muy bien resumido lo que yo pienso al respecto.


  17. Rome, con respecto a Zeitgeist, hiciste bien. Esa parte es muy interesante, despues ya es un divague.


  18. Dice el afiche progresista y mentiroso: “Probables autores del crimen: los países ricos”

    Decimos:

    “Los medios de comunicación se fijan especialmente en imágenes espeluznantes de niños hambrientos, para centrarse después en los ataques y contrarréplicas acerca de qué gobiernos –los occidentales o el etíope- son los responsables de que no lleguen a tiempo los alimentos destinados a socorrer a las masas hambrientas. En medio de esta vorágine informativa se pierden de vista las cuestiones importantes y básicas; por ejemplo: ¿por qué la Naturaleza es adversa solamente en los países socialistas? Si el problema radica en la sequía, entonces ¿por qué las lluvias sólo dejan de caer en países socialistas o en naciones altamente estatistas? ¿Por qué los EEUU nunca son víctimas de un clima adverso?

    La raíz del hambre no se halla en los dioses ni en las estrellas, sino en las acciones de los hombres. El clima no es responsable de que antes del comunismo Rusia exportase grano en gran cantidad, mientras que ahora la URSS -este texto es de 1986- tiene que importar cereales. No tiene la culpa la Naturaleza de que entre la totalidad de naciones de África oriental, las únicas víctimas del hambre masiva sean los países marxistas-leninistas de Etiopía y Mozambique. Unas causas determinadas producen unos efectos determinados, y es una ley ineludible de la naturaleza y del hombre la que dicta que si hay una mala organización y explotación de la agricultura se producirá un colapso en la producción de alimentos, y la consecuencia será el hambre.

    La raíz del problema del tercer Mundo es que: a) la agricultura es con creces la industria más importante, y b) la gente no tiene suficientes recursos como para poder adquirir alimentos de fuera en momentos de crisis. Por lo tanto, para la población del Tercer Mundo es especialmente importante que la agricultura no esté, de ninguna manera, manejada. Sin embargo, en nuestro siglo el Tercer Mundo ha sido un blanco favorito para la aplicación del marxismo, para las revoluciones, los golpes de Estado o la dominación por parte de intelectuales marxistas. Siempre que estas nuevas clases dominadores se han instalado y han puesto un régimen estatista o socialista, el grupo más robado, más explotado y más oprimido ha sido la clase que representa el estamento productivo: los agricultores y el campesinado. Literalmente, los regímenes comunistas de Rusia y China liquidaron decenas de millones de los agricultores más productivos y el resto fue obligado a entregar sus tierras y a incorporarse a granjas colectivas o cooperativas, donde su productividad cayó dramáticamente y la producción de alimentos sufrió un grave declive.

    Incluso en aquellos países en los que no se produjo una nacionalización directa, el nuevo aparato estatal en ciernes se apoyó siempre sobre las espaldas de los campesinos, mediante impuestos desorbitados o la venta obligatoria al Estado a precios muy por debajo de los niveles de mercado.

    Campesinos sometidos.

    El producto artificialmente barato conseguido de esta manera se usa para subvencionar la compra de alimentos por parte de la población urbana, que constituye la base de apoyo de la nueva clase burocrática. El paradigma típico de países africanos o asiáticos ha sido el siguiente: el imperialismo correspondiente –británico, francés o portugués- estableció unas fronteras artificiales en torno a lo que se denominaba “colonias” y creó capitales para administrar y gobernar a la masa campesina. La nueva clase de burócratas de alto y bajo rango vivieron a costa de los campesinos a costa de impuestos y obligándoles a vender al Estado a precios artificialmente bajos. Cuando se marcharon los poderes imperiales, entregaron estas nuevas naciones a las manos ansiosas de intelectuales marxistas, generalmente entrenados en Londres, París o Lisboa, que impusieron el socialismo o el estatismo a ultranza, agravando de esta manera el problema de modo inconmensurable. Además, una feroz espiral de hambre se estableció, semejante a la que llevó al desmoronamiento del imperio Romano. El campesino oprimido y explotado, harto de ser expoliado a favor del sector urbano, se marchó a la ciudad y se apuntó al Estado de beneficencia que le proporcionaba la capital. Esto conduce a que el destino del agricultor sea aún más desesperado, y así más y más campesinos abandonan sus tierras, a pesar de las medidas represivas brutales utilizadas para evitar que se marchen. El resultado es la espiral del hambre.

    La mayoría de los gobiernos africanos obligan a los agricultores a vender sus cosechas al Estado a mitad del precio de mercado, o incluso a una tercera parte de éste. Etiopía también obligó a los agricultores a incorporarse a granjas estatales altamente ineficaces, y mediante una presión brutal les forzó a trabajar en ellas.

    La solución del hambre en Etiopía o en cualquier parte no reside en las ayudas internacionales de socorro. Ya que este socorro inevitablemente cae bajo el control de gobierno receptor, los alimentos, por regla general, se desvían de las granjas para llenar los bolsillos de los agentes del gobierno y para subvencionar la comida de la población urbana ya bien alimentada. La solución sólo puede venir de la liberación del campesinado del Tercer Mundo de la brutalidad y la explotación de las clases dominantes del Estado. La solución del problema del hambre es la libertad y la propiedad privada”.


  19. El comentario de Rothbard es brillante. Sólo agregaria que en nuestros países se desconoce que Africa es un continente abatido por autócratas leninistas, tiranuelos corruptos, élites ambiciosas, demagógicas, ignorantes y antidemocráticas, dispuestas a practicar delirantes ideas de ingeniería social y colectivismo.Se matan entre ellos. Se odian tribu con tribu. Y se exterminan cuando pueden. Africa ha dado al mundo sujetos sanguinarios y despreciables como Idi Amin, Nyerere, Kadafi y otra serie de ilustres despotas y charlatanes como Nasser. Africa es un continente que no sabe lo que es la democracia, la libertad y la propiedad privada. Por eso desconoce lo que es la riqueza.


  20. Con todo respeto, me resultan increíbles los últimos dos comentarios.
    “¿Por qué los EEUU nunca son víctimas de un clima adverso?”: fijate porque creo que ahora hay varios miles de evacuados por un huracán producto, entre otras cosas, de que nuestro planeta está siendo castigado, sobre todo, por los países más industrializados.
    ¿Argentina es socialista? No, y sin embargo en Chaco y otras provincias la sequía está pegando duro.


  21. Javier Blanco: me alegra esta coincidencia. Es un error común pensar que los documentos pontificios se refieren únicamente a cuestiones de índole estrictamente religiosa. La Iglesia Católica (“a pesar” de muchos de sus miembros) siempre fue propulsora y defensora de los derechos del hombre, centrándolo en su punto justo, por debajo de Dios y por encima del resto de la creación. Piense por ejem. que el Cristianismo fue desraizando pacientemente una institución tan antigua como la esclavitud durante el Imperio Romano. Acerca de la situación de desamparo de los obreros puede leer Rerum Novarum de León XIII. Saludos, y recuerde, es mejor, mucho mejor, un ateo que busque la Verdad que un creyente tibio.


  22. “…para centrarse después en los ataques y contrarréplicas acerca de qué gobiernos –los occidentales o el etíope- son los responsables de que no lleguen a tiempo los alimentos destinados a socorrer a las masas hambrientas…”

    Murray, no es por nada pero yo interpreto que sindicar a los países ricos como probables autores del crimen no se refiere al culpable de que los alimentos no lleguen a tiempo, sino mas bien al culpable del hecho de que existan esas masas hambrientas que necesitan ser socorridas…

    El resto de tu comentario, al igual que el post original, es una simplificación bastante burda.


  23. Mr. Rothbard,
    Permítame discrepar con su exposición en general y con su conclusión en particular. Quisiera, con su permiso, analizar, en la medida de mis posibilidades, su frase de cierre “La solución del problema del hambre es la libertad y la propiedad privada”. Siempre son peligrosas estas reducciones porque suelen mover a confusión y no ser del todo bien interpretadas sin embargo el contenido del escrito que antecede al comentario final me permite inferir con menor temor a equivocarme el significado de este.
    Cuando menciona la palabra “libertad” inmediatamente uno podría pensar que refiere a la libertad de pensamiento, libertad de elección, libertad de expresión y todas esas manifestaciones de la libertad a las que todos los humanos aspiramos. Pero esperanzarse en esta interpretación implica un ejercicio excesivo de la ingenuidad si se ha leído con atención el contenido de su nota. Usted y yo sabemos perfectamente (y sino usted me corregirá) que la libertad de la que se trata es la del mercado, liberalismo económico, la de Adam Smith y David Ricardo. Ese liberalismo que propone retirar al Estado como sujeto económico y dejar librado a las leyes del mercado los vaivenes de la economía instaurando así una suerte de “ley de la selva” donde nada impida que el más grande se coma al más chico. Modelo de concentración de riqueza, creador de grandes fortunas y millones de pobres y hambreados. No. Evidentemente esta “libertad” no es una forma de luchar contra el hambre en el mundo. Mas bien es una de las formas de ocasionarla. En relación a esto el Sr. Chelo, brillantemente, nos hizo llegar el párrafo de la encíclica de Pio XI que destaque en nota anterior. Lo mas curioso es que en general, esta “libertad”, necesita, para ser impuesta, de atropellar todas las otras libertades que enuncie al comienzo de este párrafo.
    Y si “la libertad” dicha en ese contexto merece ser discutida que decir del concepto “propiedad privada”. La propiedad privada es un derecho y como todos los derechos no se complementa con otros sino que en muchas oportunidades (las más) se superponen, se entremezclan, se confunden. Al darle usted el co-protagonismo (junto con “la libertad”) en la tarea de erradicar el hambre del mundo lo que hace es anteponer y sobrevaluarlo a todos los demás. Darle esta preponderancia es admitir (y con este sentido lo esta expresando usted) que una persona, en tanto propietario, puede hacer con su bien lo que le venga en gana y bien sabido es que esto es así en tanto no se pongan en juego o en riesgo otros derechos. No se me ocurre de que forma su respeto a rajatabla puede asegurar la alimentación del pueblo y si se me ocurren unas cuantas formas de que ocasione el hambre de muchos. Confiar en que un propietario utilizara su bien con algún otro sentido que no sea el de lograr la máxima rentabilidad del mismo es demasiado confiar. Ni que hablar si este bien fue adquirido en tren de inversión (o especulacion, como prefiera) y mucho menos si se trata de recursos fundamentales como la tierra, el subsuelo, los servicios públicos, etc.
    Por ultimo, en el afán de encontrar una reducción mas apropiada según mi entender y con la voluntad de someterme a su vez a la critica, daré mi propia conclusión inspirándome en la suya.
    La solución del problema del hambre es el desarrollo y la justicia social.

    Un saludo a todos.
    Javier Blanco


  24. Sr. Grosso,
    Descuento que no es su pensar que el Africa tiene la exclusividad en accionares del tipo “Se matan entre ellos. Se odian tribu con tribu. Y se exterminan cuando pueden.”, ni en dar “al mundo sujetos sanguinarios y despreciables” o “ilustres déspotas y charlatanes”. Seria desconocer el esfuerzo que han hecho el resto de los continentes por disputarle el liderazgo en esos items. Y hasta le diría que revisando meritos creo que Africa no entra ni en el podio.
    La aclaración es oportuna a los efectos de ahorrarse que lo apostrofen con el epíteto de racista.

    Saludos a todos
    Javier Blanco


  25. Sr. Blanco/Mr. White: A la final resultaste un “compañero”! Bastante de acuerdo con tu comentario y envidiando tu tono sereno, se nota que decis las cosas pensada y calmadamente.

    Srs Grosso y Mr. Rothbard: ¿Como es vivir pensando asi?


  26. Estimado Duaca,
    Le agradezco el elogio que me hace al otorgarme esas cualidades pero no crea que me es ajeno el tono destemplado, el exabrupto y hasta la ofensa y el insulto.
    Como todos, trato, con mediano éxito, de minimizar expresiones de estas características. En este ámbito, el de la comunicación electrónica, corresponde hacer un esfuerzo mayor en tal control. La impunidad y el anonimato de este medio imponen una mayor responsabilidad individual en los tonos y contenidos de lo que expresamos.
    Dicho mas claramente, si voy a insultar a alguien, si el temperamento me traiciona de tal manera de llegar a este accionar extremo, no corresponde hacerlo desde esta inmunidad, se debe hacer cara a cara, frente a frente, de tal manera de darle al otro la oportunidad de responder como mejor le cuadre a su honor ofendido.
    No hacerlo de esta manera me haría sentir un cobarde.
    Un abrazo para usted, compañero.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: