h1

Ejemplar

2 December, 2008

Por favor, tomense 5 minutos y lean este post de Celeste acerca del aniversario del asesinato de la hija del Capitan Viola. Dios me regale algún dia tanta apertura de mente y de corazón.

59 comments

  1. La impunidad para los que cometieron crímenes como el referido por el amigo Rome también es una deuda a cargar en la cuenta del Proceso. La dictadura decidió, en lugar de someter a esos delincuentes a un debido proceso legal, jugar a ser Dios y utilizar su criterio para definir quien vivía y quien no. Y ni tomarse la molestia de justificar cada muerte.
    Este proceder nos privo a todos de obtener justicia. Ahora esos crímenes prescribieron.
    Pero no nos confundamos. La dictadura procedió así porque le convenía hacerlo así.
    No estaba en su animo vengar estas muertes aunque se valió de esa excusa para hacer lo que hizo.
    No figuraba en sus planes defender la forma de vida occidental y cristiana contra el marxismo internacional aunque lo utilizo como discurso para ganarse simpatías de incautos.
    No era su intención defender a la Patria de ideologías foráneas aunque esta justificación le otorgo el beneplácito de sectores nacionalistas.
    Todos esos artilugios le compraron voluntades de crédulos.
    El verdadero motivo fue económico.
    Todas las muertes, desapariciones y torturas tuvieron un único objeto. El de imponer un modelo económico de concentración de riqueza. De acabar con la industria nacional y el sueño del desarrollo. El de volver al “pais granja” del mundo, favoreciendo a terratenientes y especuladores.
    El vil metal fue, como siempre lo es en este mundo mercantilista y globalizado, la única meta de tantos supuestos cruzados.
    Por eso hicieron semejante purga prescindiendo de la justicia. Era la única manera en que podían seleccionar discrecionalmente a sus victimas.
    Así que a la hora de buscar a los culpables de tanta muerte impune (de uno y otro lado) corresponde mirar otra vez a los mismos. A los dueños de todo.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco


  2. Me había auto-prometido no entrar más a ese blog, pero bueno, el super elogio de Rome fue más fuerte.

    En mi opinión ese post no es nada de lo que dice Rome. Es indefendible el crimen de la hija de viola. Nadie con un dos dedos de frente puede no coincidir con la obvia condena de esta descerebrada. A mi humilde criterio, al condenar sólo el crimen de la hija (y el modus operandi) pero omitir criticar el crimen del padre y el mero hecho de que existan “comandos”, “objetivos”, “rafagas cortas”, etc.

    No obstante, debo admitir que me sorprende muchísimo, y por supuesto que gratamente. Es un avance, pero viniendo de quien viene es más que suficiente.

    Cuando haga un post en contra de todo aquel que toma las armas (o alguna forma de violencia) para imponer sus ideas, me despiertan. Gracias.


  3. Pido disculpas por mi horrenda e indescifrable redacción.


  4. O sea que reconocés que sos un “dormido”


  5. Sin dudas hay algún cambio de posición de una persona que hace pocos meses (es septiembre), refiriéndose al mismo hecho consideraba que “hay pruebas que muchos militares o empresarios amenazados salían a la calle junto a sus hijitos, para evitar ser asesinados”, con lo cual directamente culpaba al capitán Viola de la muerte de su hija. También consideraba que “Paula Viola fue víctima del atentado que el ERP llevó a cabo sólo contra su padre” (confundía el nombre con otra víctima”, por lo que el ERP “lo reconoció como un error trágico” (el asesinato de la hija, no del padre).
    Sin embargo, no sólo no condena el asesinato del capitán Viola, sino que dice simplemente que “de haber sido así de irregular la conducta del Capitán Viola, el operativo se suspende y basta”. Se refiere a la justificación de que Viola esa mañana alteró su rutina al no bajar del auto. Es claro, la vida del capitán Viola no significa nada para ella, aunque lamenta el asesinato de su hija… falta mucho para que yo pueda considerar eso como ejemplar o de una gran apertura de corazón…


  6. clap clap clap clap


  7. Mira, no se, a mi si me gustó.
    Creo que no es que la vida de Viola lo que discute ese post. Sino más bien lo innecesario de matar a su familia junto con el.
    Lo de la vida de Viola es algo distinto porque el fin mismo del atentado era ese.
    Pero casi de “yapa” mataron a la hija.


  8. Lo que creo que la mayoria deja de lado (Mysterio a la cabeza) es que generalmente del otro lado no veo muchas veces este tipo de condenas. Es mas, se habla de “no fueron 30.000”, “no eran nenes de pecho”, “se entrenaban en Cuba”, etc.

    Y no es un tema menor. Si, si, ya se, el “ideal” seria que todos condenen todo tipo de violencia, etc. Pero estamos lejos de eso. Lo exclenete es enemigo de lo bueno. Entonces, mientras estamos en este camino de tanto odio, ver gestos asi para mi son ejemplares.


  9. Santiago, como es eso de que “Lo de la vida de Viola es algo distinto porque el fin mismo del atentado era ese”, entonces estaba bien matarlo?
    Rome, si una persona dice que odia a los negros y a los judíos y un par de meses después dice que odia sólo a los negros, lo considerarías un ejemplar?
    Saludos


  10. Yo no dije que estaba bien. Te adelantas.
    Hablo de como esta visto el post. Como esta encarado.
    Por ahi alguien dijo que no le da bola a la vida de Viola.
    Puede ser, pero me refiero a que eso es asi por como esta encarado el tema: Un operativo, una emboscada destinada a matar a un tipo. No habia necesidad de matar a quien vaya con el.

    Decir eso es decir que estaba bien matarlo al tipo? No, claro que no.
    Es decir que HASTA DESDE EL PUNTO DE VISTA del que hace la emboscada, fue aberrante.
    Ojala haya quedado claro mi punto y nadie se horrorice.


  11. Rome y Javier:

    Les recuerdo que “de este lado”:

    1) El P. Castellani reclamó a Videla por la desaparición del escritor Haroldo Conti, al que luego pudo visitar – estaba destruido por las torturas – y eso lo suelen recordar con agradecimiento muchos grupos de izquierda. El reclamo lo hizo en la comida que Videla organizó para varios escritores argentinos, entre los cuales estaban Sábato y Borges, que no reclamaron por nadie. Es más, Sábato hasta el año 80, elogiaba a Videla.

    2) Antes del Proceso se pronunciaron en contra de una metodología criminal para combatir a los terroristas marxistas, dentro del nacionalismo, Jordán B. Genta, Carlos A. Sacheri, el P. Ezcurra y la Revista Verbo, entre otros. Durante el Proceso, la Revista Cabildo, Marcial Castro Castillo y el Prof. Bernardino Montejano escribieron en el mismo sentido.

    3) El nacionalismo católico no sólo no convalidó sino que combatió la política económica del Proceso,y no sólo esa política, sino los negociados, la estafa de la deuda externa y demás.

    Conclusión 1: El nacionalismo que reivindicó y reivindica la guerra antisubversiva no convalidó entonces ni hoy la metodología criminal utilizada primero por Perón, luego por Isabel y López Rega y finalmente por el Proceso.

    Personalmente entiendo que el terrorismo marxista fue y es un flagelo para la Argentina. También lo es el capitalismo prebendario y sometido al Imperialismo Internacional del Dinero. A veces caminan juntos…De todos modos, nada justifica asesinatos, torturas, desapariciones definitivas, etc. No comparto ni la teoría de los dos demonios ni la del único demonio militar. Creo que la Nación argentina libró una guerra justa contra un enemigo intrísecamente perverso, aunque algunos o varios o muchos que estuvieron de ese lado puedan haberlo hecho con las mejores intenciones de justicia social y antiimperialismo. Pero esa guerra se ensució en la conducta de muchos civiles y militares con crímenes inaceptables. Pero para aquellos que combatieron respetando las normas de la moral cristiana, fue y seguirá siendo una guerra justa. Porque, entre otras cosas, y como decían entonces muchos nacionalistas, no combatieron por la Constitución liberal, ni por la partidocracia, ni por el “occidentalismo pro yanqui”, sino por Cristo Rey y por la Patria. Precisamente por eso es que no estuvieron dispuestos a manchar sus conciencias con crímenes. Además, de todos los gobiernos militares que hubo después del 30, el que menos relación tuvo con el nacionalismo, fue el del Proceso.

    Conclusión 2: dentro del contexto actual, esa nota a la que remite Martín me parece un reconocimiento de los asesinatos terroristas muy bueno, aunque sean condenables algunos conceptos de la autora. Pero me alegro por este post de Rome. Entre los ex- militantes de organizaciones guerrilleras que han hecho un mea culpa serio recomiendo leer a Oscar del Barco.

    Recuerdo que mi opinión respecto de la salida jurídica de este problema es una amplia amnistía y si no, el juzgamiento de todos los responsables, sin distinguir entre delitos que prescriben y delitos que no prescriben (una aberración para cualquier estado de derecho en serio). Pero prefiero la primera, pues la segunda es vivir en un estado de guerra permanente. Máxime cuando cada vez se sabe mejor cómo se están organizando los juicios a militares con testigos falsos y pagados, o cómo se amenza con llamadas anóninmas a tantos que se pronuncian contra la actual política de persecución de civiles y militares que participaron en la guerra contra la subversión. Y no digamos nada de las calumnias que repite con cansina periodicidad Página 12, algunas de las cuales me constan personalmente

    Xavier de Bouillon


  12. Xavier:

    Los ejemplos de Castellani y demas son los de siempre. Pero la gran mayoria de los que defienden el proceso dicen lo que enuncie en mi comentario.

    Demas esta decir que para mi, el mayor flagelo de la Argentina fue el proceso militar con sus torturas, desapariciones, muertes y, con mayusculas, LA INSTAURACION DE UN MODELO ECONOMICO del que hoy aun pagamos las consecuencias.
    Siguiendo tu linea de pensamiento, a pesar de eso, nada justificaba asesinatos como el de viola, Sacheri, Genta, etc.

    Pero el punto de partida de cual es el flagelo es nuestra gran diferencia. Para mi no hubo guerra y menos que menos justa. Fue totalmente asimetrica y fue el estado operando contra gente (algunos criminales y otros absolutamente inocentes), matando, desapareciendo, robando identidades,etc
    Poner esto dentro de un contexto de “no justifica” o “se les fue la mano” a mi no me entra en la cabeza, ni en el corazon.

    No fua una guerra justa. Fua una aberracion, que debe darle verguenza al mismo Dios. Y habra habido algunas excepciones. Seguramente contadas con los dedos. Porque muchos de los que no torturaron ni mataron, igualnmente sabian. El silencio a veces es complice tambien.

    Por ultimo, como ya dije varias veces, las amnistian no sirven. Lo unico que sirve es la justicia.

    Sds,
    Rome


  13. Yo estoy de acuerdo con Xavier, justicia para todos, juicio a tod… ah, caramba, lo que pasa es que los “terroristas marxistas” en vez de ser juzgados en su oportunidad, fueron echados al río, junto con un monton más de inocentes… Es muy dificil escuchar a personajes (no lo digo por xavier a quien no conozco) que defienden esta posición sobre la necesidad de un juicio universal y apenas esbozan una reprimenda campechana del estilo “se nos escapo la tortuga” cuando mencionamos el detalle de la falta de juicios en la dictadura.

    Yo creo que todos deben ser juzgados. Pero creo que los crímenes son diferentes. Y no se tanto derecho como para teorizar acerca de la prescripción y esas cosas.


  14. Rome:
    No estoy de acuerdo. Si yo puedo (condenar toda violencia), otros también pueden.


  15. Y lo que me falta agregar es que estos temas implican muchas veces dolores vividos de cerca por uno o por su familia, y es muy dificil ver las cosas a traves de esa lente. Yo creo, con Mysterio que toda forma de violencia es condenable. Pero entiendo tambien la bronca y las emociones. No quiere decir que quien opine desde allí salga a violentarse, tampoco.


  16. A todos,
    Mis disculpas de antemano. Me voy a ir largo en esta respuesta. Espero no aburrirlos aunque magras esperanzas me hago al respecto.

    Sr. De Bouillon,
    Primeramente destacar que es una pena que usted ponga “de ese lado” al nacionalismo católico. Le recuerdo que “ese lado” fue el responsable de un genocidio. Asumir que se esta de “ese lado” no lo favorece ni a usted ni a la ideología que pretende defender.

    El nacionalismo católico no fue el responsable del sistema de represión instalado por el Proceso. Esto esta claro. Pero sí resultaron engañados por la consigna de la lucha contra el terrorismo marxista y ateo. Cosa que, como señale, no era el objetivo de la dictadura pero le servía bien para ganar adeptos.

    La actitud de Castellani es encomiable. Reclamar por un desaparecido en esa época no era poca cosa. Supongo que se abra limitado a pedir por uno solo con la esperanza de que una gestión individual tendría más posibilidades de éxito que pedir por todos los desaparecidos. Descarto de plano que estuviera en su pensamiento algo así como que los demás “algo abran hecho”.
    En cuanto a Sabato, es cierto, llegó al extremo de elogiar a Videla y tendrá que cargar con ese error por siempre, pero al menos su pensamiento evolucionó y pudo comprender las atrocidades que estaba cometiendo ese gobierno y cambio de opinión. Y eso es mucho teniendo en cuenta que aún hoy en día todavía hay quienes defienden y justifican lo actuado por el Proceso.

    Debo decirle que usted y el nacionalismo católico reivindican una guerra que no existió. Examinemos a los supuestos contendientes: De un lado todo el poder del Estado Nacional, sus fuerzas de represión: policía, gendarmería, prefectura; sus fuerzas armadas: ejercito, marina, fuerza aérea; sus recursos económicos e industriales; sus instituciones. Por el otro, un grupo de muchachones encandilados con la imagen romántica del guerrillero tercermundista, obnubilados por los lemas y barricadas del mayo francés. Para muchos de esos chicos pertenecer a una organización guerrillera era una cuestión de prestigio.
    Si no fuera por lo peligrosa y dañina de la conducta casi que podría tildársela de “moda”.
    No eran una guerrilla en serio. Eran cuatro gatos locos, defectuosamente entrenados, mal pertrechados y peor organizados y dirigidos.
    No era en absoluto necesario declararles la guerra a esos mocosos.
    Casi qué se los podía sacar corriendo con la vaina.
    Claro esta que muchos de ellos cometieron crímenes que nada tenían de romántico. Para ellos, bastaba con la policía para reprimir, la Justicia para juzgar y el servicio penitenciario para hacerles cumplir la condena. Y una vez cumplida, la mayoría hubieran podido reinsertarse en la sociedad.
    Pero la hipótesis de guerra contra la subversión marxista le venia como anillo al dedo a los ideólogos del Proceso que no iban por esos jóvenes díscolos. No eran ellos los que les preocupaban. Fueron por cuadros o futuros cuadros políticos del campo popular que iban a representar un duro escollo a la hora de implementar el plan económico que permitiría el saqueo del país. Así fueron por intelectuales, gremialistas, militantes, activistas sociales, etc. Los secuestraron de sus casas, de sus trabajos. No mediaron enfrentamientos. La mayoría se entregaron pacíficamente. La mayoría no sabía lo que les esperaba.
    Es necesario, Sr. De Bouillon, que le marque que la mayor parte de los desaparecidos eran peronistas. Y, como supongo usted bien sabe, los peronistas no somos marxistas.
    La supuesta guerra es el engaño en el que muchos cayeron. El alma del Proceso no lo representaban Videla ni Massera. Lo representaba Martínez de Hoz. El sabía perfectamente de que se trataba la cosa y a que intereses debía responder. Y así lo hizo.

    Por ultimo usted propone una “amplia amnistía”, en una suerte de reconciliación nacional, como formula para dejar atrás el “estado de guerra permanente”. Permítame traer un ejemplo en contrario a esta afirmación suya. El judaísmo no deja de recordar y recordarnos el Holocausto. Lo hace a cada oportunidad posible. Y esto no le ha impedido desarrollarse como pueblo ni como nación. Recordarlo y recordárnoslo evita que vuelva a suceder. Tomando esto como inspiración me permito enunciarle mi propia formula de reconciliación nacional. Que no es mía. Es de unas mujeres que valientemente enfrentaron al peor aparato represor de la historia argentina. Esa formula es juicio y castigo.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco


  17. clap, clap, clap


  18. Se aplaude la mentira.

    A Blanco le faltó decir que Fidel Castro y la inteligencia soviética se enteraron de la represión por la televisión, las Madres y el Premio Nobel de Pérez Esquivel.

    Y que los cuadros de miles de guerrilleros que viajábamos a Cuba a recibir entrenamiento militar con el objetivo de tomar el poder en la Argentina por la fuerza y destruyendo al ejército, en realidad ibamos de turismo estudiantil.

    Y que los MILES de secuestros de empresarios -a algunos los asesinábamos como ratas que eran- que hacíamos por millones de dólares en los setenta a fin de asegurar el financiamiento de la compra de armamento para la lucha armada, era para montar un banco humanitario que diera préstamos a los pobres.

    Digo, si mentimos hagámosla completa y bien ¿no?


  19. Sr. Caparros,
    Yo no mentí. A lo sumo pude haber hecho un análisis equivocado.

    Si los cuadros que fueron entrenados en Cuba lo hubieran hecho en el número que usted manifiesta hoy estaríamos cantando en los actos escolares la Internacional Comunista. Dado el nivel de eficiencia demostrado por nuestros profesionales de la guerra en el posterior conflicto de Malvinas no tengo dudas que si hubieran combatido contra un ejercito irregular en serio no hubieran tenido la menor chance de ganar. Lo único que nos podría haber salvado era la actuación de los “colimbas”, los hijos del pueblo, en caso que se decidieran a pelear en favor de sus jefes. Esta idea basada también en lo sucedido en Malvinas donde, salvo honrosas excepciones, los profesionales permanecieron en la retaguardia y debajo de sus catres mientras que los soldados (insisto, los hijos del pueblo) arriesgaban el lomo para defender el suelo argentino.

    Si los “miles” de secuestros que, usted dice, fueron perpetrados, rindieron los “millones” que dice, debieron o malgastar el dinero de muy mala forma o elegido un pésimo proveedor de armas. Es una constante en los relatos de operaciones guerrilleras de los ’70 la referencia a ametralladoras que se traban y balas que no salen. Lo que denunciaría la mala calidad de las mismas o al menos la incapacidad en el mantenimiento.

    Para finalizar. Sea usted o no el verdadero Martín Capparros (no tiene importancia en realidad), ya debiera haber comprendido, a esta altura, el error cometido por usted y sus compañeros en los ’70. Como dije, no merecían ser masacrados de la forma que lo fueron, pero deben cargar con la culpa de que su comportamiento irresponsable fue funcional al poder de turno y provoco la muerte de muchísimas personas que también creían en hacer un país y un mundo mejor pero que no tomaron las armas para hacerlo.
    En honor a esos muertos, ya que tuvo la suerte de no ir preso como le correspondía, tenga el gesto de no reivindicar esa causa. Madure ya.

    Saludos a todos
    Javier Blanco


  20. Bla, bla, bla. El gobierno de Videla fue un lujo. El “modelo” (economía, Chicago boys) oh casualidad, se impuso en todo el mundo, no en Argentina solamente, via Videla. Respecto de las torturas, así es la guerra, no hay que ser hipócritas. Paris del 68 no significa ni significó nada, salvo las ganas de jorobar de un judío Cohen. Los montoneros y erp eran solamente una banda de criminales y ladrones, cuya guita les terminó currando otro judío : David Graiver.El nacionalismo católico no existe, como tampoco un canguro azul. Los entrenados en la villa miseria que llaman Cuba lo hacían por aventura, dinero, falopa y creerse que eran algo diferente a sanguinarios y fríos asesinos.No le hicieron justicia a sus enemigos y ellos tampoco la recibieron, me parece que eso si es justo. El que toma un arma se joroba, mas aún contra el estado. Con la policía sola no bastaba, y si que hubo una guerra, QUE EMPEZARON LOS GUERRILLEROS CUBANITO NEGROIDES y que perdieron por afano, porque el Ejército los aniquiló. Yo ya dije que por esa época vivía en la calle Clay, y había tiroteos todas las noches y bombas (está el Regimiento 1). Una vez, un suboficial del ejército, de civil, con un FAL en la mano, me salvó la vida llevándome detrás de un árbol, al llegar a mi casa, durante uno de esos tiroteos. En ese momento, si de mi hubiera dependido, a los cobardes que tiraban, les hubiera tirado con una bazooka. Me alegro mucho que los milicos hayan ganado esa guerra, que no fue sucia, porque no existen las guerras limpias, como tampoco las olas secas.Yo tuve un tío secuestrado por montoneros y en ese momento, si para saber adonde lo tenían hubiera sido necesario torturar a alguien, yo me hubiera ofrecido de voluntario : el que diga que no actúa así, es que no sabe que es la vida o está mintiendo. Los negritos guerrilleros la pusieron mala y luego se las dieron por el trasero y ahora, hace años que lloran como nenas, pero perdieron, perdieron y van a volver a perder una y otra vez. Y si hay una próxima, va a ser peor todavía.


  21. Esta es la misma gente que después (cuando enjuician legalmente – notese la diferencia de estar preso en un country con estar en el fondo del rio desaparecido) pide una anmistía general en nombre del progreso.

    Jorge Trin lo felicito: ha logrado ser antisemita, racista, defensor de la tortura, prejuicioso e intolerante, además de disparatado. Hace mucho que no leía un comentario tan completito.
    Lo felicito por su constructiva visión del mundo, por sus expresiones “Judio de mierda” “negroide”, es el germen para construir un país mas justo. Gracias.


  22. No he dicho que los crímenes del Proceso fueran excesos aislados. Fue fruto de una metodología criminal, utilizada adrede o tolerada. En cualquiera de los dos casos, algo aberrante.

    Pero hubo militares y civiles que combatieron sin cometer crímenes. Tal vez se pueda decir que hubo dos guerras en una. Para quienes la libraron limpiamente, una guerra justa. Para quienes la ensuciaron con asesinatos y desapariciones, una guerra injusta por los medios utilizados. Y si lo hicieron para impner un modelo económico injusto, con más razón. Pero en esa guerra hubo de todo, lo cual torna difícil generalizar.

    Si se parte de la hipótesis de que no fue una guerra, que el papel del marxismo fue mínimo o que se lo podía combatir con la policía…los mismos guerrilleros que hoy están vivos lo niegan. Pero no tengo tiempo para explicar algo que me parece ustedes no quieren ver…Me hacen acordar a ciertos militares que minimizan las desapariciones o caen en el negacionismo absoluto respecto de lo que pasó en la guerra contra la subversión…

    Dios quiera que algún día, así como muchos que consideramos justa la guerra antisubversiva no justificamos crímenes ni convalidamos modelos económicos injustos, uds. se atengan más a los hechos y descubran que sí, que fue una guerra, que detrás de esa guerra hubo al menos dos o tres Estados extranjeros apoyándola y que desde 1973 a 1976, los mismos políticos democráticos se encargaron de desarmar al Estado de los recursos legales que tenía para combatir: disolución de la Cámara Federal, amnistía a los terroristas en mayo del 73, modificación del Código Penal, etc.

    Montoneros, FAP, FAR, Peronismo de Base y muchos otros…fueron marxistas. Y eso se los dijo el mismo Gral. Perón. lo que no exculpa al líder justicialista de su gravísima responsabilidad por haber alentado a las “formaciones especiales” u haber coqueteado con el marxismo. De modo que también es responsable de esa guerra el peronismo que por razones tácticas eligió como compañero de ruta al comunismo castro- guevarista. Dejo de lado a peronistas ortodoxos, que hayan combatido tanto a la izquierda marxista como al lopezrreguismo. Por ej. Pancho Bosch.

    El ejemplo de cierto judaísmo me parece que corrobora lo dicho: detrás de un hecho real y aberrante han montado un fabuloso negocio que sólo sirve para apuntalar al criminal Estado de Israel. Y además, ellos no tienen la noción cristiana de justicia, que incluye el perdón. No se han cansado de decir “ni olvido ni perdón”…igualito que las Madres de Plaza de Mayo…

    La máxima justicia es, a veces, la máxima injusticia, como enseñaban los romanos. Pero en todo caso, las amnistías e indultos no son contrarios a la justicia, pues precisamente son medios que pueden servir para alcanzar la paz social, que pertenece a la justicia legal o del bien común

    Xavier de Bouillon

    Xavier de Bouillon


  23. Ante todo, les aclaro que cuando armé el post, mi intención fue exactamente la que cazó Santiago.
    En una lucha armada, es obvio que no se van a tirar con papel picado, de manera que la muerte de Viola, no es para nada el eje ni el objetivo de mi comentario independientemente de la opinión que uno tenga.
    Por otra parte, escribo el blog para intentar un diálogo y no para jugar un partido de fútbol a ver quién gana, por lo tanto es obvio que “escuchando” los comentarios que me envían, modifique a veces mi opinión, de lo contrario estaría monologuizando. Mi intensión es precisamente esa, dialogar, ergo, debatir, escuchar, incorporar otras opiniones, etc., etc., etc….cosa bastante difícil, porque como se vé, recibo tantos improperios de la derecha como de la izquierda o de Doña Tota, lo cual es un signo evidente de los problemas que planteo siempre. Si soy una boluda o no, me importa cero. Pero me niego rotundamente a ponerme una camiseta, activar el chip correspondiente y meterle para adelante, declarando sólo lo que a mi grupo le conviene.
    No pienso olvidar con selección. Porque aunque recuerde el caso Viola, no significa eso perdonar nada ni justificar genocidio, sino y muy por el contrario: en ningún momento adoptar la conducta social y política del genocida o el progenocida.
    Creo en la justicia y por lo tanto en los derechos humanos. No creo en que haya que juzgar a todos, porque niego que haya habido una guerra. Hubo genocidio, como plan, y por lo tanto los genocidas y sus colaboradores deben ser condenados. Por una cuestión de moral es que creo que los excesos, unos pocos, cometidos por las organizaciones armadas sí deberían juzgarse, como excesos, esos sí, que no fueron parte de ningún plan.
    Y tampoco tengo ni apertura inconmensurable ni soy la reencarnación de la madre Teresa, porque más de una vez pienso en las ventajas de los supositorios de tabasco, simplemente que priorito aquello a lo que quiero llegar.
    Saludos platenses,
    Celeste


  24. “(…) Por una cuestión de moral es que creo que LOS EXCESOS, UNOS POCOS, cometidos por las organizaciones armadas sí deberían juzgarse, como excesos, esos sí, que no fueron parte de ningún plan (…)”

    El abominalbe discurso de esta zurdita, me hace recordar al abominable discurso que dio Bignone anunciando la auto-amnistia. Son lo mismo. Son los dos demonios


  25. Celeste, ¿realmente crees en la justicia de los hombres?
    Me llama la atención. Me basta solo mirar a mi alrededor para ver que no la hay, mirar para atrás para confirmar que no la hubo, y concluir por eso que dificilmente la habrá en un futuro-salvo que hagamos algo para que esto cambie, y no digo en nuestro país solamente-.

    No conozco en profundidad como para hablar de la ideología tan finamente sobre si eran o no marxistas, pero estoy seguro que para muchos jóvenes que se sumaron a la lucha el análisis era más simple: era necesario que las cosas cambiaran, y por eso combatieron.
    Es lo mismo que sucede hoy pero con otro tipo de combate: a través de las organizaciones sociales o de derechos humanos -que son para la gente adepta al actual sistema unos “zurditos”-.

    Creo que nos pasa a todos, en mayor o menos medida, que vemos las cosas de una manera sesgada y se nos dificulta pararnos lejos para tener una mirada más “objetiva”.
    Pero hay veces que las cosas parecen demasiado evidentes: si hay madres o abuelas que reclaman por sus hijos o nietos desaparecidos -muchas de ellas probablemente afectadas por el gran sufrimiento que esto causa-, si hay gente cortando la autopista porque le quieren sacar su rancho de la villa, si hay docentes luchando por salario justo y son asesinados -y encima tienen barba y pelo largo-, si hay marchas para que no olvidemos un época nefasta o para que se enjuicie a asesinos y genocidas, se habla de zurdos, negros, vagos, etc. Ahora, si el corte es para pedir seguridad -esto es: que metan a los pibes en cana más a una edad más temprana, que se saquen las villas y se “trasplante” a la gente, que la cana meta más gente adentro por portación de cara- o para que aguantar al “campo”- para que los dueños no quiebren, (aunque ellos pagan sueldos de mierda y los que no comen bién son los peones por los que la gente no sale a la calle a pedir nada), o porque un corralito se quedó con la plata -que muchas veces se ahorró a costa de pagar mal a los “negros”-,ahí si la protesta es válida.


  26. La verdad que cada vez me convenzo más que no solo no estoy en ninguno de los dos bandos, sino que estoy decididamente en contra de ambos. Puaj.


  27. Esos comentarios descalificadores de puajj, me producen la onomatopeya que lo nombra.


  28. Eche, no creo en la justicia de los hombres en general (tanto acá como en Bungulundia), pero creo que podría ser posible y habiendo una mínima posibilidad…por qué no?
    En cuanto al resto de tu comentario, coincido exactamente con todo lo que decís.
    Santiago:, y sí,de zurdita, marxista, traidora, conchetita,puajs,oligarca, qué linda boquita y otros descerebrajes tengo la casilla de correo llena. Pero, qué querés que te diga, cada uno hace lo que puede y si no puede más que eso…
    Todavía, no sólo no tenemos idea de lo que es la democracia, sino ni siquiera sabemos intercambiar opiniones. El diálogo social arrastra aún hoy las secuelas que dejó la dictadura y su escuela francesa: o el interlocutor piensa como vos o al descrédito y los improperios. Felizmente los tiempos han cambiado de lo contrario….
    Tratar de clasificar ideas y pensamientos, es entre otros obtusos, lo que en nuestro país ha costado un río de sangre.
    En fin, así las cosas. Paciencia, madurez cívica y política no se alcanza de un día para el otro.


  29. No se alcanza de un dia para el otro: El que quiere celeste, que le cuesta….
    cuac


  30. Celeste, lo que decis es cierto absolutamente. Lo vivo a diario aca en este espacio.


  31. Celeste, yo si creo que puede haber justicia, pero para eso hay que modificar muchas lógicas que hay hoy la sociedad.
    Mysterio, el bando que está bueno es el que quiere que las cosas cambién para que todos tengamos una buena vida, y no pocos con mucho para disfrutar, y muchos que se cagan de hambre. Si estás en ese bando, estamos juntos. Tal vez tengamos que ver las formas de cada uno…


  32. Rome, tu blog está interesantísimo.
    Si, se vive a diario esto de las discuciones a la “clásico de fútbol”…Dale River! Dale Boca! Dale Lobo! y nadie modifica nada y donde te descuidás te zamparon un botellazo.


  33. Sr. De Boullion,
    Con su permiso iré desgranando mis pareceres siguiendo el orden de su tan especificativo escrito.

    Es una lastima que usted no tenga tiempo para esclarecernos con los argumentos seguramente demoledores con que cuenta en favor de su posición.
    Mientras tanto continúo dando, humildemente, los míos, aunque no sean tan contundentes como con los que usted dice contar.

    Usted dice que “hubo militares y civiles que combatieron sin cometer crímenes”. Primeramente, ¿que hacían civiles combatiendo?. Es difícil que un civil tome un arma, le dispare a otro ser humano y no cometa un crimen. No me imagino a civiles participando en escenarios de combate. No me lo imagino y hasta me parece inadmisible. ¿Como los soldados profesionales permitían esto?. Sí, me imagino bien, a civiles participando de torturas y secuestros. La conjunción de civiles y militares actuando juntos me da más la estructura tradicional de los escuadrones de la muerte. Quizás usted, deliberada o inconcientemente, este haciendo referencia a esto, a lo cual, por supuesto, le daré merecidamente la derecha.
    También sería de mucha importancia, dado que según usted se trato de una guerra, establecer cual fue el campo de batalla en el que esos militares (ya dejemos de lado a los civiles) combatieron “por Cristo Rey y por la Patria”. En el monte tucumano se libro lo más parecido a una batalla y debo decir que soy muy generoso en el concepto. Los guerrilleros allí apostados eran un grupo de andrajosos que a los dos meses de vivir a la intemperie se morían de hambre. Está bien, le concedo que no era culpa del ejército tener enfrente un enemigo tan endeble pero, convengamos, no era necesario, ni siquiera, movilizar tropas para lograr su rendición. Era sentarse a la vera del monte a esperar que vinieran a pedir comida. Eso no fue una batalla, fue una cacería. Y no hay mucho merito en participar de una cacería.
    El resto: Operaciones casi suicidas. Mal planeadas y ejecutadas. Las principales y más grandes finalizaron en emboscadas de parte del ejército producto de la infiltración y la delación que sufrían las organizaciones guerrilleras. En estos casos, técnicamente, el ejército solo respondía la agresión.
    Secuestros y asesinatos. Para estos bastaba la acción de la policía. Esa fuerza ha combatido contra este tipo de delitos durante toda su existencia y en ningún momento se ha dicho que estén en una guerra por eso.

    Para decir que no fue una guerra yo me atengo a los hechos. Es lo que trato de hacer todo el tiempo. Pero me atengo a los hechos que conozco. Evidentemente usted conoce otros hechos que ineludiblemente refieren a su punto de vista pero que, seguramente por la cuestión de la falta de tiempo, no le es posible dar.

    No me consta que Perón haya calificado de marxistas a algunas facciones de la izquierda peronista. Pero le creo. Pudo haber sido así. Lo que cabria preguntar es si eran marxistas con respecto a quien. Con respecto a Perón, sin duda. Pero eso no los hacía marxistas. Yo estoy a la izquierda de usted y no por eso soy marxista, como usted no es un fascista o nazi por estar a la derecha mía. Distinto seria si alguna de esas agrupaciones se hubieran autodeclarado marxistas cosa que, debo admitir, no se si sucedió.
    Y, esta claro, que esta argumentación la estamos haciendo debido a mi afirmación de que los peronistas no son marxistas y no porque un marxista merezca ser desaparecido.

    La “noción de justicia cristiana” poco aporta como argumento a la hora de exigirle justicia al estado. La “noción de justicia cristiana” que admite el perdón quedara para ser ejercida por cada individuo como mejor le parezca. Si usted quiere perdonar a los represores del proceso, allá usted, esta en su derecho de hacerlo en su fuero íntimo y en su alma. Déjenos que nosotros reclamemos justicia remitiéndonos a las leyes vigentes en la Argentina.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco


  34. Rome: lo vivis y lo practicas.


  35. Creo que si hay algo que trato de vivir en el blog es la tolerancia.

    Y es justo lo que muchos se niegan a vivr.
    Tal vez te hayas equivocado de blog…


  36. Rome, aguante!
    Cuando un post acumula tantos comentarios tan cargados (los más con la emoción por delante), es porque resulta un dedo en la llaga.
    No por nada, la herida de más de 30 años, lejos de cicatrizar, sigue sangrando…


  37. Un par de comentarios:

    “Los ejemplos de Castellani y demás son los de siempre. Pero la gran mayoria de los que defienden el proceso dicen lo que enuncie en mi comentario (Rome)”

    SON LOS EJEMPLOS DE LAS CABEZAS INTELCTUALES DEL NACIONALISMO CATÓLICO, AL QUE MUCHAS VECES SE PRESENTA COMO IDEÓLOGO DE LA REPRESIÓN ILEGAL. NACIONALISMO QUE, DICHO SEA DE PASO, SE ENCARGÓ DE DENUNCIAR LUEGO LA RELACIÓN DE CIERTOS CÍRCULOS DEL PROCESO CON EL IMPERIALISMO INTERNACIONAL DEL DINERO (TRILATERAL)…EL MISMO QUE FINANCIABA Y FINANCIA A DETERMINADOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS.

    “Esta es la misma gente que después (cuando enjuician legalmente – notese la diferencia de estar preso en un country con estar en el fondo del rio desaparecido) pide una anmistía general en nombre del progreso (Duaca)”

    ¿POR QUÉ GENERALIZÁS? UNO DE LOS QUE COMENZÓ CON LA CAMPAÑA DE LA AMNISTÍA TIENE SU PADRE MUERTO POR EL ELP- 22 DE AGOSTO Y NUNCA HABLÓ EN ESOS TÉRMINOS RACISTAS Y CRIMINALES. ES MÁS, HACE MÁS DE DIEZ AÑOS QUE APARECE EN T.V DICIENDO QUE HAY QUE PERDONAR AL ENEMIGO Y NO ES UN PACIFISTA HIPPIE, ES DE LOS QUE REIVINDICAN LA GUERRA CONTRA LA SUBVERSIÓN, PERO NO LOS CRÍMENES. LO CONOZCO PERSONALMENTE. Y NO ES EL ÚNICO CASO. OTROS SON EL DR. VIGO LEGUIZAMÓN, DE SANTA FE, DE QUIEN TE RECOMIENDO LEER SU LIBRO “AMAR AL ANEMIGO”, ARTURO LARRABURE, LIS GENTA Y TANTAS PERSONAS QUE ME GUSTARÍA QUE CONOZCAS PARA QUE VEAS QUE LA REALIDAD ES BASTANTE MÁS RICA DE LO QUE A VECES SE PIENSA…

    OTRO DE LOS QUE APOYÓ DE ENTRADA LA AMNISTÍA E HIZO PROPAGANDA DE LOS ACTOS SUCESIVOS EN FAVOR DE UNA “MEMORIA COMPLETA” FUI YO. Y DESDE QUE MILITO EN POLITICA (1983) JAMÁS DEFENDÍ NI LOS CRÍMENES DEL PROCESO, NI LA POLÍTICA ECONÓMICA DE MARTÍNEZ DE HOZ NI LA ESTAFA DE LA DEUDA EXTERNA. ES MÁS, NO HE TENIDO PROBLEMA EN HACER PROPAGANDA DE LOS GRANDES LIBROS DE ALEJANDRO OLMOS SOBRE LA DEUDA, A PESAR DE QUE FUERA AUN PERONISTA DE IZQUIERDA. NI TAMPOCO HE DEJADO DE SEÑALAR LO QUE CONSIDERO ERRORES GRAVES, TEÓRICOS O PRÁCTICOS, DE CECILIA PANDO O DE NICOLÁS MARQUEZ, A QUIENES CONOZCO PERSONALMENTE, DE LOS QUE TENGO LA CERTEZA DE SU TOTAL SINCERIDAD EN SUS PLANTEOS Y A QUIENES APOYÉ, CON LAS RESERVAS MENCIONADAS, EN LA CAMPAÑA POR LA AMNISTÍA. LO QUE NO ME HACE CÓMPLICE DE CADA COSA QUE DIGAN O HAGAN.

    “Hubo genocidio, como plan, y por lo tanto los genocidas y sus colaboradores deben ser condenados (Celeste)”

    HUBO CRÍMENES, TORTURAS, DESAPARECIDOS. PERO GENOCIDIO ES EL INTENTO DE EXTERMINAR TOTAL O PARCIALMENTE A TODA UNA POBLACIÓN. AQUÍ DE LO QUE SE TRATABA ERA DE EXTERMINAR A UN CONJUNTO DE EJÉRCITOS TERRORISTAS Y NO A UN PUEBLO. NO FUE UN GENOCIDIO, COMO NI HUBO 30.000 DESAPARECIDOS Y ESO SE HAN CANSADO DE DECIRLOS MUCHOS MILITANTES DE IZQUIERDA. UNA DE LAS MALAS ARTES DE CIERTA PSICOPOLÍTICA ES REPETIR SLOGANS AMARILLISTAS…HASTA QUE LAS MASAS CREEN QUE ES VERDAD. LO HAN USADO TODOS LOS REGÍMENES TOTALITARIOS. LOS NAZIS SABÍAN MUCHO DE ESTO, MUCHO MÁS LOS COMUNISTAS.

    ADEMÁS CADA VEZ QUE SE HABLA DE ESTAS COSAS NOS ACUSAN DE “MACCARTISTAS” Y DE ASUSTAR CON EL CUCO DEL COMUNISMO. BUENO, EL ASUNTO ES QUE EL COMUNISMO SÍ LE COSTÓ A LA HUMANIDAD CASI CIEN MILLONES DE MUERTOS DESDE 1917 HASTA 1989, CIFRA QUE CONSTA EN EL LIBRO NEGRO DEL COMUNISMO, ESCRITO POR HISTORIADORES SOCIALISTAS. PERO SI ESA CIFRA FUERA FALSA (NO HAGO DOGMAS DE ESTAS COSAS) LO QUE NADIE PUEDE NEGAR ES LA TIRANÍA DE LOS REGÍMENES MARXISTAS, TANTO EN LA URSS COMO EN CHINA O EN CUBA, CON SUS MUERTOS, TORTURADOS Y UN LARGO ETCÉTERA. ¿POR QUÉ DEMONIZAR SÓLO A LOS REGÍMENES MILITARES O AL NAZISMO? LAS IZQUIERDAS TIENE UNA RARA HABILIDAD PARA CAER SIEMPRE BIEN PARADAS, EN NOMBRE DE LA JUSTICIA Y LA IGUALDAD. POR DE PRONTO HAN LOGRADO QUE PRÁCTICAMENTE NINGUNO DE LOS CRIMINALES DE LOS PÁISES DE EUROPA ORIENTAL SEA PERSEGUIDO O SOMETIDO A TRIBUNALES INTERNACIONALES COMO SE HACE CON LOS MILITARES. ES MÁS, GRAN PARTE DE ELLOS SE HAN “RECICLADO” Y HOY SON MIEMBROS IMPORTANTES DE GOBIERNOS O PARTIDOS SOCIALDEMÓCRATAS O DE ORGANISMOS INTERNACIONALES COMO LA ONU. ¿QUIÉN GANÓ ENTONCES LA GUERRA???

    No conozco en profundidad como para hablar de la ideología tan finamente sobre si eran o no marxistas, pero estoy seguro que para muchos jóvenes que se sumaron a la lucha el análisis era más simple: era necesario que las cosas cambiaran, y por eso combatieron (Eche)

    PUES TE VENDRÍA BIEN SABER LO QUE ES EL MARXISMO PARA, AL MENOS, COMPRENDERNOS UN POCO A LOS DE ESTE LADO…ESCRIBIR ESO ES COMO DECIRLE A UN JUDÍO: YO NO CONOZCO EN PROFUNDIAD LA IDEOLOGÍA NACIONALSOCIALISTA PERO ESTOY SEGURO QUE MUCHOS JÓVENES ALEMANES LO APOYARON PORQUE QUERÍAN UN FUTURO MEJOR…
    EL MARXISMO ES UNA IDEOLOGÍA PERVERSA Y LO ÚNICO A LO QUE HA CONDUCIDO EN LOS PAÍSES QUE LOGRÓ CONQUISTAR ES A LOS GULAGS, A LOS PAREDONES Y AL HAMBRE DE MILLONES DE HABITANTES.
    COMO HE DICHO OTRAS VECES ESO NO ME CONVIERTE EN UN PARTIDARIO DEL CAPITALISMO LIBERAL O NEOLIBERAL NI DEL NAZISMO. ¡POR FAVOR, BASTA DE DIALÉCTICA!!!!ES PRECISAMENTE DE LOS PEORES ELEMENTOS QUE HEGEL LE LEGÓ A MARX Y TAMBIÉN A LA DERECHA HEGELIANA…LA REALIDAD ES MUCHO MÁS COMPLEJA COMO PARA QUE LA PODAMOS ENCERRAR EN FORMULAS DUALISTAS….

    Y A FUER DE SER SINCEROS: YO NO SÓLO RECONOZCO SINO QUE SÉ QUE MUCHOS QUE ESTUVIERON DEL LADO DE LA GUERRILLA LO HICIERON PORQUE CREÍAN QUE ESTABAN LUCHANDO POR UN MUNDO MEJOR. Y MUCHOS DE LOS QUE HOY LOS REIVINDICAN TAMBIÉN. ¿POR QUÉ NO PUEDEN UDS. DARSE CUENTA QUE MUCHOS DE LOS QUE COMBATIERON ESA GUERRILLA NADA QUERÍAN SABER DE MARTÍNEZ DE HOZ Y CÍA O QUE SI APOYABAN INCLUSO ESA POLÍTICA ERA PORQUE CREÍAN QUE ERA LO MEJOR PARA EL PAÍS??? DE HECHO CONOZCO BASTANTES PERSONAS, DE LAS QUE ME ANIMO A DAR FE DE SU PATRIOTISMO Y HONESTIDAD, QUE TUVIERON ALGÚN TIPO DE RELACIÓN CON EL PROCESO Y NO SON NI CRIMINALES NI ASESINOS. INCLUSO VARIOS INTENTARON, DESDE ADENTRO, QUE LAS COSAS SE HICIERAN DE OTRA MANERA. NO PRETENDO QUE COMPARTAN ESA VISIÓN, SINO QUE COMPRENDAN QUE MUCHOS DE LOS QUE ESTUVIERON EN EL ÚLTIMO GOBIERNO MILITAR, ERAN BUENAS PERSONAS, NO SÁDICOS ASESINOS. Y SI EL PROBLEMA ES QUE COLABORARON CON UN GOBIERNO MILITAR…HÁGANLE EL MISMO REPROCHE A PERÓN O A BALBÍN O AL POLÍTICO QUE USTEDES QUIERAN, PORQUE VERÁN QUE EN EL 90% DE LOS CASOS SE TRATA DE PERSONAJES PÚBLICOS QUE COLABORARON CON ALGUNO DE LOS TANTOS GOBIERNOS MILITARES QUE HUBO EN LA ARGENTINA DESDE 1930…PERO RESPECTO DE ESAS HONESTAS PERSONAS QUE ESTUVIERON EN EL PROCESO Y DE LAS QUE PUEDO DAR FE, PIENSO EN HOMBRES COMO ALBERTO RODRÍGUEZ VARELA, JUAN RAFAEL LLERENA AMADEO O JUAN LUIS GALLARDO, ENTRE OTROS… DE LOS DOS PRIMEROS NO COMPARTO BUENA PARTE DE SUS IDEAS, PERO SÉ QUE QUE NO SON GENOCIDAS NI CRIMINALES DE GUERRA. Y ME DE LOS TRES, ME CONSTA SU HONESTIDAD Y SU HOMBRÍA DE BIEN. PODRÍA MENCIONAR A PERSONAS QUE CONOZCO MÁS DE CERCA, FAMILIARES O AMIGOS, PERO COMO ESTÁN LAS COSAS, MEJOR NO SEGUIR RECORDANDO NOMBRES…

    Xavier de Bouillon


  38. Javier:

    1) Cuando hablo de civiles, lo digo porque fue una guerra que se libró en varios campos: el militar, pero también el cultural o el religioso. Por eso el ELP- 22 de Agosto lo mató a Sacheri, que jamás había empuñado un arma, pero en cambio había denunciado la infiltración marxista dentro de la Iglesia Católica con su libro “La Iglesia Clandestina”. Fue un combatiente intelectual…pero lo mataron delante de toda su familia con armas de fuego.

    2) Entiendo que según la literatura que manejás pienses que no fue una guerra. Pero te recomiendo que leas a los propios líderes de uno u otro campo de esa época y verás que no es cierto. La acción guerrillera se lanzó desde Cuba en 1967, bajo la conducción del Che Guevara, y bajo ese paraguas se fueron alineando o armando los distintos grupos: algunos abiertamente marxistas, como se desprende de sus propias declaraciones (ERP o FAR) y otros peronistas de izquierda con influencias más o menos marxistas (aquí los matices con casi individuales, creo) como FAP o Montoneros. Que fue una guerra…basta pensar en que entre la estructura visible y la oculta, la militar y la civil, la guerrilla manejaba 25000 hombres, que se regían por códigos internos de justicia militar (donde se castigaba no sólo la traición sino por ej.la homosexualidad), que funcionaban tribunales populares y cárceles del pueblo, que durante casi diez años hubo habituales ataques a comisarías, cuarteles militares, organismos de gobiernos, asesinatos en plena calle (de profesores universitarios, ejecutivos de empresas, sindicalistas, policías, oficiales de las FF.AA, etc), guerrilla rural (que no fue como vos la contás y te invito a que viajes a Tucumán para que escuches lo que recuerda la gente del pueblo, por ej,. del Combates de Manchalá), entrenamientos en Cuba y Libia, tráfico de armas, secuestros extorsivos, manejo de enormes cifras de dinero por parte de banqueros conocidos vinculados a la guerrilla, etc. Y la contraofensiva empezó con el mismo Perón, que por no recurrir a las FF.AA…toleró o amparó el sugimiento de las bandas criminales de la Triple A…Luego, bajo el gobierno constitucional de Isabel Perón, se recurrió a las FF.AA ante la evidencia de que con la policía sólo no bastaba, si se quería librar a la Argentina de la suerte que por aquellos días corrian Vietnam (un millón de muertos al entrar las tropas comunistas en Vietnam del Sur) y tantos otros países.

    2) Yo no dije que había que matarlos por marxistas, sino por terroristas y con la ley en la mano. Pero saber lo que el marxismo significa ayuda a entender mejor qué tipo de guerra se libró en el país…En cuanto a lo que dijo Perón…leé los tomos de Historia Argentina de Fermín Chávez (que completa la de Pepe Rosa) o lo que les dijo frente a las cámaras de T.V a los dirigentes montoneros (no el discurso en la Plaza, sino la reunión que tuvieron creo que en Olivos). Y vale la pena, aunque puedan no compartirse algunas cosas, leer los siguientes libros:

    a) Vigo Leguizamón: Amar al enemigo
    b) Juan Bautista Yofre: Nadie fue
    c) Héctor B. Petrocelli: Historia constitucional
    Argentina – Apéndices 1 y 2.
    d) La Sentencia del Jucio a las Juntas militares, donde se afirma que fue una guerra con lujo de detalles.

    3) Las leyes vigentes en la Argentina permiten una amplia amnistía (adhesión a la Convención de Ginebra) y si se opta por seguir con los juicios, hay que hacerlo respecto de militares como de guerrilleros (Protocolo de Roma). El criterio de la Suprema Corte acerca de que prescriben los delitos de subversivos y no los de militares es de una desigualdad manifiesta y contraria al más elemntal estado de derecho…

    4) Reitero que no soy ni partidario del Proceso ni justifico los crímenes cometidos. Sólo digo que de los hechos y los testimoniso de ambos bandos (no de la propaganda interesada de algunos grupos) se desprende que aquí hubo una guerra. Y fue una guerra de grupos terroristas marxistas contra la Nación Argentina. Por eso, cuando las cosas se pusieron bien bravas, todos los argentinos de ley (peronistas o radicales, conservadores o liberales, nacionalistas o lo que fuere) estuvieron con la Nación y contra las bandas montoneras y erpianas…¡Hasta el propio Abelardo Ramos, que los montos reividicaban como referente!!! (Y que no “santo de mi devoción…”…). Lo que no quiere decir que luego apoyaran el golpe de estado, aunque varios sí…y muchos más de los que te imaginás (empezando por el empresario peronista Jorge Antonio hasta el mismo Ricardo Balbín)…

    ¿Sabés por ej. qué militar que combatió a la subversión se opuso al golpe del 24 de marzo? El mismo que se levantó en armas contra el gobierno zurdo de Alfonsín y el gobierno cipayo de Menem. Uno de los pocos militares que, habiendo sido héroe de Malvinas y no habiendo tenido denuncias por violaciones a los derechos humanos, denunció (en 1975/76) que tanto la guerrilla marxista como el golpe eran una trampa para entregrar a la Argentina en manos de la Alta Finzanza mundialista. Y que se rebeló contra Menem diciendo que iba a entregar la Nación al imperialismo yanqui…y casi lo fusilan, como al Gral. Valle. Me refiero a Seineldín… luego de su derrota vinieron las relaciones carnales con EE.UU, en el gobierno menemista que los Kirchner y los intendentes peronistas del conurbano bonaerense supieron apoyar

    Xavier de Bouillon


  39. Sr. De Boullion,
    Con su permiso, quisiera hacer algunos comentarios a partir de sus contestaciones.
    Sinceramente espero que no le moleste que lo haga a partir de notas que no van dirigidas a mí. Si es así le pido disculpas y le ruego tenga a bien recibirlas como reflexiones surgidas a partir de sus interesantes apreciaciones.

    Genocidio: Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.

    Esta es la definición textual de la palabra genocidio en el diccionario de la real academia española en su 22° edición disponible por Internet. Yo tengo una versión anterior de dicho diccionario, en papel, que no incluye el motivo político de lo cual infiero que esto se ha agregado recientemente. De todas maneras el meollo de la definición esta, creo, en la palabra “sistemática”. Usted no pone en duda esta característica en las desapariciones del Proceso con lo cual no debería estar en desacuerdo con la tipificación de genocidio para los crímenes cometidos por la dictadura militar.
    Si fueron o no 30.000 creo que es un detalle tan menor (perdón por esta barbaridad, menor en cuanto al planteo, a los efectos del razonamiento. Un muerto más siempre es una tragedia para la humanidad) como los 100 millones de muertos del comunismo. Cabe destacar que la misma generalización que usted, con toda razón, pide no sufrir la aplica a su interlocutor. No es mi intención defender al comunismo pero no es lo mismo el comunismo de Lenin que el de Stalin que el de Castro o el de Mao. Y a partir de ahí hay tantas particularizaciones como las que usted plantea entre “los de su lado”.

    ¿Por que no la amnistía?. Por injusta. El primer ejercicio que podemos hacer para llegar a esta conclusión es, directamente y sin más, contar a cuantos beneficiaría de un lado y del otro una amnistía general. No ha dudas que son muchos más los ex represores que los ex guerrilleros.
    Se me ocurre que debe ser porque no muchos sobrevivieron la represión. Con lo cual, los deudos de los muertos del lado guerrillero, no van a aceptar esta amnistía porque no alcanza a sus familiares ya muertos.
    Lo segundo a tener en cuenta es la diferencia de peso entre ambos crímenes. A tal punto que el cometido por los guerrilleros ya esta prescripto y el otro (el genocidio) no. En este caso: ¿Quien necesita la amnistía?.
    Por ultimo y para mi lo primordial, es que la mayoría de los desaparecidos no eran guerrilleros, jamás habían tomado un arma entre las manos, ni habían cometido delito alguno más que el de pintar alguna pared. Esos muertos reclaman y merecen justicia.
    Por todo esto es que la amnistía es una necesidad del bando represor. De los genocidas.
    Y usted, lamentablemente, resulta engañado ‎y atraído nuevamente a una causa en favor de estos.

    Nadie discute la sinceridad de Cecilia Pando y otros que usted nombra. Tampoco que, a partir del trato personal, usted los haga personas bien intencionadas porque son cariñosos con los niños o amables con los ancianos o preparan ricas pastas frolas o asados. No crea que un monstruo hace evidente su condición acercándose babeando, con ojos afiebrados y gesto demoníaco. Como en Caperucita Roja, lo hace disfrazado de abuelita.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco


  40. Sr. De Buillon,
    Acabo de ver su contestación para mi, justo despues de enviar mi ultima nota. La leere con suma atención y le respondere en caso que sea menester.
    Un saludo cordial para usted.
    Javier Blanco


  41. Xavier:

    Recibo tu respuesta a mi comentario (donde me decís que generalizo) y probablemente tengas razón en gran parte de lo que me decís.
    Pero solo quería aclararte que cuando me refería a “esta es la misma gente que después…” lo hacía en respuesta a un mensaje que no era el tuyo, ya que no me dio esa sensación en tus comentarios. Aclarado eso, bienvenida la respuesta.

    Saludos.


  42. La definición de Javier sobre genocidio, no sólo es la de la Real Academia, sino la que toman las leyes y convenciones internacionales.
    Me resulta peculiar, que quienes sostienen que hubo crímenes, torturas, etc., etc., sean los mismos que luego sostienen que los juicios a esos asesinos son vengativos y están plagados de testigos falsos. Más peculiar me resulta todavía que luego defiendan la causa aún de los que apropiaron bebés” (sic Pando) y que jamás pese a decir estar en contra, han declarado un caso de “injusticia” por parte de la dictadura. Que sostengan que sólo se trató de combatir a organizaciones armadas, cuando está harto probado que en la redada muchas víctimas ni siquiera militaban, como por ejemplo la Sra Nilda Eloy. Que sigan afirmando desde un supuesto “mea culpa” que se trató de 9 mil desaparecidos como si eso fuera algo positivo, porque siendo así, en 1976 (época de mayor militancia) las fuerzas armadas habían evaluado a los “elementos activos” de la guerrilla en 1500, dónde están entonces los otros 7.500, en Europa?…
    En la Segunda Guerra Mundial, hubo muchos militares que siendo nazis, se opusieron a las barbaridades del nazismo, lo que pagaron con sus vidas (como el gral. Graf von Staufenberg y tantos otros y sus familias fueron deportadas a campos de concentración)
    Cuáles son los militares argentinos que mostraron tanto heroísmo?…
    Por qué los amigos del Sr. Buillon, denominan presos políticos a quienes hicieron lo que aparentemente condenan? Preso político es una persona que está detenida (de la forma que sea), porque sus ideas políticas resultan un riesgo o amenazan la seguridad del régimen de turno. Quienes están presos hoy, lo están no por sus ideas, sino por secuestrar, saquear, torturar, violar, asesinar y/o apropiar criaturas. No son ni cerca presos políticos, son criminales y por eso están tras las rejas.
    Por qué aquellos que dicen reconocer que hubo semejante “moral de combate” claman por los derechos humanos que sus defendidos ignoraron por sistema; que
    lloran las condiciones de detención de los reos, simi
    lares a un buen hotel, cuando hay fotos de los espantosos campos de exterminio que esos mismos presos dirigieron y luego aluden ser víctimas de una justicia tuerta?…
    Por el tipo de escritura, el anónimo Sr. de Buillon pareciera ser el mismo que comenta en La Historia Paralela con el seudónimo “el ingenioso Hidalgo…” o algo por el estilo…no me extrañaría…pero podría confundirme, las vueltas que le dan a todo con tal de lograr que los genocidas zafen y no se llegue a los colaboradores, son siempre las mismas.


  43. A propósito hidalgo Xavier de Buillon,
    Los huesos encontrados en el campo de exterminio Pozo de Arana…son truchos?…
    Los testigos que dieron testimonio exactamente de lo que se encontró, son truchos pero…videntes?
    Se puede aniquilar tanta gente con tanta impunidad si no se trata de un plan de exterminio genocida?…
    El comisario 220 Miguel Etchecolatz que como jefe frecuentaba y “trabajaba” en dicho chupadero…es “injustamente el preso político que pretende”?
    Las mentiras tienen patas cortas. Las del genocidio y progenocidio, diría que ni patas tienen.


  44. El problema de Xavier de B. es que comete el mismo error que despues critica. En sus comentarios termina siendo condescendiente con torturadres o defensores de la represion, porque “los conoce y los sabe buenas personas”, pero despues generaliza sobre los 25.000 guerrilleros armados que, ademas, “debieron ser muertos por ley”.

    El otro tema es ya un tema mas subjetivo: Ya es bastante pedante que en una discusion se diga “lee esto, y esto, y esto”, pero que encima se diga, como le dijo a Javier “entiendo que pienses asi a partir de lo que leiste”, bueno…no me quedan palabras.

    Estoy pensando publicar lalista de mis libros leidos asi se me dice que pienso, como vivo y que va a ser de mi futuro…

    Pero vuelvo al prinicpio. Si se quiere llevar el planteo a algo mas “objetivo” o “completo”, como esgrimen muchos ahora (en clara desventaja judicial, ya que años ha no lohubieran hecho), ok. Pero seamos objetivos. Se terminan defendiendo implicitamente cosas (por mas que despues se explicute que no) que son indefendibles. Y se “etiquetan” cosas sin asidero, como por ejemplo la guerra marxista “contra la nacion argentina”. La guera contra la nacion la hacen todos los que la van oradando y destruyendo. Y en eso, el proceso, martinez de hoz, y los gobiernos de de Menen (por poner algunos casos) van a la vanguardia.


  45. A veces me asaltan extraños pensamientos fomentando esto de los derechos humanos para todos y la justicia y el castigo que se merecen. Porque pensando en lo que se merecen, por momentos creo en la aceleración para llegar a la verdad que prometería aplicarle a estos esbirros la “escuela francesa”.
    El único inconveniente que le veo, es que no pararían de pedir por los DERECHOS HUMANOS.


  46. Sr. De Boullion,
    Le contesto siguiendo el orden por usted propuesto.
    1) Vale la aclaración. La confusión surge a partir de la utilización de la palabra combatir que me remite a la acción bélica y en ese sentido la utilizo yo. Pero el sentido que usted le da es perfectamente correcto y valido con lo cual declino mi comentario acerca de civiles participando de enfrentamientos armados.
    2) ¿Cómo sabe que literatura manejo?. Yo nunca me he pronunciado al respecto así que lo suyo es un acto de adivinación pura. O quizás crea inferirla a partir de mis comentarios cosa que, dado lo complicado de un ejercicio semejante, no difiere en mucho de la adivinación.
    No me extraña en absoluto que los lideres de ambos bandos insistan en que fue una guerra. Unos, obviamente, para justificar su proceder. Los otros, para darse una importancia y una representatividad que no tuvieron. Además de que debe ser difícil de aceptar que se participó de una parodia de guerrilla.
    El resto de los datos que usted da son absolutamente exagerados. Así como usted puede nombrarme, seguramente, decenas de autores que justifican sus números yo puedo hacer lo mismo en contrario. Y esto pasa porque en su momento no hubo un debido proceso legal que esclareciera estos hechos. Y no lo hubo porque, como ya manifesté, al mismo Proceso le convenía la represión ilegal. Ergo, a quien le creo, a los autores que favorecen la posición de los genocidas o a los otros. Yo elijo a los otros.
    En cuanto a la invitación a viajar a Tucumán para que los lugareños me cuenten lo que fue la “Batalla de Manchalá” y a partir de ahí poder dar una opinión, quiero creer que usted no basara todas sus opiniones a partir del trabajo de campo, porque de ser así, para poder hablar del Antiguo Egipto, por ejemplo, tendría que haber sido amigo de Ramses. Sería inservible toda la literatura que usted tan efusivamente me recomienda si lo único valedero es la opinión de quien vivió las experiencias sobre las que opinamos. En fin, casi que renegaríamos de cinco mil años de historia humana. Igualmente le aseguro que tendré en cuenta su sugerencia de viajar al Tucumán, pero para dar una opinión sobre las “guerrillas rurales” en la Argentina, como usted las llama, me basta y sobra con lo que conozco hasta ahora sin haber puesto un pie en esa, imagino, bella provincia.
    2) Yo no dije que usted dijera que había que matarlos por marxistas.
    Insisto en que le creo que Perón los llamo marxistas a los montoneros aunque no me consta. Si usted fuera tan amable, ¿me podría indicar en que tomo y pagina de la Historia Argentina de Fermín Chávez figura la cita que usted menciona?. No lo tome como una chicana, se lo pido sinceramente, ya que tengo los 21 tomos (14 de José Maria Rosa y 7 de Chávez) de esa soberbia colección y quisiera tomar nota de la cita que usted me marca.
    3) Los crímenes de los guerrilleros prescriben y los de los genocidas no porque son diferentes. El genocidio es un crimen mas grave que el asesinato o el secuestro seguido de asesinato.
    4) Contra los montoneros y erpianos estuvieron casi todos los argentinos. Tiene mucha razón. No tenían arraigo popular y eran condenados por la gran mayoría del pueblo argentino. Entonces, ¿para que declararles la guerra?, ¿para que exterminarlos?. No tenían ninguna posibilidad de vencer. Pero, insisto, eran una muy buena excusa para eliminar a los que si molestaban (referentes populares) e imponer el modelo económico que usted dice condenar.

    Tiene razón, también, con respecto a Seineldin. Pero por mas razón que tuviera (Seineldin digo), no se justifica alzarse en armas contra un gobierno democrático y libremente elegido por el pueblo.

    Por ultimo una consideración sobre una apreciación suya. Calificar al gobierno de Alfonsín como de izquierda habla más de usted que de Alfonsin. ¿Qué tan a la derecha se encuentra usted ubicado que le parece de izquierda ese gobierno?. Hacerlo de la manera en que lo hace, llamándolo zurdo, con las implicancias que en la Argentina tiene esa expresión y la forma despectiva en que se utiliza me da la pauta de que usted a pasado demasiado tiempo rodeado de personas como Cecilia Pando y se le han pegado este tipo de expresiones bastante comunes en personas como ella e inmediatamente me surge la incógnita ¿Qué otro tipo de asimilaciones habrá hecho de semejantes juntas?.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco


  47. El hidalgo Xavier de Buillon está desaparecido.


  48. Agradezco a Javier, Celeste, Rome y Duaca sus comentarios. Como son largos y estoy con poco tiempo, les pido que me tengan un poco de paciencia. Ya los iré contestando. Salvo a Duaca, con quien creo que las cosas quedaron claras. Un saludo al amigo bellavistence.

    Me parece que el tono en el que ha escrito Javier es el más adecuado para este tipo de debates. Yo no lo hice así (creo) y pido perdón por eso, sobre todo si ofendí a alguien con determinadas frases irónicas.

    Estimada Celeste: no soy el hidalgo, ni siquiera leí nada suyo… hace mucho que no entraba en este blog. En todo caso, puede leer otros comentarios míos antiguos. O los de Fernando Romero Moreno, un amigo con el que suelo coincidir en varias opiniones y me puede evitar escribir cosas que él ya comentó desde que este blog apareció.

    Tènganme paciencia y me pondré al dìa con las contestaciones petinentes

    Xavier de Bouillon


  49. Sr. De Bouillon,
    En lo que a mi respecta no hay nada que perdonar. La utilización de la ironía no es algo de lo que yo me prive tampoco. Siempre haciéndolo con el debido respeto, por supuesto.
    Si puede responder, será un gusto volver a leerlo. De lo contrario le digo que espero poder volver a debatir con usted a la primera oportunidad. Me ha resultado muy grato hacerlo.
    Si, lo comprometo y en caso que lo recuerde, a que me facilite el tomo y la pagina donde figura la cita de Perón acusando de marxistas a los montoneros en alguno de los ocho tomos (fe de erratas, yo había dicho siete y son ocho) de la Historia Argentina de Fermín Chávez.
    Me ahorraría el trabajo de tener que buscarlo, aunque también sería una buena excusa para renovar el placer de leer esa descomunal obra.
    Por ultimo, agradecerle la caballerosidad que tuvo en no corregirme la incorrecta forma en que escribí su nombre en la mayoría de mis notas. Recién acabo de darme cuenta.

    Un cordial saludo para usted.
    Javier Blanco


  50. Prólogo a las respuestas pedidas

    Lo que sigue es general para todos:

    1) Ante todo creo que en un asunto como en el que nos acupa cabe hacer la siguiente distinción:

    a) En lo que a la reconstucción histórica de los hechosse refiere, es algo de naturaleza conjetural, lo que implica que siempre estará sujeto a revisión, en la medida en que pueden aparecer nuevas pruebas y nuevas interpretaciones que obliguen a modificar hipótesis anteriores. No significa que cualquier conjetura tenga el mismo valor, pues las reconstrucciones basadas en mentiras, calumnias, falsos testimonios, etc. carecerán del mismo valor que aquellas realizadas con honestidad, independientemente de la valoración axiológica de los hechos. Esto vale para cualquier modelo de estudio histórico, cualquiera sea la ubicación doctrinaria en la que cada uno esté.

    b) La interpretaciòn axiológica influirá en la selección de los hechos, la valoración de determinados testimonios, etc. y eso es propio de la subjetividad con la que se aborda cualquier cuestión huamana, lo que no resta valor a la misma, sino que se encuadra en las limitaciones propias de la razón. Lo único que restaría valor en lo que hace a la reconstrucción de los hechos, repito, es la falsificación hecha adrede.

    c) Sin embargo, es lógico que la escala de valores desde la que uno juzga los hechos torne muy diferente la interpretación. Entiendo que en historia hay que procurar atenerse lo más que se pueda a la objetividad de los hechos (pero de modo absoluto es imposible) y luego juzgarlos desde la perspectiva personal. Con esto no me adhiero al relativismo ètico o cultural, sino que estoy describiendo lo que me parece un método importante a la hora de debatir y procurar avanzar en el conocimiento y valoración del pasado.

    d) Por último, y me aplico esto a mí en primer término, creo que se puede escrbir y debatir con pasión, pero sin apasionamiento. Lo primero indica que no estudiamos los hechos desde una fría postura deshumanizada, lo segundo que no dejamos que las emociones puedan enturbiar el juicio recto de la inteligencia

    e) En lo que respecta a la cuestiòn de los 70, entiendo que la distinta perspectiva con la que valoramos cuestiones como el marxismo, el capitalismo, la intervención de las Fuerzas Armadas en la política argentina, la acción de otros Estados como Cuba o EE.UU, la dimensión política de la fe cristiana, etc. hacen más difícil el debate en un blog, porque obligaría a escribir un libro el aclarar la postura de cada uno sobre estos puntos. De todos modos y para dar un marco general desde el que se me pueda entender, voy a aclarar algunas cosas en un próximo comentario

    Xavier de Bouillon


  51. Marco de interpetación

    2) Para entender el marco doctrinal desde el que juzgo ciertas cosas, vale la pena aclarar algunas ideas

    a) Mi punto de partida filosófico es el realismo clásico, según el cual podemos conocer la verdad, aunque con distintos grados de certeza: mediante la razón podemos descubrir verdades evidentes por sí mismas (en el orden teórico o en el orden práctico) y reflexionando sobre la experiencia a partir de dichas verdades y respetando las reglas de la lógica (principio de no contradicción, de identidad, etc) arribar a juicios verdaderos. En cambio, en el orden de la ciencias particulares (ciencias naturales, cienias sociales) arribamos a conjeturas, sujetas a refutación. Dicho de modo màs sencillo, entiendo que se puede conocer de modo limitado pero verdadero qué es la realidad (el cosmos, el hombre, Dios), mientras que el conocimiento científico- positivo de dicha realidad es siempre conjetural y provisiorio. Este aspecto es importante para entender por qué relativizo un poco el valor de las reconstrucciones históricas y en cambio juzgo desde valores absolutos, por ej. las conductas. Ej: no sé si los desaparecidos fueron 9000 o 30000, aunque procuro atenerme a lo que me parece la conjetura más seria hasta el momento. Pero independientemente de eso, juzgo inmoral la desaparición forzada y permanente de personas, porque entiendo que es un valor universal e inmutalbe la defensa en juicio de las personas, la obligación de que alguien se haga cargo de las penas impuestas y en el caso de personas inocentes o de culpabilidad dudosa, es indefendible el asesinato. El fin no justifica los medios, sin excepciòn. Lo mismo para juzgar hechos de la guerrilla: nunca se puede matar un inocente. Una cosa es la legìtima defensa personal o coletiva frente a un agresor, en la que cabe incluso el recurso a la violencia armada, y otra es asesinar a una persona o grupos de personas por el mero hecho de ser miembros de Fuerzas de Seguridad, empresas multinacionales, sindicatos, organismos de gobierno, etc.

    b) Un grado màs alto de conocimiento es el teológico, pero eso presupone la Fe, que se puede proponer pero no imponer. Desde la Fe católica, dicho conocimiento es más cierto que el de la filosofía y el de la ciencias, porque no se basa en la evidencia misma de las proposiciones ni en la corroboraciòn de hechos, sino en la autoridad de Dios que ha revelado dichas verdades. Revelación que se contiene en la Sagradas Escrituras y en la Tradición, interpretadas por el Magisterio de la Iglesia. Las verdades de la Fe católica están por sobre la razón pero no contra la razón. De allí que no puedan admitirse como interpetaciones válidas de la misma la separación entre Fe y Razón (racionalismo, modernismo)o la anulación de la Razón por la Fe (fideísmo, fundamentalismo). A los efectos de lo que nos interesa, esto es importante para entender por qué juzgo como una adulteración de la Fe católica la pretensión de armonizarla con una ideología como el marxismo, cuyos postulados (materialismo histórico y dialéctico, alienaciones, economicismo, primacía de la praxis, etc), su aspiración suprema (una sociedad sin clases, sin gobierno, sin religión, sin propiedad) y su metodología (huelga general revolucionaria, lucha de clases, dictadura del proletariado) son contrarios a la razón y además, a la Fe. Demostrar que son contrarios a la razón ayuda al diálogo con los no católicos y que es contrario a la Fe, al diálogo con los católicos más o menos simpatizantes de esta ideología, como sucedió, para lo que nos interesa, con el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y más genéricamente con las teologías de la liberación de inspiración márxista.

    c) Entiendo que desde estos puntos de partida, hay un mìnimo de verdades que católicos y no católicos podemos compartir, en tanto se basan en el diàlogo racional. En lo que hace al orden social y polìtico, dichas verdades son, en sìntesis las siguientes: la primacìa del bien común en la sociedad política, la dignidad de la persona humana entiendiendo al ser humano como una persona con inteligencia, libertad, sociabilidad y politicidad natural, historicidad,etc. y, principios como los de subsidiariedad y solidaridad, existencia de una ley natural universal e inmutable por encima de las leyes positivas, naturaleza orgànica de la comunidad (familia, cuerpos intermedios, gobierno), subordinación de la economìa al orden político y al orden moral, la iniciativa privada como fundamento de la actividad económica, el rol activo aunqe subsidiario del Estado para garantizar la justa distribución de las riquezas y la necesaria independencia económica, el derecho natural a la propiedad privada que tiene una indiscutible función social, defensa de derechos como los de salario justo, precio justo, condiciones dignas de labor, libre agremiación y derechos correlativos (convenciones colectivas de trabajo, derecho de huelga en ciertos casos, legislación laboral protectora del trabajador), etc, legitimidad de los beneficios empresariales y convenciencia de una participaciòn de los trabajadores en los mismos, condena de la usura, de la excesiva concentración económica y del colonialismo explotador, fundamento divino del poder polìtico y legitimaidad de diversas formas de gobierno (monarquía, aristocracia, república), limitación del poder político (sea de reyes, de parlamentos o de mayorías populares) en lo que se refiere al respeto de la ley natural, condena de las formas corruptas de poder (tiranía, oligarquía, democracia absoluta o demagogia), legitimidad excepcional de gobiernos de facto, de rebeliones armadas y de guerras, siempre que los fines y los medios sean lícitos, tratándose en todos los casos de un último recurso, legitimidad de origen (tradición) y de ejercicio (bien común) de la autoridad política, primacía de la legitimidad de ejercico sobre la de origen, derecho de los padres a la educación de sus hijos, función subsidiaria del estado en la educación, educación entendida de modo integral, armonía entre el poder político y el religioso, sin separación (laicismo) ni confusión (fundamentalismo), reconocimiento de la realidad accidental pero real de los grupos sociales (familia, corporaciones, naciones) frente al individualismo y al totalitarismo, etc. Todo esto implica la natural incompatibilidad de ideologías como el liberalismo, el socialismo, el marxismo, el nazismo o ciertas formas de nacionalismo totalitario, con un orden social respetuoso de la dignidad humana. No sucede lo mismo, aunque puedan hacerse críticas en cuestiones puntuales, con doctrinas como el tradicionalismo, la democracia cristiana, nacionalismos moderados, justicialismo, conservadorismo, corrientes democráticas respetuosas de la ley natural, etc.

    d) Sobre el capitalismo hay que hacer una distinción:

    d.1) Capitalismo entendido como un sistema caracterizado por la existencia del préstamo a interés, la propiedad privada de los medios de producción, el salario o la industrialización: entiendo que es algo opinable, siempre que se respeten los criterios mencionados de orden ético. Es decir, un capitalismo humanizado y rectamente ordenado desde el orden cultural, moral y político. Pero personalmente tengo, al menos, muchas reservas respecto de esto, y probablemente mis propuestas económicas – de tipo corporativista – dejen poco margen para considerar dicho tipo de economía como propiamente capitalista.

    d.2) Si por capitalismo se entiende el capitalismo liberal (Adam Smith y epígonos actuales de la Escuela Austríaca, Escuela de Chicago y Escuela de la Opción Pública), neoliberal (Economía Social de Mercado)o prebendario (alianzas corruptas de monopolistas privados con gobiernos), no sólo estoy absolutamente en contra, sino que tales “capitalismos”, aunque en grados diversos, son opuestos a un orden económico justo.

    e) En lo que se refiere a la licitud o no de la participación de los militares en la política argentina, el asunto me parece absolutamente opinable, aunque no creo que se pueda lograr una Nación Justa, Libre y Soberana, sin Fuerzas Armadas (lo que no implica gobiernos militares, se entiende). Fuerzas Armadas con sentido nacional, ni colonial ni marxista. Pero me parece importante recordar que en los golpes de Estado que se produjeron a partir del 30, ademàs de un considerable apoyo popular y una clásica división entre militares nacionalistas y liberales, hubo una conocida participación de diversos partidos políticos. Recuerdo para el caso:

    1930: nacionalismo, conservadorismo, liberalismo, socialismo independiente, radicalismo antipersonalista.

    1943: nacionalismo y radicalismo forjista. De esta Revolución militar organizada por el GOU surgió el justicialismo.

    1955: nacionalismo, peronistas católicos, demócratas cristianos, conservadores, liberales, radicales, socialistas, comunistas, demócratas progresistas, entre otros.

    1966: nacionalistas, conservadores, liberales, cierto sindicalismo peronista, ciertos desarrollistas, demócratas cristianos de derecha, algunos radicales.

    1976: liberales, conservadores, demócratas cristianos de derecha y apoyo inicial – luego convertido en oposición – de algunos nacionalistas (Revista Cabildo), peronistas (Jorge Antonio), radicales (Balbín), comunistas (PC), entre otros.

    En intentos frustrados de alzamientos militares (en la década del 30, en 1956, en los años 60, en 1971, en 1975) hubo de todo color y pelaje: radicales, nacionalistas, peronistas, gorilas, izquierda nacional, etc.

    ME EXIMO DE JUSTIFICAR TODO ESTO, PORQUE SERÌA PARA ESCRIBIR UN LIBRO Y MUCHOS HAY, MEJOR ESCRITOS DE LO QUE YO PUDIERA HACER. Pero, para el que quiera profundizsr en estas cuestiones, recomiendo:

    1) Rafael Gambra: Historia sencilla de la filosofía
    2) Gabriel Zanotti: Filosofía para no filósofos
    3) Carlos A. Sacheri: El Orden Natural
    4) Vicente Sierra: Historia de las ideas políticas argentinas
    5) Juan Luis Gallardo: Crónica de cinco siglos
    6) Federico Ibarguren: Nuestra Tradición Histórica
    7) Julio Meinvielle: El poder destructivo de la dialéctica marxista
    8) Jean Oussett: Patria, Nación, Estado
    9) Arturo Jaureteche: Manual de Zonceras Argentina
    Política Nacional y Revisio-
    nismo histórico
    10) Héctor H. Hernández: Ensayo sobre el liberalismo económico
    11) Encíclicas Sociales
    12) Hèctor B. Petrocelli: Historia Constitucional
    Argentina – Tomos I, II y
    los dos Apéndices.

    Xavier de Bouillon


  52. Primer respuesta a Javier Blanco

    Los tomos de Fermín Chávez los tuve prestados un tiempo, pero ahora no los tengo. De todos modos, te paso algunas citas y las fuentes respectivas que te pueden servir. En algunos días sigo con este largo escrito…

    PERON Y LOS MONTONEROS (Las letras puestas en mayúscula son obra mía, X.B)

    “Para terminar con estos delincuentes, marxistas, que pretenden imponerse por la lucha…” “…nosotros vamos a proceder de acuerdo con la necesidad, CUALQUIERA SEAN LOS MEDIOS. Si no hay ley, FUERA DE LA LEY también lo vamos a hacer”…”Nosotros somos Justicialistas. Levantamos una bandera tan distante de uno como de otro de los imperialismos dominantes. NO HAY NUEVOS RÒTULOS QUE CALIFIQUEN A NUESTRA DOCTRINA NI A NUESTRA IDEOLOGÌA”…”No podemos pretender que se pretendan meter adentro de nuestro movimiento, ideologìas y doctrinas totalmente extrañas y antagónicas A NUESTRA MANERA DE SENTIR Y APRECIAR”…”ES LA PRIMERA VEZ QUE SE DA EN LA HISTORIA DE LA ARGENTINA GENTE QUE SE INFILTRA EN UN PARTIDO O MOVIMIENTO POLÌTICO CON OTRAS FINALIDADES QUE LAS DEL PROPIO MOVIMIENTO”…”Pueden pasar cosas aberrantes, como que un grupo de peronistas se oponga a que se sancione el terrorismo (se refiere a los legisladores “montoneros” que se oponían a la sanción de modificaciones al Código Penal para combatir la subversión…y que fueron luego expulsados del Movimeinto…entre ellos estaba Kunkel). Entonces¿ ESTÀN CON EL TERRORISMO?”…”Todos esos que hablan de la TENDENCIA REVOLUCIONARIA. ¿Qué es lo que quieren hacer con la `tendencia revolucionaria´? Quien está en otra tendencia diferente de la peronista lo que debe hacer es irse”…”TENGO TODOS SUS DOCUMENTOS Y LOS HE ESTUDIADO: BUENO, ESOS SON CUALQUIER COSA MENOS JUSTICIALISTAS. ¿Qué hacen en el Justicialismo? Si yo fuera comunista me voy al Partido Comunista”…”a los que les gusta el socialismo pueden irse a los cinco partidos socialistas que existen en nuestro paìs y al que le guste el comunismo que se vaya al Partido Comunista”

    (J.D.Perón, DOCUMENTOS, Vol. I, pàgs. 107, 404, 405, 438, 439, 440, 441 y 451, Ed. De la Campana. Compilador: Roberto Baschetti)

    PERÓN Y LA GUERRA ANTISUBVERSIVA

    “Quiero asimismo hacerles presente que ESTA LUCHA en que estamos empeñados, es larga y requiere en consecuencia una ESTRATEGIA SIN TIEMPO.
    El OBJETIVO PERSEGUIDO POR ESTOS GRUPOS MINORITARIOS, ES EL PUEBLO ARGENTINO, Y PARA ELLO LLEVAN A CABO UNA AGRESIÒN INTEGRAL.
    Por eso sepan ustedes que en esta LUCHA no están sólos, sino que es todo el pueblo que está empeñado en EXTERMINAR ESTE MAL y será el accionar de todos el que impedirá que ocurran más agresiones y secuestros.
    La ESTRATEGIA INTEGRAL QUE CONDUCIMOS DESDE EL GOBIERNO, nos lleva a actuar profundamente sobre las causas de la violencia y la SUBVERSIÓN, quedando la lucha contra los efectos a cargo de TODA LA POBLACIÓN, las fuerzas policiales y de seguridad, y si es necesario DE LAS FUERZAS ARMADAS”

    Extracto de la Carta del Presidente de la Nación, JUAN DOMINGO PERÓN, a los Jefes, Oficiales y Suboficiales de la Guarnición Azul, del 23 de enero de 1974, luego del ataque a los cuarteles de dicha localidad

    Xavier de Bouillon


  53. Respuesta a Javier Blanco (I)

    “Genocidio: Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.

    Esta es la definición textual de la palabra genocidio en el diccionario de la real academia española en su 22° edición disponible por Internet”

    Respuesta: me parece que lo que la gente suele entender por genocidio es el intento deliberado de eliminar total o parcialmente a una comunidad por razones étnicas o religiosas. La inclusión de la expresión “por razones políticas” me da la impresión de ser una “resignificación” hecha adrede y que puede ser muy difícil de precisar. Además, la palabra genocidio se ha generalizado luego de la Segunda Guerra Mundial, de modo que por razones de psicología colectiva y de propaganda, inconcientemente la mayoría asocia genocidio a nazismo. De modo que el mote de genocida tiende a convertirse en ese tipo de palabras “talismán” que se usan para acusar y de las que no se puede responder, pues tienen un fundamento emocional y no racional. En todo caso, en el tema que nos ocupa, yo prefiero usar la palabra en su significación más vulgar y en ese sentido entiendo que no hubo genocidio, aunque sí crímenes. Pero si acéptaramos la acepción que vos preferís, por razones de coherencia deberíamos incluir como genocidas a los militantes de ERP, Montoneros, etc. Porque ellos también mataban grupos humanos (colectivos, sin importar que tuvieran culpas personales de las que hacerse cargo) por razones políticas. Por poner un ejemplo que me toca de cerca, en Rosario pusieron una bomba en un ómnibus cargado de policías que venían de la cancha de Rosario Central el 12 de septiembre de 1976. Murieron una buena cantidad de policías que sólo se habían ocupado de la seguridad de un partido de fútbol. Pero eran policías. Y los mataron…Por otra parte los guerrilleros apelaron siempre a la denominación “delitos políticos” para que sus acciones no fueran juzgadas conformes a la legislación penal ordinaria. Desde la resignificación actual, dichos delitos entrarían en la categoría de “genocidio”…

    2) “No es mi intención defender al comunismo pero no es lo mismo el comunismo de Lenin que el de Stalin que el de Castro o el de Mao. Y a partir de ahí hay tantas particularizaciones como las que usted plantea entre “los de su lado””

    Respuesta: Estoy de acuerdo en que no hay que generalizar indebidamente en ningún caso. Si lo hice,me retracto. De cualquier manera, mi oposición al marxismo, como ya escribí, obedece a razones filosóficas, políticas, económicas y hasta religiosas. Aunque no hubieran matado a nadie, me seguiría pareciendo una ideología perversa (por utópica, por dialéctica, por economicista y por materialista, entre otras cosas). Pero lo cierto es que el “socialismo real” (en URSS y Europa Oriental, en China, en Vietnam, en Camboya, en Corea del Norte, en varios países africanos, en Cuba, etc) le costó al mundo varios millones de muertos, basantes más que el nazismo. Sin embargo decirse comunista no acarrea peligros en la actualidad, mientras que la simple adhesión al “negacionismo revisionista” respecto de la Segunda Guerra Mundial está penado con la cárcel en varios páises. El Che Guevara es ya un ícono de las juventudes americanas, a pesar de que sus propios compañeros de revolucíón hayan dicho que era un asesino de sangre fría, que él mismo haya reconocido haber enviado al “paredón de fusilamientos” de Cuba a 1500 opositores y que muchos presos lo recuerden como el “Carnicero de la Cabaña”. Rome tiene un video que le regalé al respecto, con testimonios harto elocuentes.
    La táctica de reducir los crimenes comunistas al stalinismo (y eventualmente a los de Pol Pot) es una argucia que ha sido desmentida por las mismas víctimas del Terror Rojo en distintos lugares del planeta. Y allí caen sin muchas posibilidades de resultar inocentes Lenin, Mao y Fidel Castro. Aunque les pueda resultar pedante que recomiende libros, vuelvo a hacerlo con uno referido al régimen castrista: “Contra toda esperanza”, del escrito Armando Valladares, que pasó 20 años en las cárceles cubanas. Literatura anticomunista seria (no panfletos de la CIA) hay a patadas, para cualquiera que quiera acercarse a lo que el marxismo significó en el siglo XX. Lo que, insisto, no implica convalidar ni olvidar los crímenes del nacionalsocialismo, del capitalismo liberal, de los diversos imperialismos…y en lo que fue cierto, de la mismísima Inquisición.

    Xavier de Bouillon


  54. Estos días me resulta imposible seguir con el escrito del tema en debate. Espero poder volver el 26 de diiembre. ¡Feliz Navidad a todos!!!

    Xavier de Bouillon


  55. Respuesta a Javier Blanco (II)

    3) “¿Por que no la amnistía?. Por injusta. El primer ejercicio que podemos hacer para llegar a esta conclusión es, directamente y sin más, contar a cuantos beneficiaría de un lado y del otro una amnistía general. No hay dudas que son muchos más los ex represores que los ex guerrilleros”

    Ante todo vamos a aclarar los términos. Con una amnistía se libera de las penas a personas que fueron sentenciadas y que el Poder Ejecutivo más el Legislativo consideran inocentes. Con el indulto en cambio, no se las considera inocentes sino culpables, pero se les quita la pena a favor de un bien más alto, directamente relacionado con el bien común, por ej. la paz social. En el caso que nos ocupa creo que lo correcto sería hablar de indulto, salvo en relación con personas de las que haya certeza de su inocencia. Si se trata de personas que no han sido aún procesadas, lo lógico es que el Estado renuncie al ejercicio de la acción penal mediante una ley como la de punto final. De todos modos podemos usar para todo esto el término “amnistía” pero sabiendo que lo hacemos en sentido genérico y no en el preciso significado jurídico- constitucional.
    Este tipo de medidas son conocidas en el derecho de muchos países, para ser aplicadas luego de guerras civiles o de otro tipo de enfrentamientos, a fin de pacificar el país. Se parte del supuesto que la única sanción no es la jurídica (hay sanciones sociales, religiosas, culturales, históricas) y que, como sostenían los romanos, a veces “la máxima justicia es la máxima injusticia”. Naturalmente es un asunto prudencial, que corresponde a los gobernantes decidir, porque constituye una clara excepción respecto de la persecución del delito, que es función ordinaria del Estado. Pero por ej. en los países de Europa Oriental se lo ha aplicado respecto de muchos presuntos criminales de los regímenes comunistas.
    Entiendo que no importa la cantidad: supongamos que hay cien militares acusados de violaciones a los derechos humanos y diez guerrilleros. Creo que lo justo es o condenar a los 110 o amnistiar/indultar a los 110. La justicia es dar a cada uno lo suyo y por tanto si hay sentencias condenatorias o si hay amnistías, perjudicarán o beneficiarán en la proporción directa al número de afectados. Supongamos que las cosas son como vos decís: serían más los militares beneficiados que los guerrilleros. Lo importante es que se aplique una regla justa en ambos casos, la cuestión cuantitativa ya no depende de nosotros. Repito, tanto si decidimos amnistiar como condenar. El problema, como veremos más adelante, es que por una decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación más el criterio con el que se maneja este Gobierno, hoy la realidad es precisamente la opuesta a cualquiera de estos supuestos. LOS GUERRILLEROS NO PUEDEN SER JUZGADOS PORQUE SE CONSIDERA QUE SUS CRÍMENES ESTÀN PRESCRIPTOS Y LOS MILITARES PUEDEN SER JUZGASOS EN TODO TIEMPO Y LUGAR PORQUE SUS CRÍMENES NO PRESCRIBEN. ESO ES ABSOLUTAMENTE CONTRARIO A LA MÁS ELEMENTAL JUSTICIA DE UN ESTADO DE DERECHO. O SE JUZGA A TODOS O SE INDULTA A TODOS, PERO NO A UNOS SÍ Y A OTROS NO.
    Pero vale la pena, además repasar la historia: LOS GUERRILLEROS FUERON PERDONADOS 6 VECES DESDE 1973. Repasemos: en 1973 (amnistía del gobierno de Cámpora, luego de la cual volvieron a cometer actos de terrorismo en pleno gobierno democrático), en 1983 (la autoamnistía de los militares, que también incluía a los guerrilleros, y de la cual ningún militar se benefició pues no había condenas, pero a la cual se acogieron a ella varios guerrilleros que por esta razón ya no pudieron ser molestados en adelante), 1986 (ley de punto final que beneficiaba tanto a militares como a guerrilleros), 1987 (ley de obediencia debida que beneficiaba a militares), 1989 /90 (indultos de Menem tanto militares como a guerrilleros), 2001 (indulto de De la Rúa a guerrilleros que participaron en el ataque al cuartel de la Tablada) y 2003 (indulto de Duhalde a otros terroristas de la Tablada y a militares carapintadas). En consecuencia: los guerrilleros fueron amnistiados/indulatados 6 veces mientras que los militares fueron beneficiados 5 veces. PERO LAS LEYES DE AMNISTÍAS, INDULTOS, ETC, QUE BENEFICIABAN A LOS MILITARES FUERON ANULADAS POR ESTE GOBIERNO.
    Ahora incluso se está hablando de declarar “imprescriptible” el bombardeo de la Marina a Plaza de Mayo en 1955 (hecho repudiable). Con el mismo criterio podríamos declarar “imprescriptibles” los hechos cometidos por los “torturadores” de Perón en el período 1946- 1955 (o los cómplices que estén vivos), los delitos cometidos por agentes del gobierno peronista contra la Iglesia (conflicto en el que hubo por ej. algún sacerdote muerto), los delitos (asesinatos, robos, atentados, etc) de la “Resistencia Peronista” y un largo etcétera. A mí todo eso me parece una locura: de seguir así…terminamos en una guerra civil. Y te aseguro que quienes se beneficiarán son los que necesitan que los argentinos y los hispanoamericanos en general vivamos en unas desunión permanente, sin proyecto nacional, sin unidad de destino, sin cohesión suficiente para enfrentar al Poder Internacional del Dinero. ¿No te extraña que Nilda Garré o Verbitsky o las Madres de Plaza de Mayo sean financiadas precisamente por entidades públicamente comprometidas con la reingeniería global de la ONU, que pretende eliminar las soberanías nacionales? ¿Creés que puede haber Proyecto Nacional, industrialización y soberanía sin Fuerzas Armadas?. ¿Por qué nadie investiga los delitos probados en la “Causa Olmos” y cometidos por funcionarios civiles del último gobierno militar mientras que a los carapintadas que se opusieron – en la línea de los Generales Savio y Mosconi – al proyecto desindustrializador de Menem (como en su momento al golpe de Estado de 1976 y a la política antimilitar de Alfonsín) hayan pasado más de once años de cárcel y hoy no quede ni rastro de ellos en la caricatura de Fuerzas Armadas que tenemos? El proyecto del Movimiento Nacional siempre fue la alianza del Pueblo con las Fuerzas Armadas, con los Gremios, con la Iglesia Católica, con el Empresariado Nacional…no la destrucción del Ejército, los ataques a la Iglesia, la “democratización” de los gremios y demás. Ese será el proyecto de la socialdemocracia,,,por eso Alfonsín es tan venerado por los funcionarios del actual gobierno. Pero en todo caso eso beneficiará a EE.UU o a la ONU, no a una Argentina soberana o a una América Hispana unida.

    4) “Se me ocurre que debe ser porque no muchos sobrevivieron la represión. Con lo cual, los deudos de los muertos del lado guerrillero, no van a aceptar esta amnistía porque no alcanza a sus familiares ya muertos”

    No sé cuantos serán, aunque te recuerdo que entre 300 y 1000 fueron los liberados en la amnistía de Cámpora (la oscilación en la cifra se debe a que no sé bien cuántos eran guerrilleros y cuántos delincuentes comunes…porque los largaron a todos) y en lugar de enmendarse, una buena cantidad volvió al terrorismo. De todos modos, hay varios cuya condena sería emblemática si también se los procesara (por delitos directamente cometidos, por complicidad, por encubrimiento, etc) y eventualmente se los condenara. Pienso en Bonasso, Verbitsky, Esteban Righi, Eduardo Luis Duhalde, Carlos Kunkel, Invernizzi, Carlos Bettini, Eduardo Anguita, Mario Firmenich, Juan Gasparini, Jorge Taiana, Nilda Garré, Fernando Vaca Narvaja, Emilio Pérsico, Roberto Perdía, Beatriz Sarlo, Rafael Bielsa, entre otros…¿Y no te extraña que sobrevivieran buena parte de los líderes…mientras mandaron a la muerte a chicos más jóvenes, incluso en acciones suicidas como la de 1979, que dividió – sólo por razones táticas, no éticas -, a la cúpula montonera en el exilio? Y la guerrilla además tenía su aparato cultural e intelectual…si seguimos por ahí (como hacen hoy en Europa con historiadores que niegan el “holocausto”, a quienes meten presos) te aseguro que un buen porcentaje de nuestros actores, cantantes populares, escritores, periodistas…terminarían sus días en la cárcel. ¿Ves por qué me sigue pareciendo una locura esto de seguir y seguir y seguir?. Pero con esta política me están empezando a convencer que el único lenguaje que conocen es el de la guerra: en ese caso, te aseguro que yo no pararía hasta que el último terrorista, el último ideólogo del terrorismo, el último cómplice o compañero de ruata, termine sus días en la cárcel. Pero conste que la condición no la pongo yo: mi propuesta es la de una amplia amnistía.
    Otra contradicción de lo que está pasando: es cierto, los familiares de los desaparecidos no recuperan a sus muertos. Por eso muchos quieren que sigan los juicios y cobrar las indemnizaciones del Estado argentino. Pero a los familiares y a las víctimas del terrorismo…no se les da un peso (por ej. a los hijos de Sacheri, intelectual católico y nacionalista, enemigo de la guerrrilla marxista y de la Triple A, amigo de Rucci, muerto delante de su familia en diciembre de 1974…se les denegó el beneficio por resolución 613 del Ministerio de Justicia, del 10/8/2001). Es más, a algunos ni siquiera se les permite a veces homenajear sus muertos, como pasó con la mujer del Capitán Viola. Insisto: o juzgamos a todos y pagamos a todos lo que corresponda…o no lo hacemos por nadie. Pero la ley pareja, si no, déjense de hablar de Estado de Derecho, garantías republicanas y todo el discurso derecho-humanista.

    5) “Lo segundo a tener en cuenta es la diferencia de peso entre ambos crímenes. A tal punto que el cometido por los guerrilleros ya esta prescripto y el otro (el genocidio) no. En este caso: ¿Quien necesita la amnistía?.”

    Están prescriptos por una serie de fallos absurdos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y por una política adrede del actual gobierno. Son decisiones contrarias al derecho interno y al derecho internacional vigente. Se puede amnistiar y se puede condenar: ambas decisiones son conformes a derecho. Pero que unos crímenes prescriban y otros no, viola todos los principios y normas del ordenamiento jurídico argentino y de los tratados internacionales. Sería largo extenderme en este punto. Te recomiendo el libro “Tiempo, Constitución y ley penal. Los principios de legalidad e irretroactividad de la ley penal. Relación con la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad. Su crisis en la jurisprudencia de la Corte Suprema”, de los Dres. Héctor Sabelli y Alfonso Santiago, Buenos Aires, Abeledo Perrot, más el comentario del mismo hecho por el Doctor Héctor H. Hernández en “El Derecho” (Suplemento de “Constitucional”) el 12 de noviembre de 2008. Te advierto que ninguno de los autores es “gorila”. Héctor H. Hernández fue además uno de los principales opositores a la política económica menemista dentro del nacionalismo y uno de los mayores difusores de la obra de Alejandro Olmos sobre la Deuda Externa.

    6) “Por ultimo y para mi lo primordial, es que la mayoría de los desaparecidos no eran guerrilleros, jamás habían tomado un arma entre las manos, ni habían cometido delito alguno más que el de pintar alguna pared. Esos muertos reclaman y merecen justicia”

    ¿Tenés modo de probarlo? Lamentablemente la estructura celular y el haberse puesto al margen de las normas que rigen una guerra convencional por parte de los guerrilleros, como la metodología criminal utilizada a partir de 1974 (recordá que hay 900 desaparecidos anteriores a 1976) hasta 1983 por parte de los diversos gobiernos argentinos (Perón, Isabel Perón, Videla, Viola, Galtieri, Bignone), tampoco me permiten a mí contestarte con seguridad lo contrario. Pero reflexioná en las siguientes declaraciones:
    “LA INMENSA MAYORÍA DE LOS DESAPARECIDOS ERAN MILITANTES Y MONTONEROS” (Mario Eduardo Firmenich).
    “MI HERMANA NO ERA UNA CAPERUCITA ROJA (…) ERA UNA MILITANTE REVOLUCIONARIA” (Jorge Falcone, hermano de Claudia Falcone, la chica muerta en la llamada “noche de los lápices”).
    “NUESTROS HIJOS ERAN REVOLUCIONARIOS, GUERRILLEROS, MARAVILLOSOS Y ÙNICOS QUE DEFENDIERON LA PATRIA Y DIERON SU SANGRE POR ELLA” (Hebe de Bonafini)
    “NO NOS CHUPEMOS EL DEDO…PORQUE AHORA HAY UNA CANTIDAD DE COMPAÑEROS QUE SE HACEN LOS BLANDITOS. LA HISTORIA ES LA HISTORIA Y HAY QUE HACERLA CON LA VERDAD. PERO LA VERDAD ES QUE NOSOTROS NUNCA PENSAMOS EN LA DEMOCRACIA. NOSOTROS PENSÁBAMOS EN LA DEMOCRACIA EN TÉRMINOS DE LENÍN, COMO UN PASO, UN INSTRUMENTO PARA EL SOCIALISMO, TENÍAMOS TODA LA CONCEPCIÓN LENINISTA MÁS DURA. PARA NOSOTROS LA SOCIEDAD SOCIALISTA TENÍA UNA ETAPA PREVIA QUE ERA LA DICTADURA DEL PROLETARIADO Y EN ESO QUE NO SE HAGAN LOS DESENTENTIDOS” (Luis Mattini, dirigente del ERP)

    7) “Nadie discute la sinceridad de Cecilia Pando y otros que usted nombra. Tampoco que, a partir del trato personal, usted los haga personas bien intencionadas porque son cariñosos con los niños o amables con los ancianos o preparan ricas pastas frolas o asados. No crea que un monstruo hace evidente su condición acercándose babeando, con ojos afiebrados y gesto demoníaco. Como en Caperucita Roja, lo hace disfrazado de abuelita”
    Cecilia Pando y muchos de los que con ella están, a los que conozco de chico, no son monstruos disfrazados de Caperucita Roja. No jodas con eso, porque estás hablando de lo que no concés. Que a su alrededor puedan aparecer algunos criminales no sería extraño. Siempre pasa eso en política. Pero con Cecilia y su familia nos criamos juntos: a su tiempo la alenté en lo que estaba haciendo y le advertí del peligro de ciertas “juntas” (liberales). Dado su temperamento y lo difícil de manejarse en los medios de comunicación o de enfrentar las trampas de este gobierno, ha dicho cosas imprudentes. Pero también se ha retractado de ellas. En cambio, no ha hecho la apología de la represión ilegal ni de las torturas, como se la acusa, sino que lo que ha pedido es que se haga justicia en serio, si es que no se decide dictar una amplia amnistía que es lo que ella y su gente proponen. Por de pronto recordá cómo comenzó esto: con el pase a retiro de su marido…por expresiones de ella en una “Carta de lectores” en el Diario La Nación. Muy democrática la decisión del gobierno…
    En todo caso, y más allá de lo que pueda aprobar o desaprobar de Cecilia ( y lo que ella pueda pensar de mis ideas) , muchos de nosotros no defendemos al Proceso (al que acusamos de cipayo, mundialista y cobarde) sino a la Nación Argentina agredida por el marxismo internacional. Y nuestros héroes no son Videla o Massera, sino los muertos por el terrorismo rojo: Larrabure, José Ignacio Rucci, Carlos Sacheri, el Capitán Viola, etc. A su tiempo y a diferencia de muchos “procesistas” que recién hoy se van dando cuenta de la trampa en la que cayeron, denunciamos la inserción de la Argentina en los planes de la Comisión Trilateral, el retorno al coloniaje con el Plan de Martínez de Hoz, lo absurdo de enfrentar al marxismo militar mientras se dejaba prácticamente intacto el marxismo “cultural”, la estafa de la Deuda Externa y, vuelvo a repetirlo, el reclamo insistente (hecho de modo público y privado) para que se enfrentara a la subversión con la ley en la mano (sin sumarse, obviamente, al coro de las izquierdas que alzaban tácticamente la bandera de los derechos humanos para continuar de modo jurídico y cultural, la guerra que estaban perdiendo en el terreno militar).

    8) “¿Cómo sabe que literatura manejo?. Yo nunca me he pronunciado al respecto así que lo suyo es un acto de adivinación pura. O quizás crea inferirla a partir de mis comentarios cosa que, dado lo complicado de un ejercicio semejante, no difiere en mucho de la adivinación”
    Es una simple suposición, hecha sin la más mínima malicia. Parte del hecho de ver tus comentarios y de lo que sucede con la mayoría de los que se han informado de estos hechos a través de la propaganda constante y uniforme de los medios de comunicación y de la literatura más publicitada de los últimos 25 años. Por ponerte una comparación que entenderás: es como si alguien nacido a la política en los años 60 no conociera otra versión del peronismo que la de la línea dura de la Revolución Libertadora…(recordá que en aquella época la bandera era la misma: defender la “democracia” del nazi-fascismo peronista, para lo cual se ridiculizaban las interpretaciones contrarias a la versión oficial, se perseguía a los peronistas o amigos de los peronistas, se bombardeaba a la población con una propaganda gorila constante, se prohibía a los medios de comunicación nombrar a Perón…en fin, la táctica psico- política de “mentir, mentir…que siempre algo queda”). Tal vez conozcas lo que yo te voy relatando de la subversión por tradición oral, pero no parece por tus escritos. Mi primer fuente de conocimiento de lo que pasó es la experiencia y la tradición oral: aunque era chico, viví esos hechos. Y desde 1983 milito de modo activo en política, de modo que mi conocimiento del tema no es sólo “libresco”. No sé qué literatura manejás, pero dudo que hayas leído algo de lo que se escribió “de este lado”. Sin discriminar ahora entre procesistas, nacionalistas, peronistas ortodoxos e independientes, te remito a estudios como los de Carlos Manuel Acuña (“Por amor al odio”, dos tomos), Díaz Bessone (“Guerra revolucionaria en la Argentina”), Guillermo Rojas (“Años de terror y pólvora”), Nicolás Marquez (“La Mentira Oficial” y “El Vietnam argentino”), Vigo Leguizamón (“Amar al enemigo”), Héctor H. Hernández (“Sacheri. Predicar y morir por la Argentina”) y Juan Bautista Yofre (“Nadie fue” y “Fuimos todos”). Vale la pena leer eso, además de los historiadores peronistas que se ocuparon de esa época (Fermín Chávez o Sulé), o de los conocidos libros de la izquierda (Anguita, Caparrós, Baschetti, Gorbatto, Verbitsky, Larraquy, etc).

    9) “No me extraña en absoluto que los líderes de ambos bandos insistan en que fue una guerra. Unos, obviamente, para justificar su proceder. Los otros, para darse una importancia y una representatividad que no tuvieron. Además de que debe ser difícil de aceptar que se participó de una parodia de guerrilla”
    Creo que la carga de la prueba para sostener que no fue una guerra está de tu parte, cuando tanto guerrilleros como militares sostuvieron y sostienen lo contrario. De todos modos, para no aburrir y remitir a una interpretación nada favorable a los militares, te copio lo que se sostuvo en la Sentencia 13 (QUE ES UN HECHO NOTORIO QUE FUE UNA GUERRA), es decir la Sentencia que bajo el gobierno de Alfonsín condenó a los ex Comandantes por los crímenes de la represión ilegal:
    “YA HA QUEDADO SUFICIENTEMENTE DEMOSTRADO, AL PUNTO DE CARACTERIZARLO COMO UN HECHO NOTORIO, QUE ESTE FENÓMENO DELICTIVO ASOLÓ AL PAÌS DESDE LA DÉCADA DE 1960, GENERANDO UN TEMOR CADA VEZ MÁS CRECIENTE EN LA POBLACIÓN, AL PAR QUE UNA GRAVE PREOCUPACIÓN EN LAS AUTORIDADES (…) ES MANIFIESTAMENTE CLARO QUE NI EL ESTADO NI LA SOCIEDAD PROVOCARON DE MANERA SUFICIENTE LA AGRESIÓN SUBVERSIVA (…) TAMBIÉN ESTÁ FUERA DE DISCUSIÓN QUE A PARTIR DE LA DÉCADA DE 1970 EL TERRORISMO SE AGUDIZÓ EN FORMA GRAVÍSIMA A TRAVÉS DE LOS MÉTODOS EMPLEADOS POR LOS INSURGENTES, POR SU CANTIDAD, PO SU ESTRUCTURA MILITAR; POR SU CAPACIDAD OFENSIVA, POR SU PODER DE FUEGO; POR LOS RECURSOS ECONÓMICOS CON QUE CONTABAN, PROVENIENTES DE ROBOS, SECUESTROS EXTORSIVOS Y UNA VARIADA GAMA DE DELITOS ECONÓMICOS; POR SU INFRAESTRUCTURA OPERATIVA Y DE COMUNICACIONES; POR LA ORGANIZACIÓN CELULAR QUE ADOPTARON COMO MODO DE LOGRAR IMPUNIDAD; POR EL USO DE LA SORPRESA EN LOS ATENTADOS IRRACIONALMENTE INDISCRIMINADOS: LA CAPACIDAD PARA INTERCEPTAR MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN; TOMAR DEPENDENCIAS POLICIALES Y ASALTAR UNIDADES MILITARES (…) EN SUMA, SE TIENE POR ACREDITADO QUE LA SUBVERSIÓN TERRORISTA PUSO UNA CONDICIÓN SIN LA CUAL LOS HECHOS QUE HOY SON MOTIVO DE JUZGAMIENTO NO SE HABRÍAN COMETIDO. ADEMÁS, EL TRIBUNAL ADMITE QUE ESOS EPISODIOS CONSTITUYERON UNA AGRESIÓN CONTRA LA SOCIEDAD ARGENTINA Y EL ESTADO, EMPRENDIDA SIN DERECHO, Y QUE ÉSTE DEBÍA REACCIONAR PARA EVITAR QUE SU CRECIMIENTO PUSIERA EN PELIGRO LA ESTABILIDAD DE LAS INSTITUCIONES ASENTADAS EN UNA FILOSOFÍA CUYA SÍNTESIS, IMPOSIBLE DE MEJORAR, SE HALLA EXPUESTA EN LA CONSTITUCIÓN NACIONAL (…) EL OBJETIVO ÚLTIMO DE ESTA ACTIVIDAD FUE LA TOMA DEL PODER POLÍTICO POR PARTE DE LAS ORGANIZACIONES TERRORISTAS, ALGUNAS DE LAS CUALES INCLUSO INTENTÓ, COMO PASO PREVIO, A TRAVÉS DE ASENTAMIENTOS EN LAS ZONAS RURALES DE TUCUMÁN YA MENCIONADOS, LA OBTENCIÓN DEL DOMINIO SOBRE UN TERRITORIO, A FIN DE SER RECONOCIDA COMO BELIGERANTE POR LA COMUNIDAD INTERNACIONAL.”

    Xavier de Bouillon


  56. Respuesta a Javier Blanco (III)

    10) “Así como usted puede nombrarme, seguramente, decenas de autores que justifican sus números yo puedo hacer lo mismo en contrario. Y esto pasa porque en su momento no hubo un debido proceso legal que esclareciera estos hechos. Y no lo hubo porque, como ya manifesté, al mismo Proceso le convenía la represión ilegal”

    En cuanto a bibligorafía, la que yo recomendé tiene el propósito de divulgar autores que han escrito sobre estos temas y que no son conocidos habitualmente. Pero luego,lo que el método histórico exige es que se consulte la mayor cantidad de fuentes documentales y bibligoráficas posibles. Desde esa perspectiva, si bien es lógico y razonable que en un primer momento uno se fíe de aquellos historiadores que le merezcan mayor confianza, luego y en tanto uno pueda, lo ideal es informarse del modo más completo posible y realizar un juicio personal. Por eso, si me referí a literatura que vos presuntamente leíste, lo hice no con ánimo despectivo, sino presumiendo que has leído y que has leído de lo que habitualmente se conoce más. Si la bibliografía del sector “antisubversivo”, por llamarlo de alguna manera, la concés y manejás, mejor. Y si no, entiendo que te vendrá bien leer algo de “este lado” (que no es un coro “uniforme” ni muchos menos…). Yo procuro hacer lo mismo, leyendo todo lo que puedo de lo escrito por ex- guerrilleros, historiadores que simpatizan con ellos y otros de diversas interpretaciones.

    En cuanto al marco legal: no fueron las Fuerzas Armadas quienes eligieron un marco ilegal de entrada, aunque luego y lamentablemente, se manejaran dentro del mismo. Quienes se pusieron al margen de lo que es una guerra convencional fueron las organizaciones guerrilleras: peleaban sin uniforme, utilizaban una estructura celular, cometían actos de terrorismo, mataban no en legítima defensa sino asesinando en función de “delitos genéricos” como la pertenencia a determinada clase social o estamento profesionalo (militar, empresarial, sindical, etc) y varias cosas más. La primer reacción del Estado Argentino y de sus Fuerzas Armadas fue combatirlas con la ley en la mano.Por eso se creó en tiempos de Lanusse (militar que me causa nula simpatía) una Cámara especial para juzgar conforme a los procedimientos de la Justicia Penal al terrorismo vigente. Fue la famosa Cámara Federal en lo Penal, con competencia en delitos subversivos. Fruto del accionar de esos valientes jueces, fueron condenados legalmente más de 300 guerrilleros. Nada más llegar Cámpora al poder, la clase política decidió:

    a) Amnistiar, sin distinguir la diversidad de casos,a todos los condenados y procesados, como si en su totalidad, hubieran sido presos políticos. Buena parte de los mismos, que eran terroristas, volvieron a empuñar las armas. El lema de las huestes que fueron a liberarlas (con el apoyo de Juan Manuel Abal Medina y Esteban Righi) era “el pueblo los libera, la lucha los espera”. Y la excusa de que se combatía contra una dictadura militar ya no podía esgrimirse. Se trataba de un gobierno peronista…y sin embargo, prosiguieron con el terrorismo. La decisión de amnistiar por parte de los legisladores peronistas y radicales fue UNÁNIME.

    b) Eliminar los tipos penales que permitían combatir de modo más eficaz el terrorismo subversivo.

    Por su parte,la guerrilla se encargó de matar a un juez de aquella Cámara Federal (el Juez Quiroga) y amenazar al resto. Como consecuencia de esto, varios jueces se exiliaron y el resto del Poder Judicial en pleno se negó a condenar terroristas, ante las amenazas esgrimidas. Con lo cual, por irresponsabilidad manifiesta de la clase política y por el propio accionar de la guerrilla, SE ANULÓ LA POSIBILIDAD DE ACCIÓN DEL PODER JUDICIAL Y SE PRIVÓ DEL NECESARIO MARCO LEGAL A LAS FUERZAS DE SEGURIDAD.

    A partir del reingreso de las Fuerzas Armadas en la guerra antisubversiva – febrero de 1975, en el llamado Operativo Independencia – la situación pudo mejorar, pero se siguió combatiendo sin adecuar de un modo integral la legislación a las características de una guerra no convencional. Los militares mantuvieron esa situación a partir de 1976,lo que permitió el accionar ilícito de las fuerzas represivas. Eso ocasionó el enfrentamiento “silencioso” (esto es, sin gran repercusión en la opisión pública, para evitar el aprovechamiento por el enemigo) con los sectores militares que luego serían el núcelo de los carapintadas (Seinedlín y sus hombres) y con el Episcopado.

    Todo esto sin olvidar que las mismas fuerzas guerrilleras querían el golpe militar para poder “relegitimar” su lucha, abiertamente antipopular en 1976 y antes, como es de público y notorio

    11) “Los crímenes de los guerrilleros prescriben y los de los genocidas no porque son diferentes. El genocidio es un crimen mas grave que el asesinato o el secuestro seguido de asesinato”

    Algo más sobre esto: si aceptamos que genocidio incluye el extermino de “cualquier grupo social”, los delitos del terrorismo marxista se anmarcan en lo que se conoce como “genocidio de clase”. El único problema es que cierta legislación internacional parece condenar por dichos delitos sólo a los Estados. Ahora,cosa curiosa, a los Estados de Europa Oriental no se los persigue por esto y ellos mismos han dado una vuelta de página en sus historias, recurriendo a la amnistía…En todo caso, los delitos de las bandas guerrilleras no eran secuetros y homicidios comunes, porque se enmarcaban en una estrategia ilegal de toma del poder y porque asesinaban no por responsabilidades individuales sino clectivas(como dije, pertenercer a determinada clase o estamento social,profesional, etc). Esto incluía el ASESINATO DE NIÑOS,que de hecho fue lo que dividió a la cúpula montonera en 1978/79: unos aceptaban la matanza de niños de modo directo,como fruto de la lucha de clases y otro grupo la rechazaba sólo para no perder legitimidad en la estrategia de los “derechos humanos”, aunque aceptaban que posteriormente el pueblo asesinara niños como fruto del mismo proceso revolucinario…(¡muy humanistas estos montoneros!!!)

    12) “Contra los montoneros y erpianos estuvieron casi todos los argentinos. Tiene mucha razón. No tenían arraigo popular y eran condenados por la gran mayoría del pueblo argentino. Entonces, ¿para que declararles la guerra?, ¿para que exterminarlos?. No tenían ninguna posibilidad de vencer. Pero, insisto, eran una muy buena excusa para eliminar a los que si molestaban (referentes populares) e imponer el modelo económico que usted dice condenar”

    No hubo declaración de guerra de parte de ellos y por lo tanto tampoco de parte del Estado Argentino: otra manifestación por parte de la guerrilla de haberse puesto al margen de las leyes internacionales de guerra. En cuanto a la respuesta de hecho del Estado Argentino, en tanto se consideraba que se trataba de una guerra, es lo que sostuvieron Perón,Isabel Perón, el Congreso luego de la vuelta de Perón, las mismas organizaciones guerrilleras, las Fueras Armadas y se Seguridad, la clase política al ver el fracaso de la “amnistía de 1973”, la CGT, las corporaciones empresariales, la Iglesia Católica, los partidos políticos, los camaristas que condenaron a las cúpulas militares, etc. Sólo este gobierno y los intelectuales que lo apoyan ha dicho que no se trató de una guerra…Pero los hechos históricos dicen otra cosa…

    Muchos de los que estuvieron en el “Frente antiguerrillero” (durante los gobiernos justicialistas de 1973-76 o durante el gobierno militar) nada tenían que ver con el modelo económico implantado por Martinez de Hoz. Aún dentro del Proceso tuvo opositores y muchos célebres intelectuales o políticos antisubversivos eran a la vez antiliberales. Ej: Pancho Bosch u Ottalagano dentro del peronismo nacionalista, Italo A. Luder o Julio González en el justicialismo gobernante, el clero de tendencia nacionalista en su totalidad, etc. Aunque reconozco que toda esta guerra sirvió como anillo al dedo para implantar dicho modelo económico, y si en ambos bandos no hubo agentes del Poder Internacional del Dinero para favorecerlo, queda como hipótesis a estudiar…Por alguna razón, repito, las Fundación Ford y la Embajada de Gran Bretaña financian al ex-montonero Verbitsky, al que las Fuerzas Armadas indicaron, curiosamente, que “no podía matar”…Pero también habrá que estudiar en ese sentido los vínculos de Perón con la Logia P2 de Licio Gelli, la misma a la que estaban vinculados varios militares, empresarios y políticos del Proceso…

    Xavier de Bouillon


  57. 13) “Tiene razón, también, con respecto a Seineldin. Pero por mas razón que tuviera (Seineldin digo), no se justifica alzarse en armas contra un gobierno democrático y libremente elegido por el pueblo”

    Es opinable. Si la democracia se convierte en un gobierno tiránico y no hay otro recurso, el “ius resistendi” (con medios lícitos) puede ser necesario. La legitimidad de origen puede perderse por la ilegitimidad de ejercicio (y eso si damos como legítima a la democracia liberal argentina, lo que es harto dudoso). Si esas condiciones estaban dadas o no en el caso de los levantamientos carapintadas, es para analizarlo en otro debate. Lo que sí está claro, tanto por parte de los historiadores como por parte de los jueces que los condenaron, es que en ningún caso se trató de un intento de golpe de estado.

    14) “Calificar al gobierno de Alfonsín como de izquierda habla más de usted que de Alfonsin. ¿Qué tan a la derecha se encuentra usted ubicado que le parece de izquierda ese gobierno?. Hacerlo de la manera en que lo hace, llamándolo zurdo, con las implicancias que en la Argentina tiene esa expresión y la forma despectiva en que se utiliza me da la pauta de que usted a pasado demasiado tiempo rodeado de personas como Cecilia Pando y se le han pegado este tipo de expresiones bastante comunes en personas como ella e inmediatamente me surge la incógnita ¿Qué otro tipo de asimilaciones habrá hecho de semejantes juntas?”

    Alfonsín es y siempre ha sido de centro- izquierda. Es socialdemócrata y fue el impulsor de que el radicalismo se afiliara a la Internacional Socialista (¡pobre Don Hipólito…!). Por lo tanto no es comunista ni anarquista pero sí socialista democrático o progresista, como se dice hoy. Zurdo es una palabra genérica, que puede ser peligrosa según los tiempos. En tiempos del Proceso, para ciertas personas, lo era. Hoy nadie corre peligro porque le digan zurdo. Sí en cambio los que son o podemos ser tildados de nazis, fundamentalistas o procesistas. De todos modos, una parte de la socialdemocracia (nacional e internacional) fue cómplice del terrorismo. Y en lo que respecta al Dr.Alfonsín, su gobierno estuvo orientado por las típicas características de la Revolución Cultural, con fines igualitaristas (liberación sexual, anticlericalismo, relativismo moral,etc) y con clara metodología gramsciana. La colusión del marxismo con el capitalismo…o la sinarquía, si este lenguaje te suena mejor desde oídos peronistas…Y te recuerdo que consignas populares como “Ni Yanquis ni Marxistas” o “Dios, Patria y Justicia Social” se acuñaron mucho antes de que Cecilia Pando aprendiera a hablar. El propio Rucci se refería al enemigo “bolchevique” y los nacionalistas no peronistas que advertimos de los peligros de la izquierda en cualquiera de sus variantes (también de la llamada “izquierda nacional”), somos también los que sabemos tomar prudente distancia de las afirmaciones, alianzas tácticas y/o amistades políticas de la Sra. Pando de Mercado.

    En el lenguaje político se suele ubicar en la Izquierda al anarcosocialismo, al comunismo, al socialismo, a la socialdemocracia, en el Centro al liberalismo y en la derecha al conservadorismo. Fuera de la dialéctica izquierda- derecha se ubican doctrina que no cuadran en ese esquema: el tradicionalismo, los fascismos, ciertos nacionalismos de raiz cristiana, el justicialismo. Yo por lo tanto – nacionalista y católico – no me considero de derecha (aunque defienda algunos valores que también amparan los conservadores) ni de izquierda (aunque critique las mismas injusticias de las que habla el socialismo). Puedo tener una cierta inclinación por la derecha conservadora “in extremis”, cuando no queda otra alternativa, pero no es esa mi opción política, que en rigor, está por encima de las diferencias entre izquierda y derecha, más allá de la lucha de clases y de la lucha de partidos. Porque es una opción que pretende mirar a la Patria con los dos ojos, tanto el del Orden como el de la Justicia, el de la Tradición como el de la Renovación

    Xavier de Bouillon


  58. Respuesta a Javier Blanco (IV)

    15) Recordá que de las usinas ideológicas del Imperialismo (Holanda y Gran Bretaña) nació la primer falsificación de nuestra historia: la Leyenda Negra sobre la acción de España en América. Luego vino, liberalismo masónico mediante, la segunda falsificación: la referida a la “primera tiranía” (Rosas). Para enfrentar ambas falsificaciones nació el Revisionismo Histórico. Después de 1955 se intentó imponer la tercer falsificación, fusilamiento de Valle mediante: la de la “segunda tiranía” (Perón), mucho más allá de las diferencias que pudiéramos tener peronistas y nacionalistas, como que era una operación hecha por el sector gorila de la Revolución Fusiladora…Ahora se está consumando “por izquierda” la cuarta falsificación de nuestra historia, no para aclarar y juzgar crímenes reales que se hayan cometido, sino para legitimar “culturalmente” al marxismo, dejarnos sin Fuerzas Armadas y terminar de destruir las raíces cristianas de nuestra cultura. En todos los casos,la táctica fue la misma: sobre la base de ciertos hechos reales, se inventan otros,se dialectiza (blanco o negro) y se divide a la sociedad: españoles malos vs indios buenos; rosistas bárbaros vs unitarios civilizados; tiranía peronista vs. democracia de la línea Mayo- Caseros y ahora militares genocidas vs. democracia y derechos humanos.

    16) Esta táctica impide la formación de un verdadero Movimiento Nacional: la línea hispánica y nacional, como la llamaba Perón, que fue representada por el Partido Federal, pareció perderese después de Pavón, pero renació de alguna manera en 1874 con el Partido Autonimista Nacional frente al mitrismo. La reacción fue neutralizada por el liberalismo que volvió a hacerse con el poder mediante el roquismo. La nueva reacción se operó gracias al radicalismo yrigoyenista y alcanzó el poder en 1916. Las desviaciones de izquierda (reformismo universitario) y liberales (alvearismo) desnaturalizaron este movimiento, cuya esencia perduró en FORJA. Luego vino el nacionalismo y en 1943/46 el peronismo. El Movimiento Nacional renacía. ¿Cómo fue neutralizado? Por la acción de la masonería anticlerical (1954/55) y de la izquierda montonera después.

    ¿Puede renacer un Movimiento Nacional que sea heredero del federalismo, del conservadorismo alsinista, del radicalismo yrigoyenista, del nacionalismo,del peronismo ortodoxo, que sea la herramienta política para lograr una Patria Justa, Libre y Soberana? Sí,tal vez…pero a condición de no falsificar otra vez la historia…ni por derecha ni por izquierda…

    Xavier de Bouillon


  59. Una visión contraria a la responsabilidad de Perón en relación a la represión ilegal y a la Triple A puede verse en los escritos de Juan Gabriel Labaké publicados aquí:

    http://www.lucheyvuelve.com.ar/arch04/labake0.htm



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: