h1

Un sesgo cada vez mas notorio…

24 January, 2009

Si bien el pontificado de JPII tuvo, respecto de las polarizaciones, un gran error, que es a mi juicio no haber sido hiper crítico con el capitalismo como lo fue con el marxismo, no se puede decir que en lo que refiere a la polariazción intra muros de la Iglesia no haya sido mas ecuánime. Esto se ve claramente en que fue tan duro con los sectores mas reaccionarios (ex comuniones a Lefebvre y obispos ordenados por él) y similares cuestionamientos a las lineas marxistas de la Teología de la Liberación.

No quiero detenerme en mi opinión personal respecto de ambas posiciones, sino que tarto de analizar objetivamente el comportamiento que tuvo el anterior Papa.

El nuevo pontífice ha cambiado radicalmente la postura. Venía siendo cada vez mas flexible con las posiciones rígidas de congregaciones como la FSPX, que cuestionan duramente el CVII, y venía siendo cada vez mas duro con sacerdotes y obispos de la otra ala de la Iglesia (caso Jon Sobrino por ejemplo). Ahora, con la anulación de la excomunión dictada por JPII en 1988 a los obispos ordenados por Lefebvre, la cosa se hace mas clara aún.

El fundamento es la búsqueda de la Unidad. Pero es una unidad que no se ve cuando desde Roma se analizan y cuestionan las formas que vienen de sectores mas progresistas. Es, definitamevemente, un sesgo cada vez mas notorio hacia un rincón mas conservador en el manejo de la Iglesia.

Cada uno sacará sus propias conclusiones. Para mi, no deja de ser peligroso alinearse cada vez más con los sectores que mas han cuestionado al Conciclio. Lamentablemente no le tengo Fe al proceso que vaya a venir si la linea sigue por este lado. Obviamene que cuando uno va al encuentro, la gente común está muy lejos de todas estas idas y venidas vaticanas. La gente va por otro lado y espera cambios en cosas mas concretas y que tienen que ver con el diario vivir. Esa gente está en las bases. Esa gente es la Iglesia. A esa gente hay que escuchar…

Advertisements

16 comments

  1. Rome: Te recomiendo que primero leas la carta que mandaron los lefebvristas en diciembre pidiendo su reincorporación. Te aseguro que te va a dejar mucho más tranquilo en tus cuestionamientos que pueden llegar a ser valederos.
    Hoy no es un día para esepticismos ni frialdades, hoy tenemos que festejar con alegría la unidad de La Iglesia, que nos regala Benedicto 16. Estoy seguro que Juan PAblo II los excomulgo con gran dolor y con un enorme deseo de que vuelvan, siepre y cuando los lefebvristas muestren esa intención, y así lo hirieron en diciembre del 2008.
    Estamos hablando de que muchos fieles vuelven, Alegremonos!


  2. Benedicto XVI liberó la Misa Tradicional, declarando que jamás había sido prohibida. Reinstauró el latín y la sacralidad en música y ornamentos de las Misas Pontificias, celebró publicamente “ad Orientem”, reinstauró la comunión en la boca y de rodillas en sus Misas, y ahora ANULÓ las excomuniones de los cuatro obispos de la Tradición, sin que éstos hayan cedido un milímetro en sus posiciones doctrinales, y en particular en su identificación del CVII como la raíz de la crisis atroz de la Iglesia.

    Esto es una reivindación TOTAL del “tradicionalismo”, tan denostado por progresistas y seudo-ortodoxos simil Opus Dei, y una bofetada al lo que el vulgo entiende por “el Concilio”. A partir de ahora el progresismo es racional y lógicamente INSOSTENIBLE.

    Se van separando las aguas y alineando los bandos. Y los que hasta ahora andaban a sus anchas en el santuario -destruyendo todo a su pasoso capa de “renovación”- deberán decidir de qué lado están.

    Dios es grande. Viva el Papa Benedicto XVI.


  3. Agrego que, con su autoridad de Vicario de Cristo, el Papa, al aceptar a los cuatro obispos que defienden todo el acervo de la Tradición católica, no sólo destroza el progesismo (eso es lo más obvio); también arruina a los católicos liberales seudo-conservadores (Opus Dei, Legionarios de Cristo, etc.), amantes todos del “Concilio”, y jamás críticos del CVII (ni siquiera bajo las hermenéuticas propuestas por este mismo Papa en el 2005), amigos del poder, de la alta finanza, en cuyas Universidades no hablan de Cristo, ecuménicos, mundanos, liberales, naturalistas, en fin, miserables herejes y fariseos, aunque comulguen a diario.

    Amigos Legionarios y del Opus: se han quedado a la izquierda (los progres ya están directamente furea de la Iglesia). Ahora veremos si abjuran de toda la basura liberal que han sostenido alegremente desde el CVII y abrazan todas las consecuencias de la Fe y la Doctrina Católica. O si siguen siendo lo que siempre dijimos que eran.


  4. EL ABRAZO
    DE ROMA

    Extracto del sermón de S.E.R. Mons. Marcel Lefebvre en ocasión de la consagración de los cuatro Obispos:

    Nos entregamos a la Providencia y estamos persuadidos de que Dios sabe lo que hace y que dentro de algunos años, lo mismo que cuando el Cardenal Gagnon hizo su visita catorce años después de la primera visita de Roma (en la que habíamos sido suspendidos y que se nos había llamado “fuera de la comunión con Roma”, “contra el Papa”, que éramos rebeldes, “disidentes”) reconoció que lo que hacemos, será sin duda, necesario para la nueva reconstrucción de la Iglesia…

    El mismo Cardenal asistió luego pontificalmente a la Misa que celebré el 8 de diciembre para la renovación de las promesas de nuestros seminaristas, siendo que estoy “suspendido”, y que, en principio, ya no debería decir ni Misa, ni dar sacramentos. Así, catorce años después se nos daba prácticamente carta blanca, diciéndonos: — Ustedes han hecho bien. Entonces, hemos hecho bien en resistir.

    Estoy persuadido de que hoy estamos en las mismas circunstancias. Estamos persuadidos de que todas estas acusaciones de las que somos objeto, todas esas penas son nulas, y por ello no tenemos en cuenta ninguna de ellas, lo mismo que no tuvimos en cuenta la suspensión.

    Así como acabamos de ser felicitados por la Iglesia, pues bien, del mismo modo, dentro de algunos años, seremos abrazados por las autoridades romanas que nos agradecerán el haber mantenido la Fe en los seminarios, en las familias, en las ciudades, en nuestros países, en nuestros conventos, en nuestras casas religiosas, para la mayor gloria de Dios y para la salvación de las almas.

    † Marcel Lefebvre
    Arzobispo


  5. En primer lugar es necesario aclarar la posición oficial de la Iglesia Católica en lo referente a la situación canónica de la Fraternidad San Pío X, recogida en las declaraciones del Card. Darío Castrillón Hoyos, Prefecto de la Sagrada Congregación para el Clero y Presidente de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei. El mismo sostuvo que «no se trata de un cisma formal». Es decir, que no existe la intención de separarse de Roma, intención que es necesaria para que se declare un verdadero cisma, como el llamado Gran Cisma de Oriente y Occidente, que separó al Papa y a la cristiandad de Occidente, de los patriarcas y cristiandad de Oriente, especialmente del principal de ellos, el Patriarca Ecuménico de Constantinopla.

    También es menester aclarar, por otro lado, que el verdadero mentor de dichas excomuniones en el año 1988, no fue otro que el entonces Cardenal Joseph Ratzinger, quien era en ese momento Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

    Asimismo, es innegable el notable esfuerzo que actualmente realiza el Santo Padre por lograr la unidad de nuestra Madre Iglesia. La anulación de las excomuniones a la FSSPX es una prueba de ello.

    Otra prueba son los encuentros que ha mantenido el Vaticano con los patriarcas de la Iglesia Católica Ortodoxa, los cuáles se encuentran muy conformes con esta iniciativa de Benedicto XVI. Este es el verdadero ecumenismo que debe buscar la Iglesia, partiendo de la verdad. Sería fabuloso que católicos Romanos y católicos Ortodoxos seamos parte de una misma Iglesia (la verdadera, la fundada por Jesús) como en los primeros 1000 años de la cristiandad.

    En cuanto a la actidud del Santo Padre respecto a ciertos sectores progresistas, como lo es el caso de Jon Sobrino, las situaciones son completamente diferentes. Una cosa son los cuestionamientos que hace la FSSPX del CVII, partiéndose del hecho de que no se trata de un Concilio de carácter dogmático (como sí lo fue por ejemplo el CVI), y otra cosa es negar la divinidad de Jesucristo, como lo ha hecho el mencionado jesuita en sus obras.

    Alegrémonos y brindemos por este regalo que nos ha dado Benedicto XVI!!!


  6. Jose: Si tenes dicha carta esaría bueno verla, pero tengo entendido que la FSPX no deja cuestionar el CVII.
    Por otro lado te aseguro que, a riesgo de equivocarme, cuando escribo este tipo de posts no lo hago desde la frialdad, todo lo contrario. A mi me duele cuando voe ciertas cosas de mi Iglesia. Fijate que mi análisis va ma allá del tema puntual, sino que hablo del sesgo en general.
    Por otro lado, muchas veces te escuché leer que no era importante la cantidad de fieles (cuando yo planteba que se no están yendo los fieles por no modificar cierats cosas), por lo que no veo por qué ahora eso debería ser un valor en sí.

    Filemón: Todo lo que vos decís confirma mi post y es lo que hace que vea con malos ojos el proceso de la Iglesia. Por suerte la Iglesia real no se construye desde arriba hacia abajo. Todo lo que vos decís es el itento de un Papa por volver atrás con ciertos avances. Pero no va a prosperar, porque los cambios nunca van de arriba hacia abajo. Y, como dije en el post, la gente, las bases, van por otro lado. desde abajo se han logrado los cambios que se han logrado. desde abajo seguirá construyendose la Iglesia real. Una Iglesia cada vez mas cerca de la gente y cada vez mas lejos de mantener inalterados ciertos estereotipos caducos que destruyen conciencias y vidas enteras.

    Lacrimosa: Creo que deberías infirmarte un poco más. El planteo de la FSPX no es simplemente ver el carácter dogmático del CVII (igual me pregunto por qué ellos pueden determinar el CVI es dogmático y el CVII no). Y por otro lado, me gustaría que me cites textualmente dónde Jn Sobrino NIEGA la divinidad de Jesus.

    Rome


  7. Hola Rome: excelente guitarreada. ¿Cómo van esos estudios de clarinete?


  8. Chelo, cuando vea que creces un poco y aprendes a tener mas respeto por la opinion de los demas (aunque no copincida con la tuya) te contare como van otras cosas de mi vida…


  9. Cita: “Lacrimosa: Creo que deberías infirmarte un poco más. El planteo de la FSPX no es simplemente ver el carácter dogmático del CVII (igual me pregunto por qué ellos pueden determinar el CVI es dogmático y el CVII no). Y por otro lado, me gustaría que me cites textualmente dónde Jn Sobrino NIEGA la divinidad de Jesus.”

    Estimado señor Rome: no fue la FSSPX quien determinó el carácter Pastoral, no dogmático, del Concilio Vaticano II, de manera que éste último limitó su función a plantear una estrategia pastoral, no a definir cuestiones disputadas o condenar errores, reservándose de hacer definiciones a ex catedra. Fueron los mismos Papas Juan XXIII y Paulo VI quienes lo definieron de esta manera. Si echa una pequeña ojeada en la red, podrá verificar lo que acabo de afirmar. Encontrará asimismo abundante cantidad de foros católicos dónde se aclara y se informa sobre este tema de manera seria y responsable corroborarando lo que escribí más arriba.

    Respecto a Jon Sobrino, quisiera aclarar asimismo que me expresé mal cuando afirmé que éste niega la divinidad de Jesucristo. El problema fundamental de Sobrino no es negar la divinidad de Jesús, sino tergiversarla. La ambigüedad y confusión con que afirma misma, llegando a sostener que ha sido el desarrollo dogmático, y que según él tiene connotaciones ambiguas, quien ha definido la divinidad de Jesucristo, y no el mismo Nuevo Testamento. (Cfr. La fe en Jesucristo. Ensayo desde las víctimas. Jon Sobrino (San Salvador, 1999)).

    Ver: http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20061126_notification-sobrino_sp.html

    Saludos Cordiales.


  10. Lacrimosa: Vale tu aclaracion, ya que te habias expresado mal respectoa JS.

    Respecto de la FSPX, lo que yo quise decir (aunque viendo lo que puse entre parentesis el que se expreso mal fui yo) es que el tema va mas alla del caracter dogmatico o no del CVII.
    Y las excomuniones en su momento y la permanencia de la FSPX fuera de la Iglesia durante 20 sños no tenia como unico disenso el tema del CVII


  11. Che Rome, me encantan tus comentadores “retro”… ¿son de verdad?


  12. Rome: los arrianos también pensaron que los cambios en la Iglesia no tenían vuelta atrás; y los protestantes; y muchos otros que se separaron de Roma, por no sostener todo lo que la Iglesia enseña y hace en materia de doctrina, moral y liturgia.

    Igual sucederá con quienes se enrolen en lo que vos denominás la “Iglesia real”: pasarán a ser una secta cismática separada de Roma.

    Ya dijo el actual Papa, cuando era todavía Cardenal, que la Iglesia del futuro será de muy pequeñas minorías, pequeñas pero fieles (entrevista de Ramon Arroyo que se puede ver en la web).


  13. “…que la Iglesia del futuro será de muy pequeñas minorías…”

    Yo creo que ya lo es… y son esas pequeñas minorias de sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que deciden trabajar en pequeñas comunidades, en pequeñas capillas, en barrio marginales… lejos de las suntuosas catedrales, de los centros de poder, del mismo poder eclesial…

    Yo creo que ya lo es…


  14. Chicos y sobre todo filemon: ese es el espiritu de unidad de la iglesia, bravo!!


  15. Martín, creo que interesaría un post tuyo acerca de todo el menjunge que hicieron con el caso Williamson, lo de los obispos de Austria y sobre el tema este. ¿No?


  16. […] fin, una muestra más del rumbo que venimos […]



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: