h1

Alfonsín

1 April, 2009

Ojalá descanse en paz. Igualmente no deja de sorprenderme como en este país alguien puede cambiar su imagen. No hablo de honestidad o no. Pero que se lo despida como un gran presidente cuando nos dejó el desagio, la hiper (hiper en serio), el plan austral, el plan primavera, la obediencia debida, el punto final, el pacto de Olivos!!… en fin.

No dejo de reconocer la re implementación de la democracia, el juicio a las juntas y otras cosas mas. Pero para mi no se si puede ser recordado como un GRAN presidente. Obviamente que un dia como hoy esto es políticamente incorrecto, pero bueno, repito que espero que esté en un lugar mejor y descanse en paz.

24 comments

  1. Hablando con un amigo me decía: “el mérito de Alfonsin no es que haya habido elecciones en el 83, sino que hayan vuelto a haber elecciones en el 89”


  2. Te olvidaste de algo: fue el primero que venció en las urnas al peronismo fascineroso. Esto es suficiente para considerarlo un grande. Además, mejor presidente que la inútil que tenemos fue, sin lugar a dudas.


  3. Coincido con vos Rome. Hoy me preguntaba si será que la muerte hace que la gente sea mejor.
    De todas formas, desde las antípodas ideológicas de Alfonsín debo reconocer que creo que actuó con honestidad y eso no es poco hoy en día (creo que no se puede decir lo mismo de ninguno de los presidentes que lo sucedió).


  4. Para todos los “Miguelitos” en el camino:

    “…ES NECESARIO QUE ADEMÁS DE INSTITUCIONES DEMOCRÁTICAS HAYA SUJETOS DEMOCRÁTICOS, PORQUE SÓLO ASÍ PUIEDEN SOBREVIVIR A SUS GOBERNANTES.”
    Dr. Raúl Alfonsín


  5. Aver, matizo un poco.
    Yo creo que probablemente Alfionsin haya sido un tipo mas honesto que muchos otros politicos.
    Tambien entiendo que gente mayor que yo y que vivio en carne propia los 70 y los iniciales 80, tenga un cariño especial por el.

    Me resulta solo raro ver que hoy se lo recuerda como un gran presidente cuando yo creo que hubio cosas grosas que fuern muy negativas. De entrada nomas hablar de las leyes del perdon y del pacto de Olivos. Creo que es un tipo muy habil que logro (como dijo un amigo) blanquear su imagen.

    Y es verdad que se logro mucho, como por ejemplo continuidad. Pero creo tambien que tuvo la oportunidad para hacer algo mucho mas profundo y no lo hizo. Tuvo mucho apoyo popular y no supo usarlo.


  6. Coincido con vos.


  7. Mira vos… estoy desde ayer pensando parecido a vos, que parece que si alguien se muere en seguida se borra lo malo y se recuerda lo bueno (ejemplos sobran) y ya me estoy preguntando que va a pasar cuando nos deje el Carlo…

    Entraba al blog a reirme un poco de tu elogio de Raul Ricardo y mirá, me sorprendiste gratamente alejándote de la masa progre con la que últimamente te venías alineando.

    Asi que por primera vez en bastante tiempo, Rome, coincido en mucho con tu apreciación.

    La única observación que hago es que muchas de las acciones que hoy juzgás con ojo duro, se deben haber visto bien distintas con el cristal de aquella época. Con el “diario del lunes”, que son 25 años seguidos de democracia, lo que en aquel momento se vio como aciertos hoy se puede ver como errores, y lo que pareció un error en aquel momento a la larga puede haber resultado acertadas.

    Y otra cosa para los líricos: el gobierno de Alfonsín estuvo en varias ocasiones salpicado por hechos de corrupción. Tal vez no con el cinismo de todos los siguientes, tal vez en esa época se preocupaban más por disimular, pero que estuvieron, estuvieron… no lo duden. Amigos, ¡a leer!


  8. El juicio a las Juntas y haber derrotado al peronismo en el año 1983 cubre las mayorías de sus pecados como gobernante.

    Para gran parte del país, la derrota del peronismo en el año 1983 significó que era posible tener esperanza en el funcionamiento del sistema constitucional y de libertades que, en general, no funciona cuando los peronistas gobiernan.

    La hiper no es responsabilidad exclusiva de Alfonsín sino de toda la clase política de entonces, y especialmente del peronismo que abominaba de Sourille, Terragno y las privatizaciones, que dió un golpe de estado económico y que después privatizó hasta el Zoológico y el Botánico.

    Y, finalmente, en relación a esto me pregunto ¿Cuánto tiempo duraría el gobierno actual si Hugo Moyano no fuera un felpudo de la Casa Rosada y organizara un paro general cada dos meses, y apoyara, alentara y subsidiara toda y cuanta medida de fuerza se produce en la Nación y las provincias, como hacía el compañero Saúl Ubaldini en el gobierno de Alfonsín?

    Rome, no estoy de acuerdo con lo “blanqueo de imagen”. Te olvidás que ya había una alianza entre el peronismo y sectores del ejército -nada nuevo para todos los peronistas que hablan hoy de golpismo- contra la política de derechos humanos de Alfonsín y con el fin común de desestabilizarlo.

    Alfonsín no dictó las leyes de Punto Final y Obediencia Debida de gusto, como no fue un gusto para Cristina Kirchner derogar las retenciones. Era una cuestión de gobernabilidad ante recurrentes planteos armados del ejércibo que tenían guiños desde sectores civiles. Y esa alianza entre el peronismo y sectores del ejército se consuma con Menem, los indultos (donde fueron beneficiados muchos montoneros peronistas perseguidos judicialmente durante el gobierno de Alfonsín, hoy completamente impunes) y los acuerdos de Menem con Seineldín.


  9. Rome poné un post sobre Floricultura, Dermatología o historia de la china antigua a ver si Juan Ma puede llevar el argumento a Cristina K y hablar mal de ella. Como una sección nueva del blog entendes, tipo “desafío Soria 2009”.


  10. Duaca:

    No veo ninguna crítica a Cristina en mi comentario. Y por eso veo una innecesaria defensa de ella en el tuyo, aunado a una ridiculización de lo que digo -que termina extendiéndose a mi persona con los ejemplos y lo de “desafio Soria 2009”-.

    ¿Por qué no hacés un aporte útil y comentas sobre el tema del post, sobre Alfonsín? Todos estamos esperando tu profundo y analitico comentario al respecto. Igual nadie quiere obligarte.

    Difícil que cures mis patologías, vicios y obsesiones con los que, por demás, convivo desde hace años felizmente. Si te cansan tanto mis comentarios antiK, no los leas y listo.


  11. Me gustó tu aporte, Soria. (Nunca digas nunca, santiaguito…)

    No hay que olvidarse de todo lo que le jugó en contra por no ser peronista. No hay que dejar de mencionar esas cagadas, pero hay que entenderlas en un contexto.

    Fijate, Menem hizo mierda todo y ningún gremio movió un dedo…


  12. o sea que te bajas del desafío?


  13. Creo que un desafío más interesante y divertido sería el “desafío Duaca 2009″ que consiste en ver cuanto tiempo soporta Duaca sin hacer un comentario estúpido, mordaz o sarcástico intentando ser gracioso, ante una crítica de parte de Soria u otro opositor anti K y terminar inevitablemente hablando mal del comentarista opositor de turno.

    En realidad no sé si presentar como desafío algo que es casi una vocación.

    El verdadero desafío sería que diera su opinión o se llamara a silencio

    CUEC

    Alfonsín merece, desde mi punto de vista, los homenajes que le rindió el pueblo. Así lo creyó toda la gente que fue.
    Sin ser yeta ni desearlo, quiero ver el entierro y los homenajes que el pueblo le dará a los presidentes que vinieron despues de Alfonsín.
    Algunos políticos de diferentes ideologías y épocas en estos dos días, dieron discursos y agarraron micrófonos simplemente porque tenían la oportunidad de hablar. Pero muchos otros, sin ser radicales, se expresaron en forma respetuosa y con elogios sentidos sin dejar de ver las diferencias ideológicas y los desaciertos de Raúl Alfonsín.
    Por ahí alguien dijo lo de “lo que ayer pareció un error resulta un gran acierto hoy y viceversa …”.
    Totalmente de acuerdo.
    En lo personal, no sé si fué un gran presidente, objetivamente hablando, pero si un gran ser humano.


  14. Y creo un poco injusto decir que nos dejo tal o cual situación económica como si el desastre económico que vivimos en el final de la presidencia de Alfonsín haya empezado a gestarse en el 83′ por su culpa. El país venía de un gobierno militar, siete años, deuda externa, una guerra recién perdida contra una potencia económica como Inglaterra con la venia y complicidad de vecinos y otras potencias. Se necesitan unos añitos para reacomodar todas las fichas. Y la ayuda de todos. Militares, peronistas … todos.
    Y resulta que, sumado a eso, durante esos añitos, que no son nada comparados con toda la historia argentina y nada en cuanto al tiempo que se necesita para reacomodar el quilombo que recibió, algunos de los argentinos patriotas que, se supone, tenían que ayudar para bien de todos, se dedicaron a patear el tablero por propia conveniencia.
    Que se yo.
    Digo


  15. Tenés internet en la isla?


  16. Que loco. Cuántas sensaciones parecidas.

    Me parece que está bueno hacer una buena lectura de esa coyuntura para entender algunas de las medidas o decisiones tomadas por Alfonsín , pero creo que no por eso hay que justificarlas: las leyes de perdón y el pacto con Menem son imperdonables cualquiera sea la coyuntura -creo que más vale irse con la conciencia tranquila que transar con Menem o los militares golpistas-.

    Por otro lado me parece que ayer se mostró que en lo personal algo positivo transmitió, porque -más allá de nuestra podrida TV mostrando a señoronas llorando- hubo una clara manifestación de cariño y respeto a este señor -aunque no de todos los sectores como gustaron decir los medios-.


  17. Eche:

    La redacción de las sentencias aplicando las “leyes de perdón” por parte de los jueces -nombrados por Alfonsín- dejó agujeros (o “bombas de tiempo para detonarse en momento oportuno”). Huecos jurídicamente “escritos” para permitir, en el futuro, reabrir las investigaciones por prácticamente todos los hechos y contra todos los militares implicados en la guera sucia.

    Así se consideró -con posterioridad- que el robo de bebés nacidos en cautiverio quedó fuera tanto del alcance del punto final, de la obediencia debida, de los indultos, como de las sentencias dictadas en estos casos. Esto permitió reabrir prácticamente todas las causas judiciales. Se conjugó luego con la noción jurídica del “derecho a la verdad” que, obviamente, tienen los familiares de desaparecidos.

    Saludos,


  18. Algo así como que las leyes de perdón fueron una triquiñuela…mmmmmmmmmmmm


  19. Eche:

    No, las leyes de perdón no fueron una “triquiñuela”. Los militares acusados por la Guerra Sucia quedaron -y debían quedar- tranquilos con los textos de esas leyes. Y quedaron así, durante varios años. Inclusive con la inmediata suspensión, en ese momento, de los procesos -que se siguió de la promulgación de estas leyes-.

    Fue una triquiñuela, en todo caso y es jurídicamente erróneo llamarlo así, la aplicación que hicieron de esas leyes los jueces nombrados por Alfonsín -que tampoco es ninguna paradoja, Alfonsín había realizado previamente una extensa y profunda purga en el Poder Judicial al comenzar su mandato, precisamente para reemplazar a jueces que venían de la dictadura y podrían tener empatía con los militares a los que hubieran debido juzgar-.

    Pero esa aplicación de las leyes fue después, cuando los militares inquiestos ya estaban calmos (la mayoría) y los que son calmos pensaban que ya eran impunes. Sólo una minoría de militares estaba aún inquieta y siguió siempre inquieta, obviamente los más comprometidos. Los que eran perseguidos internacionalmente, en Francia, España e Italia.

    En Argentina tiende a pensarse muy ligeramente las cuestiones jurídicas. Como si fueran simples. De hecho vemos opinar a diario sobre cuestiones jurídicas a gente que ignora completamente el derecho, como el Contador Randazzo, Ministro del Interior.

    Las leyes no tienen triquiñuelas, o están mal escritas o no lo están. Y debe juzgarse que están mal escritas si no cumplen con el objetivo que se proponían. Y cuando uno las lee, puede ver y juzgar que algunas están intencionadamente mal escritas para no cumplir el objetivo que formalmente parecen proponerse, pero para que ese error en la ley sólo cristalize con un cierto grado de dilación temporal, el que lleva a los jueces que empiecen a interpretarlas que no suele ser poco tiempo. El tiempo en que sus presuntos beneficarios creyeron estar tranquilos.

    Esto me parece que pasó con estas leyes, decretadas inconstitucionales por la Justicia mucho antes de que el Congreso las declarara nulas.

    Y quién sabe algo de derecho (constitucional y penal) y lo practica, sabe también que para leyes “de perdón” de naturaleza penal -como éstas- si realmente se deseaba proseguir la persecusión de los militares, resultaba mucho más importante la declaración de inconstitucionalidad de ellas por los jueces, que cualquier ley del Congreso declarando su nulidad.

    Y, Maquiavélico o no, fue lo que pasó en la historia de la obediencia debida y el punto final. Los propios jueces, muchos nombrados por Alfonsín, otros ya por Menem, las declararon inconstitucionales. Finalmente lo hizo la Corte y hoy es como si esas leyes, para el mundo jurídico, nunca hubieran existido.


  20. Soria, me parece muy buena la aclaración.
    Conozco poco o nada de derecho y sirve leer estas explicaciones. Lo cierto es que no tengo conocimientos para rebatir lo que decís por lo que me parece válido.
    Ahora te hago una pregunta: ¿no te parece que las leyes de obediencia de vida y punto final terminaron llevando a que hoy muchos genocidas estén libres?


  21. Te haría pensar en la hipótesis inversa, que fue la que se le planteó realmente al gobierno de Alfonsín, con todo (TODO) el ejército argentino levantado en Semana Santa: Quizás hoy, ademas de estar libres esos militares, además nuestro país hubiera sufrido una nueva interrupción del orden constitucional durante los años 80.

    Amplios sectores del peronismo, que hoy se hacen los distraídos -o que ven golpes detrás de los chacareros-, negociaban y se entendían con los militares ¿O es casual que Rico se considere peronista e, incluso, este dando votos a los Kirchner? ¿O que Luder, el candidato peronista, haya sido el candidato de los militares? Y tiene lógica, ¿Hasta donde hubiera actuado Luder contra los militares si él firmó el decreto presidencial en el año 1974, en sustitución de la Presidente Isabel Perón, ordenando aniquilar a la subversión -un tácito cheque en blanco para todas las aberraciones-?. Luder, incluso, se había cuidado durante la campaña presidencial de señalar que no iba a tocar a los jueces del proceso para asegurar así, la “continuidad jurídica” en la Argentina.

    Habría que pensarlo bien: no sólo estarían libres los militares (como sucede en algunos casos todavía hoy, otros están presos y con condenas firmes) sino que Alfonsín tuvo que superar el riesgo real de tener otro golpe de estado, reivindicatorio en su concreción de la Guerra Sucia del período 1976-1983 ¿o no sobreviven hasta el día de hoy grupos con esas ideas, muchísimos más fuertes hace 20 años? Incluso se pensó en un golpe de estado con un gobierno de poca duración para una amnistía general y devolver el poder a los militares. El modelo era Chile, cuya historia recién empezó a torcerse hace muy poco tiempo.

    Las cosas nunca son tan simples como un blanco y negro, y menos en estos temas.


  22. “con todo (TODO) el ejército argentino levantado en Semana Santa”

    Soria, eso no es cierto. Si conocieras un poquito más el ambiente castrense, sabrías que lo que acabás de escribir es una burrada. Distinto es que gran parte de la oficialidad (sobre todo, suboficiales y oficiales subalternos / oficiales jefes) apoyara el fondo del reclamo de Rico, pero decir que todo el Ejército estaba levantado en Semana Santa del 87 es no saber cómo fueron realmente las cosas.


  23. Tenés razón, después que lo escribí pensé que había exagerado y que debí haber puesto la mayoría y no TODOS, porque eso no era justo. Hubo, había y habrá siempre en el Ejército Argentino militares que no se levantaron jamás contra el orden constitucional y las leyes, bajo excusa alguna.

    Igual esa mayoría sirve para explicar la conducta de Alfonsín y su difícil situación con el ejército, pues sabía que políticamente no iba a funcionar un enfrentamiento entre militares: entre aquellos que apoyaban la legalidad constitucional y los que querían defender la impunidad de crímenes aberrantes (por más que lo disfrazaran con otras reivindicaciones).

    En cuanto a ignorar el mundo castrense, puede ser. Igual tampoco me queda claro cuál es tu profunda sapiencia al respecto para descalificarme como un burro.


  24. Estimado Dr. Soria: Me extraña leer lo que dice aquí. Quiero pensar que alguien ha estado haciendo sustitución de persona. Es imposible que una persona con conocimientos jurídicos e inteligencia como Ud. diga semejantes cosas.

    El juicio a las Juntas fue inconstitucional y la famosa Conadep también lo fue. Ambas medidas violaban el art. 18. Sólo tras el saqueo del Poder Judicial que realizó Alfonsín (la enorme mayoría de los jueces destituidos habían sido nombrados antes del ’76), fue posible mantener esta farsa en el tiempo.

    El famoso levantamiento de Semana Santa no fue un intento de golpe de estado como aseguró el entonces presidente Alfonsín desde el balcón de la Casa Rosada, desde donde también dijo que se trataba de héroes de Malvinas descontentos.

    Los indultos que aplicó Menem (y que Alfonsín también hubiese aplicado de tener el necesario apoyo, según sus mismas palabras) eran prerrogativa del Presidente de la Nación para pacificar el país (recuerdo muy bien las encuestas de ese tiempo donde la gran mayoría de la gente apoyaba las medidas). La quita de estos indultos (que también es inconstitucional), sobre la base de rencores y revanchismos de quienes fueron derrotados en el campo de batalla y ahora usufructúan el poder, sólo traerá dolores de cabeza.

    En cualquier caso, éstas no fueron las peores medidas del gobierno de Alfonsín sino regalar la cultura y la educación a la izquierda bárbara para la cual el fin justifica los medios -reescribiendo la historia, alterando la semántica, corrompiendo la misma noción de justicia… Pero como no hay acción sin reacción, me temo mucho que esta izquierda bárbara está gestando una derecha mucho más bárbara, igualmente vengativa y rencorosa.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: