h1

Todos atrás y Dios de nueve

21 April, 2009

El título del post remite a una parte de una canción de Los Caballeros de la Quema. Que me viene a la memoria en esos momentos en que siento que tengo que replegarme, que defender con lo que tengo, dejar a Dios allá de pesquero, solitario y esperando una contra. Y que en la primera de cambio clava un gol y ahi si, volvemos a acomodar el equipo un poco mas adelante, mas confiado. Y empezamos a tocar la pelota y jugar mejor. Ya llegará. Mientras, a pincharla…

21 comments

  1. Sin dudas te referís a El Lobo. Lo que me preocupa es que el 9 titular del lobo sos vos…


  2. ¡Arriba el ánimo cumpa!!!!

    Está bueno eso de confiar en Dios, pero nada de tirarle la pelota para que haga el gol, hay que hacerse cargo, ponerle el hombro y apoyarse, si a uno le hace bién, en Dios.

    Pensá en la revolución, eso siempre da fuerzas para seguir.


  3. Si, tal cual. Igualno era una expresion de “no hacerme cargo”, todo lo contrario. Sino de que a veces uno solo no puede.

    Pero bueno, como dicen por ahi, son cosas que nos pasan si estamos vivos.

    Abrazo!


  4. pensa en caruso y racing que salen a flote con lugercio y caballero……si tuviesemos a Dios es afano….

    ahora en serio animo che!!!!


  5. No, no, no, no pensés en Racing, esto que sucede es como un oasis en el desierto, una ilusión que pronto termina…se van a la “B”..
    Hacete de Boca…


  6. ..muchas veces necesitamos estar sólos para hacemos cargo de nuestras cosas, conocernos y crecer. Cuesta, eso sí, pero se puede, y es necesario para después elegir el camino a transitar y decidir con quièn o quienes queremos recorrerlo…que esto no te detenga…con Dios o sin él, pero caminando hacia adelante…próxima estación: ESPERANZA…..
    quién me lo habrá enseñado??? jejej…


  7. Eche, ampliá eso de “pensá en la revolución”, me interesa.


  8. Mysterio, voy a ser concreto en eso que me pedís que amplie.

    “Pensar en la revolución” lo digo desde el convencimiento de que, o nos proponemos cambiar el mundo, o le somos funcionales -cosa que hoy significa ser funcionales a un sistema perverso que genera desigualdad, que nos aisla, que nos oprime, y muchos etc.-.
    Yo estoy convencido de que las cosas se pueden cambiar, y para eso hay que organizarse y enfrentarse con los que proponen esta forma de vida: los políticos -hablando en general hoy se ven raros exponentes que propongan algo revolucionario, que mejore la situación del pueblo-, los patrones -tanto de las empresa multinacionales como del campo, como de los dueños de pymes que muchas veces son tan explotadores como las grandes empresas-, y todo lo que represente al sistema actual.

    Sería eso a grandes rasgos, ¿me explico?


  9. Claro. Te explicas. Una pregunta: a mi “revolución” me suena a cagarlos a todos a tiros, por lo menos eso es lo que históricamente han hecho las revoluciones contra aquéllos contra los que “revolucionaron”…

    Por eso preguntaba. ¿Qué opinás de eso?

    Creo que hay dos formas principales (no excluyentes sino complementarias) de hacer la revolución: Una, votando. La otra, no siendo cómplice. Ambas respetando la ley que es lo que hará que vos mismo seas respetado. Si es así, estamos muy de acuerdo.


  10. Mysterio, no estamos de acuerdo. No creo que votar o no ser complice sea revolucionario; creo que es más bién ser funcional y no jugarse por alguna alternativa -siendo que a través del voto no llegamos a ningún lado-. Es más bién dejar que nos sigan cagando, matando, etc., es cómodo, es “no hacer”.
    Por otro lado, la ley está hecha por quiénes nos gobiernan, que son quiénes nos roban, nos matan de hambre, nos oprimen, por lo que a veces es necesario salirse de esa ley.
    No tengo una opinión formada respecto del tipo de revolución que vos planteas. En algún momento lo vi como una alternativa, y a veces en arrebatos de bronca me dan ganas de que el cambio sea ya y para eso solo se me ocurren las armas, pero no estoy convencido de que sirva. Ahora, si mi familia estuviera cagandose de hambre, si fuera “negro” y no pudiera pisar el centro de Córdoba porque me meten en cana por portación de rostro, si me rociaran con glifosato como hacen con pueblos del interior, si envenenaran a mis hijos -es un decir porque no tengo hijos- las mineras, etc.. tal vez pensaría más seguido en las armas para que el cambio sea más pronto, y no a largo plazo como lo veo ahora.
    ¿Qué opinas?


  11. Me parece que las veces que la gente pensó en las armas para provocar / acelerar los cambios, nos fue mal. Me inclino más a pensar que los cambios hay que hacerlos respetando la ley.
    De hecho, ninguna de las cosas que nombrás, si bien es posible que ocurran, todas son violaciones a la ley y pienso que la única manera de combatirlas eficientemente es usando la ley.


  12. Nacho, ¿te parece realmente que esperarías toda tu vida esperando que “eficientemente” la ley se aplique si alguna de esas cosas te sucediera a vos?


  13. Te paso un link ilustrativo:

    http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=22366


  14. Lo que me parece es que la solución de las armas ya se probó en Argentina y el resultado fue nefasto. Y me imagino que no se ncesita link alguno para demostrarlo.


  15. Votando SI se llega.

    Y “no siendo cómplice” es una manera muy difusa de describir una actitud. No siendo cómplice se puede ser funcional al sistema.

    Revolución sin armas, si se puede. Los espacios de contra poder son revolucionarios, y esos se pueden armar desde cualquier lado y sin violencia.

    Duaca


  16. Eche, sos un caballo.

    Saludos


  17. Coincido con Eche.


  18. Yo también.


  19. Mysterio, amplia lo de “caballo”, me interesa.

    Duaca, creo que no es para nada difuso lo de no ser cómplice, signifa no participar; a mi me suena más a cobardía o comodidad que otra cosa.
    Por otro lado, ¿qué referencia tenés en nuestro país de que votando se llega?
    ¿A qué llamás espacios de contrapoder? ¿oposición partidaria?


  20. No, no creo que desde la oposición partidaria se pueda generar contra poder. yo creo que se hace desde las comunidades, desde la participación social, desde el fortalecimiento y la organización.
    No necesariamente de la violencia!

    Si no ser cómplices es no participar, entonces, de acuerdo. Si no ser cómplices implica oponerse de alguna manera bueno, por eso decia lo de difuso.

    Yo creo en la participación de la ciudadanía como único camino para el desarrollo. Otra cosa no funciona, o no funciona a largo plazo.

    Y sobre los antecedentes: creo que hubo momentos en el país en que el voto populor tuvo resultados en la distribución y generó ascenso social. Luego los procesos se fueron diluyendo.

    Pero de cualquier manera que no haya antecedentes nacionales no significa nada. Lo que si te puedo asegurar, es que sin voto ya sabemos que no se llega a nada, y nos costó mucho aprenderlo!


  21. Eche, no vale la pena.
    Cariños.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: