h1

¿Usted le cree a Poliarquía?

22 June, 2009

Es sorprendente ver que Poliarquía da ganador a De Narvaez en su tradicional encuesta para La Nacion la semana anterior a los comicios.

Pero lo mas sorprendente es que la gente siga dándole bolilla a una consultora que viene pifiando sistemáticamente.

En las elecciones nacionales de 2007, le daban a CFK apenas unas decimas arriba del 40%, y finalmente el resultado fue de 45% (44,88 para ser exactos). No es un pifie grande, es verdad, pero empecé por el mas leve. Yendo a analizar la provincia de Bs As, en 2005 decían que Cristina obtendría el 38,3% en su intento de senaduría y sin embargo la actual presidenta rozó los 46 puntos (45,77). El papelón más grande fue en la elección a gobernador de 2007, donde dieron por ganador a Scioli (era evidente) seguido por Blumberg, Patti, De Narvaez y Stolbizer quinta!!. ¿Cual fue el resultado real? Stolbizer segunda, y De Narvaez tercero. Patti y Blumberg al fondo.

Como vemos, reiterados errores que viendo el enfoque y quien las publica, uno se anima a pensar que no son errores de la estadística sino intenciones bien concretas de formar opinión.

¿Se dará cuenta la gente que lee La Nación que lo que leyó ayer escapa a la realidad?

 

25 comments

  1. Al menos si van a truchar una encuesta espero que La Nacion no le este pagando, y sino yo se lo hago por mitad de precio, jajajaja. Hablando en serio las encuestas son un sistema de manipulación y de propaganda, yo no confio en ninguna, por que muchas veces con las opciones te condiconan. En internet circula un archivito con el tema de como manipularlas.


  2. Sí, es cierto. La gente está que arde por votar a Néstor. En la calle se nota. Estan todos indignados con la Carrio y De Narvaez y Macri y la Michetti… Creo que saca entre el 66 y el 80% de los votos. La oposición es impresentable. En cambio, los candidatos del
    Frente son tan progresistas que Lenin al lado de ellos es reaccionario. Y sus heroes del conurbano vienen de mil batallas contra el capital: Cacho Alvarez, Gutierrez, Pereyra, Rossi, Otacehe, Descalzo y otros ilustres barones que perdieron su patrimonio y su honra defendiendo al Movimiento Nacional y Popular contras las voraces fauces egositas del Imperio. Realmente, Rome, estoy indignado como vos. Cómo estos vendepatrias de La Nación conspiran contra el gobierno popular!!! Es indignante. Menos mal que el Movimiento NaZional y Popular paga sus propias encuestas para repeler estos soeces ataques. Por supuesto: las paga con fondos del Estado. No es cierto Artemio Lopez y Rouvier? Pero eso no importa. El fin justifica los medios. Sobre todo si el fin es que Cristina inaugure por enesima vez otra obra publica que ya se habia recontra inaugurado o prometa créditos para comprarse calzoncillos en 12 cuotas sin interes. Por eso, si el domingo Nestor pierde hubo fraude. Seguro. Solo con fraude se le puede ganar a este gobierno transparente de carmelitas descalzas.


  3. Que boludez atomica…


  4. ¿Qué encuestas son fiables entonces? Para saber nomás.


  5. Habria que buscar en internet como hice yo con Poliarquia y ver si alguna le pego mas.


  6. Che, puedo cambiar de tema un minuto? Quiero hablarles sobre Margarita Stolbizer. ¿No les da un poquito de miedo? ¿No parece en las fotos como si la cara la tuviera pegada con cinta scotch? Posta, yo creo que tiene una máscara. En serio parece una máscara. Tipo The Mask así, y tengo miedo que si se le cae abajo aparezca algo terrible… Estoy teniendo pesadillas todas las noches con Margarita Stolbizer, algunas de ellas de naturaleza erótica (y eso que hace mucho que dejé de ser un fornicario!). Ya no sé a quien recurrir. Duaca, vos que sos psicólogo, ¿me podrás dar una mano? Esto me tiene mal, en serio…


  7. Mysterio: arreglate con tu mano nomás, no me pidas ayuda a mi para tus degeneraciones.
    Me hiciste a acordar al informe de la revista barcelona (hace unos años) donde se aventuraba la posibilidad de que Piñon Fijo era en verdad Alfredo Yabrán maquillado.

    Miguel Grosso: Sos todo lo contrario a tu apellido.


  8. Y si Piñon Fijo y Marga Stolbizer son la misma persona??

    Ves la bomba que tiras!!!

    Segun el laburo que tenga se pone una máscara o la otra… Si tiene que hablar pelotudeces para grandes se pone la de Stolbizer, si tiene que hablar pelotudeces para chicos, se pone la de Piñón.

    Pero me sigue carcomiendo la duda… ¿Qué hay abajo de la máscara?

    Lo de mi mano no es viable, no soy fornicario pero masturbario tampoco. Cuec.


  9. OPONERSE ES UN DEBER

    No deja de haber una cierta justicia inmanente en las airadas protestas del matrimonio gobernante contra la prensa y sus pendolistas. Descubridores de la pólvora recién cuando les estalla en las manos, los Kirchner acaban de conocer aquella verdad antigua que sintetizara el viejo La Fontaine: “todo periodista es tributario del maligno”. Pero aquí acaban las pingües o pingüinas razones que pudiéramos reconocerles a la colérica dupla, para tomar rápida ubicación en las antípodas del enojo oficial.

    Porque debe decirse, en primer lugar, que la fatídica yunta carece completamente de toda autoridad para juzgar las falencias conceptuales o morales del periodismo. Hueros de toda educación genuina, huérfanos de sabiduría, ajenos a las raíces culturales clásicas, distantes de los hábitos de la reflexión y del estudio disciplinado, negados al ocio contemplativo y a grandes lecturas, no son sino la expresión abaratada de una clase política intelectualmente abyecta, tan indocta cuanto afrentosa.

    Si el Néstor no oculta su guaranguerismo, haciendo de su condición de zote una herramienta populachera y electoralista, la Cristina —que eligió al jumento para compartir tálamo y praxeología política— no sólo lo emparda sino que lo aventaja, precisamente porque procura disimular su iletrada existencia con eventuales citas de Chomsky o de Freud, al estilo de aquellos borregos sesentistas que fatigaban solapas por las librerías de la calle Corrientes. Cuando se aleja del solapeo puede confundir al Gral. Paz con José C. Paz y a Yrigoyen con Alvear. O salir del Museo del Prado, pero quedar extasiada con Picasso.

    Dígase en segundo lugar que la llamada oposición de los medios —supuestamente grave por no haber sido votada, como si la veracidad de una impugnación dependiera del sufragio universal— no es oposición sustantiva y esencial. No sólo porque convalida al Régimen, sin cuestionar jamás su intrínseca ilegitimidad y pravedad interna, sino porque lo secunda y acompaña en su programa destructivo de la naturaleza y la cultura. Es trágica paradoja que el periódico más reiteradamente señalado hoy como enemigo del gobierno, resulta el mismo que publicita, promueve y alberga a los hechos y a los protagonistas más torvos del salvajismo espiritual dominante. Sin contar que desde sus páginas, hace ya tiempo, en plena portada y con carácter de nota rectora, Félix Luna escribía una repugnante justificación y alabanza de la guerrilla marxista instalada en la Casa Rosada, amonestando “a los asustadizos” que no saben respetar “la utopía” de aquella “generación diezmada”.

    Sumemos una tercera objeción a la campaña antiperiodística del prepotente dúo. Y es que ella silencia la cantidad de alcahuetes con que cuenta el oficialismo, desparramados en un sinfín de expresiones multimediáticas que le son vergonzosamente afines y sumisas. Preséntanse los Kirchner como victimarios de una enemistad del cuarto poder, cuando la verdad es su contraria, no existiendo otra víctima más que la sociedad argentina, a manos de unos medios masivos abigarrados de proxenetas malignos y ordinarios. Medios masivos que, más allá de tal o cual disonancia en cuestiones subalternas, leguleyas o procedimentales, conforman el más uniformado montaje al servicio de la tiranía. Pero como lo propio del tirano es no soportar ni la presencia del prójimo, ni la del bien que pueda reclamar en justicia, agitándose rencoroso y sin sosiego contra cualquier atisbo de contrariedad que lo señale culpable, aquí y allá se moviliza el dedo acusador de los Kirchner.

    En rigor, lo que no pueden soportar es que la realidad le pegue tan duro al ideologismo que los anima y los ciega. Y que el espejo no les devuelva las figuras que pactan en los quirófanos, sino los rostros desencajados e insultantes propios de las almas rastreras.

    La realidad es la inseguridad, el homicidio, el caos diario, la prostitución en las calles, la juventud envilecida, la educación arruinada, la Universidad arrasada, la policía sobrepasada por los facinerosos, las Fuerzas Armadas humilladas, la usura en los bolsillos cotidianos, la blasfemia a la orden del día, el asesinato de ancianos, la violación de mujeres, el atropello a los hombres decentes, el vilipendio a la fe y a las costumbres cristianas, la promoción del delito, del piqueterismo y de la infamia.

    El “país en serio” de los afiches, suscita una mueca descompuesta al país real que padece y se quiebra.

    “Lo tenéis todo”, les dijo Franco a los rojos, cuando se alzó dispuesto a reconquistar a España, hace algo más de siete décadas. “Todo menos la razón”. Por eso, porque no tienen razón, es un deber oponerse; y oponerse es impugnar de raíz al sistema y a sus inescrupulosos aprovechadores. Es desenmascarar a estas malas lenguas que, como la de los orcos, sólo saben insultar y maldecir, sin veracidad ni gracia ni belleza alguna en los labios. Tarde o temprano, y suceda lo que sucediese después —que únicamente Dios lo sabe— veremos rodar a estos enajenados del puesto que ahora ocupan. Y la Historia Verdadera no recogerá su paso por esta tierra que les es espiritualmente ajena, más que para asociarlos a una pesadilla ramplona y obscena.

    Quede para ellos aquella pesadilla. Para nosotros los sueños y la vigilia combativa. Porque como enseñaba el maestro Tomás Casares, nunca es mayor la obligación de testimoniar la verdad, que cuando se tiene la certeza de que la verdad está siendo apedreada.

    Antonio Caponnetto


  10. El mismo caponetto que publicó esta contratapa en octubre del 2007?


  11. Duaca, esa es una frase de Mauras, viene al hilo del libro “La perversión democrática” de Caponetto, un libro que no leí pero que parece interesante.

    Caponetto sostiene la idea de que la Democracia, esa religión de turno que tenemos, tiene una falla de diseño que sólo puede conducirla al fracaso.

    Abrí la cabeza🙂


  12. Xavmp:

    Ya se que es una frase de maurras, se leer. Y si abrir la cabeza es hacer propaganda golpista en una revista que se llama “CABILDO”, paso.

    Y ahora entiendo lo de assef. Sin carita feliz, Duaca.


  13. Recomiendo leer la nota principal de http://www.pagina12.com sobre macri y sus manejos con la “nueva” policía. Asusta ver que nadie más lo levanta.
    Los que piensan que la democracia es una religion de turno, abstenerse.


  14. Alguien que defiende a Caponetto y cabildo diciendo “abri la cabeza”. Este blog se ha degenerado…


  15. No, refería a la posibilidad de darle tres minutos a la idea de Caponetto. ¿Tan mala es?¿Puede ser que la democracia de partidos con voto universal y obligatorio sea el problema?

    Por otra parte yo no hago propaganda, leo algunas notas del blog de Cabildo y compré la revista una vez (los artículos de historia suelen ser buenos).

    Un poco de tolerancia y carita feliz no le hace mal a nadie, relajate.


  16. Un poquito de tolerancia defendiendo a cabildo y a caponetto, no le hace mal a nadie, seguro.

    Un poquito de tolerancia tendria que aprender ese mamarracho de persona que es antonio caponetto, y todos los que leen su revistucha, manual de intolerancia y delirio místico medieval, plagada de mentiras, de ideas violentas y anacrónicas, de faltas de respeto, disfrazas de doctrina católica.

    Esa contratapa no es del 75 eh, es del 2007. Y lo que piense de los k me tiene sin cuidado un defensor de la pena de muerte, del franquismo, de la dictadura militar, un antisemita declarado y un montón de aberraciones más, que trató de pudrirle la mente a cientos de chicos en los colegios donde enseñaba.

    Si volviera a tener 15 años me hubiera levantado de todas sus clases donde escuche cosas horribles, pensando inocentemente que era un tipo bueno porque rezaba el rosario en el recreo largo.

    Perdón pero el intolerante no soy yo acá.


  17. Un poco de tolerancia nada más, algo de respeto a las ideas y errores del otro más allá de las diferencias para construir lazos y compartir.

    Se ve que no tenés intenciones,por mi parte trato de hacer una lectura desapasionada y nada de propaganda o exaltación como me estás endilgando más arriba.


  18. yo respeto las ideas del otro, xav, respeto las tuyas, y ademas te conozco.
    pero no tengo ganas de tolerar a caponetto, a quien ya toleré demasiado. Y me parece que él o quien fuera que subió su nota es un hipócrita cabal.


  19. SURREALISMO

    — El Discípulo: Maestro, leyendo este pasado verano un diarito tabloide titulado “Página/12”, me encontré con que, en la respuesta a una carta de lector, identificaban a “Cabildo” como una “revista surrealista”.

    — El Maestro: No es la primera vez que lo hacen y me atrevo a vaticinar que no será la última.

    — El Discípulo: Maestro, como no conocía la palabra “surrealista”, busqué en el diccionario y allí me informé de que el surrealismo es un movimiento literario y artístico que prosperó entre la segunda y la tercera décadas del siglo pasado. Quedé asombrado. ¿Es verdad que Cabildo pertenece a ese movimiento?

    — El Maestro: Un poco difícil porque el surrealismo, al menos el literario, desapareció en la segunda mitad del siglo XX. Pero no es por ahí por donde tienes que indagar. En las intenciones de sus epígonos, el movimiento quería superar la razón burguesa, por eso se llamaba “suprarrealismo”: estaba por encima de la forma de entender la realidad por una razón, la burguesa, cuya época tocaba a su fin.

    — El Discípulo: Maestro ¿y qué es la razón burguesa?

    — El Maestro: Muy buena pregunta, pero tendrías que hacérsela a Eluard, a André Breton o a cualquiera de los surrealistas que combatían contra ese sujeto —la razón burguesa— que nunca terminaron de definir. El surrealismo fue un movimiento de izquierda, aunque en la década del treinta sufrió una escisión que alejó a los comunistas más politizados como el famoso Aragón. Bueno, los surrealistas no sabían o no podían identificar a ese enemigo, la razón burguesa, lo mismo que los socialistas de todos los pelajes son incapaces de definir con precisión a su principal enemiga, la clase burguesa.

    — El Discípulo: Bien, Maestro, pero ¿por qué llama “Página/12” una revista surrealista a “Cabildo”?

    — El Maestro: Los escribas de ese diario son periodistas. Entonces saben de todo un poco, pero en general muy poco de todo. Usan el sentido vulgar de la palabra, que quiere decir “irreal, alejado de la realidad”. La Academia Española, hasta la vigésima primera edición de su Diccionario —que es la que tengo— no acepta este significado que poco, aunque algo, tiene que ver con el de los fundadores del movimiento. Los cuales, como te he dicho, no se proponían romper con la realidad sino con “la interpretación burguesa de lo real”. Por eso los pintores surrealistas —Chirico, Magritte, Dalí— pintaron cosas que deformaban la realidad y por eso en el cine se intentaron también argumentos e imágenes que pretendían prescindir de lo real, “al menos en la forma en que la burguesía lo pintaba”.
    En síntesis, querido discípulo y amigo, acusarnos de surrealistas es, para “Página/12”, una forma de pintarnos como una especie de extraterrestres o de seres que viven en una burbuja en la que la realidad no entra.

    — El Discípulo: Maestro ¿y hay algo de cierto en esa acusación?

    — El Maestro: Cuando alguien te acusa de vivir fuera de la realidad, debes suponer que ese tal está muy seguro de lo que es la realidad y de vivir conforme a ella. Por eso te propongo que para empezar nos adentremos un poco en la posición del que nos acusa, a ver si podemos encontrar una respuesta al problema de lo real en política, tanto en la trayectoria del diarucho como en la de la ideología que representa.
    ¿Qué es, preguntémonos, “Página/12”? Podemos responder, sin temor a equivocarnos, que representa la tendencia izquierdista, socialista y progresista tal como se da a principios del siglo XXI después del derrumbe de los “socialismos reales”. No se la podría acusar de ser simplemente comunista (ha publicado muchas veces críticas al sistema soviético) ni tampoco cabe enteramente en las definiciones de la social-democracia.

    UN BAÑO DE REALISMO

    — El Discípulo: Maestro, ¿cómo sintetizaría la situación?

    — El Maestro: Hemos visto de qué manera todo aquello que defiende “Página/12”, todo aquello a lo que está vinculada emocionalmente, es de una irrealidad tal que los dibujitos animados son una obra maestra del realismo. “Página/12” defiende una causa radicalmente fracasada, pero fracasada porque nunca fue viable, porque siempre edificó sobre arena ¡y pretende hacer pasar eso por la realidad!

    — El Discípulo: Sin embargo, tiene seguidores.

    — El Maestro: Veamos, “Página/12” sobrevive porque el Gobierno de los Kirchner la subvenciona a través de una publicidad sin relación alguna con su difusión. En cuanto a los grupúsculos que siguen el lenguaje y la simbología del marxismo, son un puñado agrandado por el lugar que los medios les dan. Pero luego van a elecciones y no cosechan más del tres por ciento de los votos.

    — El Discípulo: Entonces no son peligrosos.

    — El Maestro: Lo son, porque gracias a los Kirchner manejan dinero e influencia. Mirá el caso de las Madres. Su posición ideológica es la más cerrada y cerril defensa del modelo soviético. Su influencia sería casi igual a cero si no fuera por las complicidades extranjeras y nacionales que las dotan de dinero y de repercusión mediática. El estruendoso fracaso del socialismo, sepultado bajo sus crímenes, sólo sobrevive gracias a esas complicidades. Cuando se publicó en Francia “El libro negro del comunismo” los que salieron a atacarlo no fueron sólo —ni principalmente— los comunistas que quedaban, sino los socialdemócratas bien pensantes, que no podían soportar la denuncia de aquello que racionalmente condenaban pero de lo que no podían desprenderse del todo.

    — El Discípulo: ¿O sea?

    — El Maestro: Que “Página/12” quiera darnos lecciones de realismo, es el colmo de lo ridículo.

    — El Discípulo: Pero Maestro, ¿no es verdad que nosotros no tenemos o tenemos muy poca presencia política real?

    — El Maestro: Depende lo que llames presencia política. “Cabildo” es una revista política y cultural. Cuando la gente joven que nos lee aprende a defender su fe, su Patria y su hogar, adhiere así a cosas concretas y reales, no a consignas ideológicas. Nosotros enseñamos amor por lo encarnado, nuestro Dios, la Patria, que es la Nación encarnada, y el hogar, que es la familia encarnada.

    UN CASO

    — El Discípulo: Maestro, ya que nos acercamos a nuestro país, ¿qué opina del último libro de Caparrós, “A quien corresponda”? ¿No parece un vuelco realista dentro del pensamiento de izquierda, con su reconocimiento de la condición de combatientes de los subversivos y su asunción no sólo de que fracasaron, sino que estaban condenados de antemano al fracaso?

    — El Maestro: ¿Leíste el libro?

    — El Discípulo: No, maestro, pero leí la crónica publicada en “ADN”, el suplemento literario de “La Nación”.

    — El Maestro: Ese suplemento —y otros parecidos— comentan asombrados el “sinceramiento” de Caparrós porque, acostumbrados a vivir en la mentira total, una mentira un poco menos grande o mejor disimulada les parece la verdad.

    — El Discípulo: Ya veo, Maestro, que Ud. no comparte la opinión de “ADN”.

    — El Maestro: Veamos, querido discípulo. “A quien corresponda” es una de las peores novelas argentinas que he leído, y sabe Dios que las he visto malas. Argumento confuso, personajes mal dibujados, prosa pretenciosa…

    — El Discípulo: ¿Pero no debe leerse como un ensayo?

    — El Maestro: Hagamos ese esfuerzo. En ese caso hay que calificarlo de colosal estafa. Hay, en efecto, la admisión de que querían cambiar el mundo “con un revólver en la mano” pero la frase completa es “chicos y chicas generosos e ingenuos que queríamos mejorar el mundo…”, y allí es donde comienza la estafa. ¡Oh, sí!, hay muchas admisiones que nadie había hecho hasta el momento, pero el verdadero intento del libro es salvar “la generosidad y la ingenuidad” del sueño de los actores de la guerra revolucionaria. De allí que el protagonista sepa tan poco de cómo hubiera sido el futuro de haber ganado ellos la guerra. “¿Cómo iba a ser esa patria socialista que ofrecían?”, le preguntan, y reflexiona que “no podía decirle que no tenía ni idea, o mejor, que no tenía una idea clara y definida”. Aquí está la trampa. Porque sus adversarios sí sabían con precisión cómo sería y por eso tenían razones sobradas para luchar contra los revolucionarios. Sabían que sería como en el resto del mundo, sin excepción, una orgía de crímenes, represión y fracaso. En 1975 -78, justo en esos años, los comunistas (khmer rojos) vaciaron las ciudades y asesinaron a un tercio de la población de Camboya, que tuvo la mala suerte de caer en su poder. Lastima que las pocas veces que en la novela de Caparrós hablan los militares o sus secuaces no haya un capaz de decirles que además de defender Occidente (¡ya entonces había tan poco que defender en Occidente!) de lo que se trataba era, ante todo, de detener a los asesinos seriales.
    Toda esta novelita-ensayo camina por la misma línea. Fracasamos, sí, pero qué buenos éramos. Noble fracaso. ¿El socialismo? “es una idea que podría funcionar en un mundo habitado por gente generosa, valiente, solidaria”. ¿Qué me cuentas? Nada de reconocimiento de que el socialismo es una idea disparatada, una religión sólo apta para intelectuales ideologizados. No, lo malo no es el socialismo sino la gente, que es mala.
    Le preguntan al protagonista si los revolucionarios estaban dispuestos a matar. Y contesta: “Sí, pero sin alegría. Era una obligación, probablemente la más pesada de todas. Nadie quería matar a nadie (pero) a veces no tenías más remedio y aceptabas hacerlo”. ¡Qué asombroso! Uno se pregunta si para los millones de asesinados por estas víctimas de las circunstancias haría mucha diferencia el que los matara alguien que gozaba haciéndolo o alguien “que sólo cumplía una obligación”.

    — El Discípulo: ¿Es posible que nadie haya visto ese hecho elemental: la vinculación necesaria entre el triunfo socialista y los crímenes de Estado?

    — El Maestro: Creo que nadie que no sea idiota deja de ver esa relación. En sus memorias, otro subversivo argentino-cubano, Jorge Masetti, dice “por suerte no obtuvimos la victoria porque de haber sido así… hubiéramos ahogado el continente en una barbarie generalizada”. Caparrós no es idiota, se hace el idiota para ignorar estos hechos indiscutibles y evidentes.
    Veamos otro botoncito de muestra: el protagonista dice que cuando ellos (los revolucionarios) decidieron “tomar las armas para liberar la patria” tropezaron con los militares, pero que tenían “una excusa” para tomar las armas: “ellos habían abandonado su lugar en 1930 y lo seguían abandonando desde entonces, una y otra vez”. ¿No es formidable el modo en que funciona el cerebro de los Caparroses? El recurso a las armas se justifica porque al fin y al cabo los militares también se sublevaron. ¿No hay un pequeño olvido, tal vez? Sostener esto exige olvidar los primeros tiempos de la guerra revolucionaria, cuando gobernaba Illia, o los atentados durante los gobiernos constitucionales de Perón e Isabelita. O sea que para compartir las conclusiones de Caparrós no hay que saber nada: ni lo que fue el socialismo que los revolucionarios querían implantar, ni su historia en la Argentina…

    — El Discípulo: Maestro, se ha exaltado. ¿Da para tanto el libro?

    — El Maestro: Por cierto que no, pero es bueno advertir a los que pueden leerlo como un regreso de alguna izquierda a la realidad.
    La Izquierda es, esencialmente, utópica. En contacto con la realidad se trasmuta en otra cosa: en una social democracia cuya diferencia con el liberalismo tiende a desaparecer, en una simple ocupación del poder por el poder mismo; eso sí, tratando de mantener su apego a las grandes palabras. Casi lo único valioso del libro de Caparrós es el diálogo del protagonista con un servidor del actual gobierno. (En rigor, no identifica con precisión a qué gobierno se refiere, pero creo que no puede ser sino el de Kirchner). El obsecuente K le ofrece “una oportunidad”, a lo que el protagonista contesta: “¿Una oportunidad de qué…? ¿De llenarse la boca con boludeces sobre los desaparecidos y seguir haciendo lo mismo que todos los demás? ¿De hablar de los muertos heroicos para justificar que siguen vivos y no hacen un carajo de todo lo que los muertos querían hacer? ¿De usar los setenta para tapar lo que no pueden ni quieren hacer ahora?”

    Aníbal D’Ángelo Rodríguez


  20. Qué groso que alguien se tome el trabajo de citar a Cabildo!!!


  21. Che, este blog se esta convirtiendo en el regreso de los muertos vivos… me estoy preocupando…


  22. Che… no se que tiene de malo Capponetto, a mi “Todo por dos pesos” me hace cagar de risa… y ni hablar de Pomelo… ROCANROLENENENEENNNN

    Duaca, me sigue dando miedo Stolbizer. Veo los carteles en la calle y tengo que cruzar de vereda. Espero que las elecciones pasen rapido.

    Con afecto


  23. Entienden cuando digo “delirio mistico medieval”???? Son dos salames tomando un café en el faro y se entrevistan como si fueran séneca y su discipulo…


  24. Bueno, habrá que empezar a creerle a Poliarquía en las próximas no? Cada tanto aciertan una.
    Si te soy sincero, yo no les creía.
    Saludos


  25. Antonio: crsito no esta en estos corazones, jamas pueden entender lo que tu has dado, LA VERDAD
    Si al menos leyeran, ojalá yo hubiese tenido un profesor como vos…
    “es preferible la verdad en soledad a la mentira en compáñia” Madre Teresa



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: