h1

Tan lejos…

14 August, 2009

Recuerdo un cuento.

Dice que una pareja de novios se iba a casar y como no tenían donde hacer la fiesta le pidieron al cura párroco festejar en la misma iglesia luego de la misa.

El cura lo pensó y lo pensó. No le gustaba la idea de gente bailando en el mismo templo. Pero por otro lado no quería que los novios no tuvieran su fiesta.

Y pensaba y pensaba…Tanto pensaba que el novio le dijo: “Pero Padre, no es tan grave. ¿Acaso Jesús mismo no participó de las bodas de Caná y convirtió el agua en vino? ¿Y acaso no bailaban todos allí”

El cura lo miró, como consternado y le respondió: “Si, si, bailaban. Pero en esa fiesta no estaba el santísimo sacramento”

No quiero entrar en polémicas ni con Natalio ni con los comentaristas de este post. Pero leerlo me hizo recordar mucho a ese cuento.

¿Crítica al sentir de ellos? No, yo mismo alguna vez he estado cerca de esos sentimientos (no se si tanto pero algo). Simplemente un sentimiento de asombro y perplejidad. Ver elucubraciones tan rebuscadas sobre si comulgar con la mano, la boca, de rodillas, elegir no comulgar sino me lo dan en la boca, me llevan a pensar que tanta sacralidad, para mi, aleja de lo real.

Que si se caen partículas, que si me quedan pedacitos en la mano. Me siento tan lejos, pero tan lejos de esos planteos.

No digo que las formas no sean importantes. Lo son. Pero hasta ahí. Nadie habla de cosas raras, pero creo que de rodillas, parado, en la mano, en la boca: pues es lo mismo! Lo que importa verdaderamente es como estoy adentro. Sólo ver si estoy abierto a recibir una vez mas ese misterio o no.

Si, se me acusará de hacer hiper personal ese momento. Pero yo no creo que sea asi. Y posiblemnte sean críticas de quienes se quedan dando vueltas en estas formalidades que terminan haciendo de la hostia un nuevo becerro de oro y lo alejan de la simpleza, humildad y gratuidad de Jesús.

10 comments

  1. “se me acusará de hacer hiper personal ese momento”

    Creo que eso sería comulgar un pastel de papas en lugar de una hostia. Esos matices de los que hablás son simples preferencias…


  2. Imagina que hace mucho tiempo no visitas a un amigo. Un día tomaste la desición de hacerlo, y con mucha alegria tocaste su puerta. Del otro lado, aombrado por ver a quien tenía en frente, pero feliz, te abrazó y te invitó a pasar. No importó ni cómo estabas vestido, ni si llegaste tarde, o interrumpiste su cena. Bastó con encontrarse y compartir un momento en donde lo importante fue saber cómo estaba cada uno, con alegrias, tristezas, risas, sentimientos, recuerdos y vivencias.
    En mi opinión, cuando recibis a Jesús, se da ese mismo encuentro. No importa si lo recibiste con la mano, en la boca, si te arrodillaste después de hacerlo o te quedaste sentado, lo que importa es que te encontraste con él, y eso es lo que vale…


  3. Adhiero Faty, mientras no lo visites en calzones y dejes escapar un gas delante de su señora…


  4. Rome: Me alegro que hayas escrito este post, me parece mucho más ubicado que el comentario que hiciste en el post de Natalio (que insinuaba que por charlar el tema se estaba dejando de lado lo esencial). Porque hablar, dedicarle tiempo, le podemos dedicar (y le dedicamos) a cualquier cosa. A mí me llama mucho más la atención todo el tiempo que se dedica a hablar de fulbo (y la pasión e importancia que se le pone al asunto). Es decir, ¿qué problema hay en que alguien quiera hablar acerca de la liturgia o de la forma de recibir un sacramento? De hecho, vos acabás de opinar al respecto, diciendo que da igual.

    En fin… Vamos a los bifes:

    1.- Decís que la sacralidad aleja de lo real. Creo que es al revés y al revés: se busca la sacralidad por la conciencia de lo real.

    2.- “…formalidades que terminan haciendo de la hostia un nuevo becerro de oro…” Esto me hace un poco de ruido por lo siguiente, lo del becerro de oro estaba mal porque era un ídolo, pensaban que el becerro era su Dios, pero ¿cómo la hostia podría ser un ídolo, si es Dios mismo, posta-posta-posta?
    Por otra parte, no me convence eso de acusar de idólatras a los que te critiquen. Es medio trucho. De todos modos, esto no es una crítica, así que espero estar a salvo de la condena.

    Saludos


  5. Coincido completamente con vos, Rome. Cuántas veces he pasado este tipo de discusiones con otros… Me quedé pensando en la respuesta que dio el cura acerca de que “en esa fiesta no estaba el Santísimo Sacramento”. ¡Muy gracioso! Estaba el mismísimo Dios hecho hombre y María, ¿o no? Por otro lado, también pienso desde dónde se dicen algunas cosas a veces. Hasta la Palabra que leemos en la Biblia. ¿Por qué están algunos libros y no otros? ¿Qué historia se quiere contar? ¿Qué historia se quiere ocultar? ¿Qué cosas se dicen cuando “no se dice”? Y tantas otras preguntas que me surgen a partir de la Lectura Popular de la Biblia con ojos de mujeres (te lo recomiendo)… A Jesús también lo cuestionaban por sus formas muchas veces. Recuerdo cuando estaba en el secundario y participaba de los Festivales de la Canción Mariana. Con una amiga con la que escribíamos las canciones nos “rateábamos” de las clases para ir a practicar a la capilla del colegio y nos quedábamos todo el día ahí, cantando y tomando mate en el piso. Y esos encuentros me resultaban mucho más cercanos que una misa dominical. Cuánta gente se mata por las formas y después vive su vida cagando a los demás (¿se pueden decir malas palabras?..). Yo respeto las formas de los demás, pero después de tanto tiempo de pelear contra molinos de viento, he decidido tener las mías. Prefiero que se me vaya la vida tratando de cambiar el mundo en el que vivo, que buscando un pedacito de hostia perdida en mi mano… si Jesús volviera a venir, creo que nos comeríamos unas cuantas cagadas a pedos… y con mucha razón…


  6. ” . Cuánta gente se mata por las formas y después vive su vida cagando a los demás ” Ese argumento me parece pelotudísimo y me tiene podrido. Gastado e inutil. Una cosa no tiene nada que ver con la otra.

    ” si Jesús volviera a venir, creo que nos comeríamos unas cuantas cagadas a pedos… y con mucha razón…” Hace mucho que no adhería TANTO a un comentario de alguien. 1000% cierto.

    El resto, me parece tooodo materia opinable.

    En mi religión, los “testigos de orteguita”, no tenemos ese tipo de divergencias, por suerte.


  7. Sr Misterio(so), lamento enormemente que mi argumento le parezca pelotudísimo (o sea, superlativamente pelotudo) y que lo tenga podrido. Muy a su pesar, es lo que observo cada día de mi vida a mis alrededores en alguna u otra circunstancia, y en contadísimas ocasiones, en el ámbito eclesiástico. Si está gastado, debe ser porque sigue siendo observado hasta el presente. Lo de inútil, lo dejo por su cuenta. Y disiento con usted en que una cosa no tenga nada que ver con la otra. Las formas para muchos son una careta mentirosa y ocultadora. ¡Abajo las formas! ¡Arriba los argumentos pelotudísimos! Salú.


  8. Tito:

    Lo de “la liturgia es el dedo que señala la luna, no nos quedemos chupando el dedo”, no es una critica a “charlar del tema y dejar de lado lo esencial”, sino a darle vueltas para mi muy rebuscadas, cayendo en elucubraciones que si creo que alejan de “la luna”.

    Cuando hablo de “tanta sacralidad que aleja de lo real” me refiero a los ejemplos que puse para habalr de “tanta sacralidad”. Lo remito al post.

    Respecto a lo del becerro, es buena su apreciacion. Queria decir otra cosa, pero veo que se lee (y lo compruebo al leer) diferente de lo que quise poner. Me referia a a lejarnos del Dios real y de sus mandatos evangelicos (los pobres en el top one) mientras nos quedamos viendo si se caen las miguitas. Si, las miguitas son Dios, pero si nos quedamos preocupados por las miguitas entonces estamos creyendo en un Dios que no es el Dios que nos exhorta a los mandatos previamente citados.

    Sds,
    Rome


  9. O los curas podrían usar guantes con pervinox, y ya.


  10. Realmente Jesus se encuentra lejos de las formas y las formalidades..y cerca de lo simple…lo sencillo y lo cotidiando..El rito como muestra exterior sin ir acompañado de lo importante, como es la disposicion interior de cada uno, no vale nada..es solo eso..un rito más..
    Todo cobra sentido desde la óptica del amor..y el realizar algunas cosas, ritos si quieren llamarse, como respuestas de amor..el ir a misa x ejemplo..
    Sds



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: