h1

Y al final…. Brasil

22 September, 2009

Rome tiene memoria… Hace unos meses este post generó una tremenda discusión. Si revisan los comentarios, se me acusaba de decir que Brasil (entre otros) sí había condenado el golpe en Honduras. Se hablaba de que Brasil era serio y no caía en las payadas de Argentina.

Me decían cosas como: “Por último Brasil, Chile, Uruguay y EEUU han condenado lo ocurrido (la destitución, no sé si todos hablaron de “golpe de estado”) en base a su propia información, pero han guardado prudencia en la cuestión pues saben del carácter antidemocrático de Zelaya”, o “…condenan la destitución por cuestiones formales -y contra lo que la Corte Suprema de Honduras sostuvo-. Pero no van a caer en la payasada de buscar restituir a un Presidente cuando existe consenso de los otros dos poderes del Estado, el Congreso y la Suprema Corte de la responsabilidad política de ese sujeto y su falta de idoneidad para permanecer en el cargo de Presidente”. 

Mas adelante: “En cuanto a Brasil, reitero que es importante ver a lo que se hace y no lo que se dice. Hasta ahora no he visto mover un dedo a Brasil en este tema, más que palabras” .

Bueno, me pregunto que dirán ahora que Brasil prestó su embajada para el desembarco de Zelaya…

17 comments

  1. Todo la respetable diplomacia del palacio Itamaraty que se vino gestando año tras año se fué al traste.

    Brasil: sos bananero, fuiste…😦


  2. O mais grande do mundo


  3. Hace tiempo que Estados Unidos optó por Brasil para mantener el equilibrio regional. Y Brasil aceptó. No se engañen los izquierdistas ni con lo que Brasil hace ni con Lula. Quieren ser una potencia. Y se manejan como tales: pragmáticos, escurridizos. Son brasileños al 100% y les interesa un rábano lo que no los favorezca. Brasil no es aliada ni de Chavez ni de Zelaya. Es su controladora. Juega con Estados Unidos a ser la que garantiza el orden y la tranquilidad en esta parte de América.Dejando de lado a México que juega en las grandes ligas, el tema es preguntarse quién será para el tío Sam el contrapeso de Brasil. Lo único terrible y triste de todo esto son los muertos hondureños. Realmente es muy estúpido morir por causas tan menores.


  4. El sociologo miguel grosso y su conocimiento profundo de la politica internacional brasileña.


  5. Son especulaciones las de Grosso. Estos son hechos.
    Antes pedian hechos… ahora ya no les sirven?
    Por eeeso especulan!


  6. Petete: no tengo conocimiento profundo de la política brasileña. Simplemente miro y deduzco. Brasil no tiene ideología como no sea ser interlocutor de Estados Unidos para América Latina (excluído México, que es otro mundo). Es una potencia en ciernes (y tiene con qué serlo), de seguir manejándose con los canones en que lo vienen haciendo desde el regreso democrático. Cánones que Lula no rompió ni cuestionó. Argentina está quedando cada vez más lejos de Brasil. Ya nos pasaron, algo impensable hace unos años. Creo que cada día tendrá más peso en el contexto mundial como uno de los grandes emergentes, junto con China y la India. Pero no toca una música distinta a la de Estados Unidos. Por más palabrerío hueco con que llene sus discursos Itamaratí. Por ahora y por mucho tiempo.El amparo a Zelaya era sabido por Estados Unidos y todo lo que haga en el futuro lo será con la anuencia yanqui. Brasil es el reaseguro yanqui contra Chavez y sus amiguitos,pese a que Kirchner quiso venderse él mismo de esa manera frente a Bush. Y le salió el tiro por la culata. Brasil quiere jugar en primera. Están decididos a hacerlo y les importa un pepino “la Patria Grande”, el “sueño de los próceres” y todas esas ocurrencias vacías tan gratas a la demagogia tercermundista. Saben que para llegar necesitan negociar con Estados Unidos. Eso hacen. Y a juzgar por los resultados, lo hacen bien.


  7. siempre del lado de los poderosos, algunos…


  8. Duaca, ¿los K no son poderosos?


  9. estamos hablando de honduras y de eeuu, y la posición de los países latinoamericanos frente a eso


  10. No, estabamos hablando de la adhesión suavizada de Grosso al movimiento golpista que derrocó a Zelaya, golpe que justificó diciendo que los paises posta (brasil, de ejemplo) no condenaban y que ahora que brasil es el principal condenador, parece que está bien (porque lo hizo de la mano de EEUU, claro!). Es decir, siempre del lado de los poderosos. Nunca del lado del pueblo hondureño que eligió un presidente y se lo sacaron, por mas malo que haya sido, no?


  11. No opiné, ni opino, sobre el tema Zelaya. Lo único que me permito sugerir: no hagan una lectura ingenua de la política exterior de Brasil. En Itamaraty no predominan los “punteros” sino los diplomáticos de carrera.

    Cordiales saludos.


  12. PS: de paso, es para alegrarse que Brasil haya logrado reducir la pobreza. En la Argentina “vuelve Carlos”, sólo que ahora se llama Néstor…

    A pesar de que el PBI creció en los últimos 6 años a un promedio del 8% anual, de acuerdo a las mediciones privadas la Argentina tiene hoy niveles de pobreza que superan a los de la “nefasta” década del 90.
    Luego de la hiperinflación de 1989/90, en la década pasada la pobreza se ubicó, en promedio, en el 25%, con un pico del 28,9% en 2000. Ahora, según todas las mediciones privadas, tendría un piso del 30,8% (Consultora Equis) y un techo del 37,5% (Observatorio Social de la UCA). Muy lejos del 13,9% que señala el INDEC.


  13. Sr. Pablo,
    La misma consultora a la que usted hace mención, Equis, midió en el 2002 un índice de pobreza del 60 %. Ese índice, desde el ’94 hasta ese momento, no había hecho otra cosa que subir y desde ese momento hasta ahora no ha hecho otra cosa que bajar. En los últimos tiempos podría decirse que está estancado (ha subido o bajado levemente según a quien quiera creerle).
    ¿ Cree usted que ese 60 % del 2003 no tuvo nada que ver con las políticas aplicadas en los ’90 ?.
    ¿ Y cree usted que la baja a partir de ese momento no tuvo nada que ver con lo hecho por los gobiernos de Kirchner y Cristina ?.
    No está de más recordar que cuando ocurrió ese 60 % no había ninguna crisis económica mundial y que ahora estamos inmersos en una, solo comparable con la de 1930.
    Este solo dato debería bastarle para concluir que Kirchner no es lo mismo que Menem contrariamente a lo que usted sostiene.
    Colocarse en las bandas del espectro ideológico conlleva el riesgo de juzgar a todo lo demás como lo mismo y no poder apreciar las diferencias que, como en este caso, son flagrantes.

    Saludos a todos
    Javier Blanco


  14. Sr. Javier Blanco:

    Le sugiero lea la serie de números completa de la medición de pobreza e indigencia de acuerdo con el Indec, hasta la “intervención” de Moreno. Luego Ud. verá si le cree a la cifras oficiales, a los cálculos que hace el personal de carrera del Indec, desplazado de su puesto por la “intervención”, a las estimaciones privadas o a los organismos provinciales de estadísticas…

    Si descree de las cifras del Indec, verá que la pobreza “cae” y “rebota” durante la gestión Kirchner; y que el rebote se produce con anterioridad al comienzo de la crisis internacional. Hoy alcanza cifras (extraoficiales) superiores a las de la década del 90.

    El argumento de la herencia recibida, si vale para los Kirchner por la década menemista, vale para Menem y el gobierno que lo precedió: la hiperinflación que heredó de Alfonsín dejó una pobreza del 47,8 %.

    Cordiales saludos.


  15. PS: un memenista le dirá que la pobreza llegó en 1996 al pico de 27,9 % por incidencia del “efecto tequila”… Es posible, pero lo que se valora de un gobierno es tiene capacidad de pilotear tormentas o si se niega a reconocerlas, y adultera los informes meteorológicos….


  16. Je, es cierto que esta actitud de Brasil debería dejar sin palabras a los golpistas que en aquel post lejano se disfrazaban de demócratas. Pero el punto es, me parece, que a ese tipo de personas solo les intenta argumentar cuando no tienen la fuerza para imponerse. Si la tuvieran, resolverían cualquier diferencia a puro palo y picana, como de hecho han hecho en el pasado, sin molestarse en desgranar ni medio sofisma. Su incapacidad para hilar argumentos y para basar sus razones en algo más que en un orden natural externo y preestablecido, que es por lo que hoy dan pena, es lo mismo por lo que en otras causaban terror.

    No vale la pena discutir demasiado con ellos, sólo de vez en cuando, como hacés en este post, desnudar sus sofismas, a modo de precuasión contra algún incauto que pudiera creerlos.


  17. léase “…por lo que en otras *epocas* causaban terror…”



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: