h1

Argentina hizo muy bien las cosas

28 August, 2011

Reportaje a Joseph Stiglitz

8 comments

  1. Stiglitz es un amigo de los K, y redituado por el gobierno por decir las estupideces que dice.

    Y calla -como tantos hipocritas- sobre algunos aspectos del “modelo” como el de esta veraz editorial de La Nacion sobre la Primera Ladrona de la Argentina (al igual que su fallecido currupto esposo)…

    Las últimas declaraciones de bienes personales presentadas por algunos de los más altos funcionarios, incluida la Presidenta, vuelven a confirmar que el ejercicio de la función pública en el kirchnerismo coincide con un muy marcado e irritativo enriquecimiento. También, que organismos de control como la AFIP, que suelen ensañarse con pequeños ahorristas que buscan refugio en el dólar, nada hacen ante los abruptos saltos de la riqueza en el oficialismo.

    La presentación ante la Oficina Anticorrupción de las declaraciones juradas de patrimonios e ingresos correspondientes al año pasado muestran, por ejemplo, que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner incrementó su riqueza un 27 por ciento respecto de su declaración de 2009. El año pasado su patrimonio, incluidos los bienes a nombre de Néstor Kirchner, aumentó a 70.494.085 pesos; en 2009 el patrimonio del matrimonio sumaba 55.537.290 pesos.

    Cuando Kirchner llegó al poder, en 2003, la pareja declaró un patrimonio de 6.851.810. Si se lo compara con los 70.494.085 de la declaración correspondiente a 2010, el incremento es de un asombroso 928 por ciento. Aumentó casi diez veces.

    La última declaración de la Presidenta ya no incluye los poco creíbles intereses bancarios del 24 por ciento para los depósitos a plazo fijo en dólares que se encontraban en la de 2009. En la de 2010, esos intereses son del orden del 11 por ciento, y si bien no resultan escandalosos como los anteriores, son muy superiores a los que suelen otorgar los bancos, tanto en la Argentina como fuera del país. La primera mandataria debería explicar con claridad este punto.

    Desde su arribo al poder, en 2003, las declaraciones juradas del matrimonio Kirchner han sido siempre fuente de escándalo, no sólo por los fortísimos incrementos en su riqueza sino también por las contradicciones que surgían al comparar la evolución a lo largo de los años.

    Pero, desgraciadamente para la ciudadanía, y afortunadamente para la Presidenta, la Justicia ha archivado o sobreseído sumarios en los que se la investigaba a ella y a su fallecido esposo por presunto enriquecimiento ilícito. Recordemos el vergonzoso sobreseimiento que otorgó a los Kirchner el juez federal Norberto Oyarbide sin tener en cuenta serias objeciones de los peritos y basándose, en cambio, en las explicaciones del contador de los Kirchner, a quien había recibido a solas en su despacho. A su vez, ese contador habría recibido el auxilio de la AFIP para corregir presuntas inconsistencias conceptuales entre las declaraciones y la verdadera fortuna.

    Ese sobreseimiento se ha convertido en un serio obstáculo para que en el futuro la Justicia analice toda la evolución de los bienes de la familia Kirchner.

    Otro asombroso caso de aumento patrimonial de pura cepa kirchnerista es el de Amado Boudou, ministro de Economía y candidato a vicepresidente. El suyo es del orden del 64 por ciento, al comparar su riqueza del año pasado con la de 2009.

    De esta manera tan gráfica, Boudou y su patrimonio, en el que descuellan sus motocicletas y automóviles, además de un departamento en Puerto Madero, encarnan las bondades del llamado “modelo” oficial mucho más que los resultados de su gestión al frente del Ministerio de Economía.

    La oscura Secretaría de Inteligencia (ex SIDE) es otro sitio proclive a la multiplicación de bienes de altos funcionarios. Días atrás nos referimos al caso de su titular, Héctor Icazuriaga, quien en los escasos doce meses que van de 2009 a 2010 vio trepar su riqueza en un millón de pesos: un 164 por ciento.

    A su segundo, Francisco Larcher, subsecretario de Inteligencia, las tareas de espionaje no le han impedido velar por su patrimonio, pues los 479.437 pesos con que contaba en 2003 se habían convertido en 5.277.546 en 2010. El aumento respecto de 2009 fue de 400.000 pesos.

    Por último, Diego Bossio, titular de la Anses, acusó un incremento patrimonial del 144 por ciento en un año y medio. En 2010 tenía 1.068.621 pesos, de los cuales 608.843 corresponden a un departamento de 202 metros cuadrados que compró en la Recoleta hace un año. Bossio tuvo, al parecer, mucha suerte, pues habría pagado alrededor de 750 dólares el metro cuadrado, cuando en agosto del año pasado el metro cuadrado de un departamento nuevo en Recoleta costaba entre 2500 y 4000 dólares.

    No caben dudas de la buena suerte de estos funcionarios, o sus buenas dotes para la administración. Pero como algunas de estas declaraciones también merecerían una investigación judicial, que seguramente terminaría en un rápido sobreseimiento como el del matrimonio Kirchner por el juez Norberto Oyarbide, la presentación de estas declaraciones ante la Oficina Anticorrupción, obligatoria por ley, se va convirtiendo en una suerte de exhibición mecánica de riquezas.

    Tratándose de un gobierno que se precia de ser popular, combatir la pobreza y promover la inclusión social, sería bueno que compartiera con el resto de la población la fórmula de la multiplicación de la riqueza que subyace en estos sorprendentes y exitosos casos. Así, no sería necesario que el Indec siguiera falsificando los índices de inflación para disminuir, también ficticia y perversamente, los de la pobreza..


  2. No deberia responder porque es basico, pero:
    Stiglitz hace un analisis de las medidas economicas, nada mas que eso.
    Si cada uno que opina a favor es “amigo” y cada uno que opina en contra es “objetivo” me parece que las anteojeras esta del lado del que escribe el comentario.


  3. Stiglitz cuenta con la ventaja indiscutible sobre sus colegas “nobeles” de una realidad, medible en indicadores, que le dan la razón. Mientras tanto la ortodoxia económica liberal repite recetas que solo profundizan las crisis en un ejercicio de negación más digno del análisis psicológico que de la ciencia económica. A esta altura, el único interrogante a dilucidar es si esta insistencia tiene su motivación en la simple impericia o en la preservación de intereses sectoriales que seguramente les serán bien redituables.

    Stiglitz llama bien la atención sobre la mudanza que debe hacerse del modelo agroexportador al industrial. Estos cambios requieren de grandes inversiones muchas de las cuales el estado ya está haciendo desarrollando infraestructura en todo el país (carreteras, comunicaciones, servicios) y de paso lograr que las industrias no se asienten únicamente en las afueras de las grandes ciudades.

    Esas inversiones, de todas maneras, deben continuar e incrementarse y del único lugar que saldrán los recursos necesarios es de los que más tienen. Stigitz marca quienes deberían pagar la crisis de los países centrales, textualmente “en Estados Unidos se pueden cobrar impuestos al uno por ciento más rico que concentra el 25 por ciento del ingreso, y gastar el dinero en inversiones que aseguren mayor crecimiento”. En nuestro caso esa recaudación será la que pagará la industrialización y diversificación de nuestra economía.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco


  4. Stiglitz y Krugman son una falla del sistema🙂


  5. Stiglitz y Krugman en realidad cobran un sueldo con la plata de la Anses, si se fijan bien Krugman incluso no es economista sino que vendía quiniela para Rudy Ulloa.


  6. Y si, es duro rebatir los argumentos de Stiglitz.

    Ya que hablamos de él, reconozco que alguna salida medio tribunera tuvo y que nadie está obligado a aceptar lo que dice por ser premio Nobel.

    Pero, aún así, que alguien obligue a pensar un poco “afuera del manual” siempre hace bien.


  7. Sr. CP,
    Lo interesante de la cuestión es que la mayoría de los nobels no opinan como Stiglitz. Esto afianza lo que usted dice sobre “nadie esta obligado a aceptar lo que dice por ser premio Nobel” y queda en claro que el debate esta completamente abierto y podemos opinar de una manera u otra y habrá, cuando menos, cierta teoria económica que nos servirá como soporte del cual aferrarnos.

    Saludos a todos.
    Javier Blanco


  8. Totalmente de acuerdo. Y Stiglitz-Krugman es buena economía, con mucho sentido común, mucho rigor y todos los “filtros” que exige la profesión (la matemática por ejemplo).

    Lo que me impresiona es como, a pesar de ser heterodoxos, lograron el premio. Hasta que uno no se acerca a ciertos medios, no tiene cabal conciencia de lo cerrados que son al que piensa distinto. Yo creo que los ayudó tener buenos contactos en el partido demócrata. De otro modo no me lo explico.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: